Claves de Khan para vencer 32d68

Si yo fuera el inglés Amir Khan y tuviera que enfrentar al mexicano ´Canelo” Alvarez buscaría por todos los medios aislarme del mundo exterior. Ni radio, ni televisión, tampoco periódicos o redes sociales. ¿Por qué? Sencillo: podría caer en depresión y perdería mi autoestima al percatarme que no hay una sola persona fuera de mi entorno que me otorgue posibilidades de vencer al pelirrojo mexicano.

Pero ya ubicado en la mente del púgil inglés, en cierta medida me estimularía que me consideren “carne de cañón” cuando suba al encordado el 7 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde tendré la oportunidad de conquistar la corona mediana del Consejo Mundial (CMB), en poder de mi rival desde noviembre pasado, cuando venció por vía judicial al puertorriqueño Miguel Cotto.

Ciertamente, nunca he combatido por encima  de las 147 libras y en este debut lo haré ante un peleador de gran corpulencia física y pegada, que seguramente llegará el día del duelo bien preparado y con un peso superior a las 170 libras.

Sin excesivo optimismo, estoy convencido que daré un mazazo en el rostro a los apostadores y a los que se inclinan por “Canelo”, porque mi preparación ha sido de alto nivel, estoy en un momento de forma superior a cualquier etapa previa y tengo atributos boxísticos que me conducirán al triunfo.

He ido ajustando con mi entrenador Virgil Hunter un plan táctico de pelea que debe limitar la fortaleza de los puños de “Canelo”, así como los aspectos generales que el mexicano pueda exhibir para el enfrentamiento.

Como es conocido, “Canelo” carece de movimientos y apoyándome en esa deficiencia, utilizaré mi rapidez de manos y piernas para marcar golpes con ambas manos y retirarme de la zona peligrosa, que sin dudas será la corta distancia, donde él tendrá las mayores posibilidades de hacerme daño.

Hunter y yo hemos analizado en profundidad las peleas del “Canelo” frente a Floyd Mayweather Jr. y ante el zurdo cubano Erislandy Lara, en las que se aprecia que el estilo elusivo le hace mucho daño. Movilidad constante para contrarrestar su poderío es la fórmula del triunfo.

“MoneyMan” Mayweather le dio a “Canelo” una clase de boxeo en septiembre de 2013, aunque uno de los oficiales cometió el gravísimo error de dar empate a 114, en una pelea de total dominio del norteño a lo largo de los 12 asaltos.

También “Canelo” quedó a deber ante la rapidez de Lara, pero dos de los jueces le otorgaron el voto favorable, en tanto el otro se inclinó por el caribeño, que reside en Houston, Texas. Además de la velocidad, la rapidez y mantenerme a la distancia, hemos preparado algunos planes alternativos por si falla la estrategia principal en el transcurso del combate.

Debo ser honesto y confesar que en principio a Hunter no le agradaba la idea de que yo enfrentara a “Canelo”, pero después cambió de opinión al analizar que agregué mucho tonelaje a mi cuerpo para el pleito ante Christopher Algieri, a quien derroté unánime en mayo del pasado año, en Houston, donde disputamos el cinturón súper welter del Consejo Mundial (CMB).

Hunter, quien vive y tiene su gimnasio en Estados Unidos, quedó sorprendido con mi peso cuando nos reunimos para iniciar la preparación para el choque contra Algieri, pues había enviado un preparador físico a Inglaterra y a pesar de las exigencias diarias del entrenamiento durante ocho semanas, llegué con más de 165 libras.

Estoy seguro que a mis 29 años poseo mayor madurez competitiva y he enfrentado a rivales con características similares a las de “Canelo”, trayectoria que me permitirá conseguir el objetivo de destronarlo el 7 de mayo, una fecha que jamás olvidaré y tampoco los expertos y seguidores de mi rival.

Comenta sobre este articulo