Canelo Alvarez habla conferencia 8920b

“Güero” es para los mexicanos todo aquel que tenga un color de piel y cabello diferente de la típica tonalidad trigueña que ostenta la mayoría de los habitantes de esa llamada nación azteca.  Y que un “güero” se convierta en un símbolo de esa raza, es una realidad que palpamos en el día a día del boxeo contemporáneo.

Se llama Santos Saúl Álvarez Barragán, pero para todos en el mundo del pugilismo rentado es simplemente Saúl “Canelo” Álvarez, vigente campeón del mundo de peso mediano reconocido por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que defenderá esa condición el 7 de mayo de 2016 ante el británico Amir Khan (31-3-0), en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, Nevada.

Pero la corona más importante de “Canelo” en la actualidad, es la de ser, tal vez, el más carismático boxeador del planeta, convertido en un imán de taquilla que lo sitúa como el líder en opciones para el Pago por Evento (Pay per View, en inglés), tras el retiro del inigualable estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Mucho ha pesado en ese encumbramiento mediático y taquillero la anatomía atípica de Saúl “Canelo” Álvarez:  Pelirrojo, pecoso, con una estatura por encima de la media de su país, y una complexión musculosa que más recuerda a un guerrero vikingo, que al habitual “chaparrito” mexicano de piel avinagrada y lacia cabellera de color negro azabache.

Esos atributos genéticos, y una indudable cuota de talento boxístico, le convirtieron en una suerte de “diamante en bruto” que la mercadotecnia fue moldeando, hasta convertir a “Canelo” Álvarez en el fenómeno de masas que es hoy en día.

Tiene el don de desatar pasiones encontradas: mientras muchos lo aman hasta el delirio, sobre todo las mujeres, otros le odian y le desean la peor de las suertes sobre el cuadrilátero, los mismos sentimientos que convirtieron al ya mencionado Mayweather Jr. en el deportista mejor pagado en toda la historia del boxeo profesional.

Récord: 46-1-1, 32 KO’s

Estilo: Ortodoxo

Guardia: derecha

Estatura: 5 pies 9 pulgadas (1.75 metros)

DETALLES BIOGRÁFICOS

Santos Saúl Álvarez Barragán, nació el 18 de julio de 1990, en Guadalajara, México.

Es hijo de Ana María Barragán Fernández y Santos Álvarez Barragán. Tiene seis hermanos (Rigoberto, Daniel Geovany, José Ricardo, Gonzalo, Víctor Alfonso y Juan Ramón), y una hermana (Ana Elda).

Se inició en los trajines de este deporte por influencia de su hermano Rigoberto “El Español” Álvarez, quien tras dos reveses consecutivos, se retiró en 2011.

Según Rigoberto, cuando “Canelo” tenía 12 años le puso los guantes y percibió su talento.

Recuerda “El Español” haberle dicho a su hermano menor: “ Va a llegar un momento en el que yo ya no te voy a poder enseñar más y tendré que llevarte con alguien para que crezcas, y se lo presenté a José Reynoso y desde entonces está con él”.

Precisamente el apodo de “Canelo” se lo puso su actual mánager y coentrenador  José “Chepo” Reynoso, quien comenzó a decirle “Canelito”. José y su hijo Eduardo (Eddy), son los encargados del adiestramiento del vigente campeón del mundo de las 160 libras, versión CMB.

“Chepo” Reynoso atribuye el fenómeno mediático que se ha creado en torno a “Canelo” más que a su calidad boxística, que ha crecido con el paso del tiempo y pelea tras pelea, a que es “muy especial y a su personalidad extraña. Lo ves una vez y su rostro no se te olvida, por sus pecas y pelo rojo”.

LA VIGENTE CORONA DEL PESO MEDIANO

“Canelo” Álvarez es el vigente campeón de las 160 libras reconocido por el CMB.  Se apoderó de esa corona vacante, el 21 de noviembre de 2015, al derrotar por unanimidad al puertorriqueño Miguel Cotto, en el Mandalay Bay Hotel y Casino, de Las Vegas, Nevada.

Cotto había sido despojado del cetro al negarse a pagar una cuota financiera exigida por el CMB, y el duelo que deparó a “Canelo” el reinado de peso medio conferido por ese organismo fue concertado en un catchweight (peso convenido) de 155 libras.

Esta modalidad del peso convenido es el arma que utilizan los manejadores de “Canelo”, quienes han sido cautelosos para concertar un duelo con el invicto kazajo Gennady Golovkin, con el objetivo de unificar todas las fajas mundiales reconocidas en el peso mediano.

En tal sentido, sugieren precisamente una frontera de 155 libras para materializar el duelo, muy esperado por los fanáticos de todo el mundo.

Quienes rigen los destinos de Golovkin en el pugilismo de paga han rechazado esa exigencia, y argumentan que el peso medio es de 160 libras, “ni una libra menos, ni una libra más”.

EL SALVADOR DE GOLDEN BOY PROMOTIONS

Saúl “Canelo” Álvarez es considerado el talismán sagrado de Golden Boy, la promotora que preside el empresario y laureado ex boxeador estadounidense de raíces mexicanas Oscar de la Hoya.

De la Hoya no ha tenido reparos a la hora de reconocer los méritos de “Canelo” como “salvador” de la influyente compañía, que hoy está aliada con la que fuera su acérrima rival, Top Rank, liderada por habilidoso hombre de negocios estadounidense Bob Arum.

“Alrededor de “Canelo” recompusimos nuestra empresa, que perdió mucha influencia en tiempos en que yo estaba recuperándome de mi adicción a las drogas”, ha dicho De la Hoya.

“Él (“Canelo”) nos permitió salir de la crisis, con su carisma, y con su talento.  Es el Galán, nuestra más preciada joya, que incluso nos permitió negociar una alianza con un poderoso competidor como Top Rank, y eso nos mantiene en la cima de este complejo negocio del boxeo”, ha concluido el famoso ex pugilista.

Comenta sobre este articulo