A dos años del fracaso de “Maravilla” Martínez -Hace dos años, el 7 de junio de 2014, el puertorriqueño Miguel Cotto le propinó una sorpresiva paliza al entonces campeón mundial mediano Sergio Martínez, quien afectado por lesiones del pasado -y los golpes del boricua- no salió a combatir en el décimo asalto, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York.

Realmente no era tan inesperado el resultado, pues “Maravilla” Martínez no se había recuperado totalmente de traumas previos, que le obstaculizaron entrenarse a profundidad e incluso le impidieron trotar en los días previos al trascendental enfrentamiento, lo que puso en duda si el pleito podría disfrutarse.

Pero la fanaticada boricua de la Gran Manzana disfrutó hasta el delirio desde el mismo asalto inicial, cuando “Junito” Cotto propinó un poderoso gancho de izquierda al argentino, que lo hizo caer y obligó a la cuenta protectora del árbitro actuante.

Subsiguiente andanadas de golpes del caribeño propició otras dos asistencias del tercer hombre del ring, en lo que parecía un fin anticipado, que no llegó, pero dejó claro, sin la más mínima duda, quién sería el ganador de esa histórica fecha, que se inscribe como el día final de la carrera de “Maravilla” Martínez.

Como un verdadero guerrero, Martínez continuó combatiendo, más por coraje que por posibilidades físicas y sin respuesta a los incesantes ataques del boricua, que nuevamente lo derribó en el noveno capítulo.

Demacrado por los impactos y con dificultades incluso para mantenerse en pie, los preparadores de Martínez decidieron, con buen tino, no permitirle que saliera de su esquina en el décimo asalto. Entonces el árbitro canadiense Michael Griffin decretó el triunfo de Cotto por abandono (RTD).

En las semanas y meses posteriores, Martínez evaluó la posibilidad de continuar en el boxeo, pero el 14 de junio de 2015, un año y siete días después del fracaso ante Cotto, el nacido en Quilmes, Buenos Aires y con residencia en Madrid, la capital española, aceptó lo que era inevitable: colgar los guantes definitivamente.

“Estoy oficialmente retirado”, escribió Martínez en su cuenta de Twitter al dar a conocer su decisión y mientras se encontraba en la sede del Salón de la Fama, en Canastota, Nueva York. “Gracias a todos. Aquí termina una etapa de mi vida”.

Con posterioridad, se supo que Martínez durante el duelo con Cotto nuevamente se había lesionado la rodilla derecha lastimada, un cuadro que los médicos evaluaron para una posible intervención quirúrgica.

Sin mejoría notable, con 40 años y limitaciones físicas por las lesiones, Martinez tuvo que rendirse al paso del tiempo y dejar la disciplina a la que dedicó 18 años de duro batallar frente a rivales y adversidades cotidianas.

TRAYECTORIA DEPORTIVA

Nacido el 21 de febrero de 1975, Martínez conquistó el título mundial interino superwelter del Consejo Mundial (CMB) al derrotar por nocaut técnico en el  octavo asalto al africano Alex “El Técnico” Bunema – clasificado en primer lugar de la división- el 4 de octubre de 2008, en Temecula, California.

Siete meses después, en mayo de 2009, el CMB decide coronar a Martínez como campeón regular  super welter debido a la falta de actividad de Vernon Forrest, entonces titular. Pero  el enfrentamiento entre ambos nunca llegó a realizarse tras el asesinato a tiros del americano el 25 de julio en Atlanta. El impacto de la muerte de Forrest golpeó a toda la comunidad boxística, y especialmente a Martínez.

REVES ANTE PAUL WILLIAMS

El 5 de diciembre de 2009 en el Boardwalk Hall de Atlantic City, “Maravilla” decidió enfrentarse al temido Paul Williams, uno de los boxeadores más evitados del momento y campeón mundial del peso welter. El combate, sin título en juego, acabó siendo una batalla de 12 asaltos, considerada por muchos expertos como la mejor del año. La decisión mayoritaria favorable a Williams provocó el segundo revés de Martínez, tras más de nueve años invicto.

SEGUNDA CORONA MUNDIAL Y DESQUITE ANTE WILLIAMS

No obstante, la gran oportunidad llegó para el argentino el 17 de abril de 2010 en el mismo escenario que en su anterior combate. El rival fue el dueño de la corona de peso medio Kelly Pavlik. Avisado con tan solo cinco semanas de antelación para sustituir a un lesionado Paul Williams, “Maravilla” dio la sorpresa y, tras una autentica exhibición de boxeo, derrotó al estadounidense, proclamándose monarca mundial de dos pesos y el mejor del mundo en las 160 libras.

Pero su irrupción definitiva dentro de los mejores del planeta ocurre cuando en la primera defensa de su nuevo cinturón noquea de manera espectacular en la revancha, a su anterior verdugo Paul Williams. En tan solo dos asaltos, y con un poderoso izquierdazo. Martínez finaliza 2010 considerado como el mejor boxeador del año y el número tres en la clasificación del libra por libra, solo por debajo de Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr.

CONTRA SERGIY DZINZIRUJ Y DARREN BARKER

A inicios de 2001, Sergio Martínez debía chocar contra Sebastian Zbik, señalado como retador obligatorio. Pero la cadena televisiva HBO no quería a ese rival en la pantalla, así que el CMB y Martínez cedieron y finalmente el rival fue Sergiy Dzinziruk. Sorpresivamente el CMB despojó al argentino de la corona e inventó otro reconocimiento: el cinturón diamante para el ganador del Martínez-Dzinziruk

En otra movida sospechosa, como las que usualmente ocurren en el boxeo, el título lo alcanzó el mexicano Julio César Chávez Jr. tras imponerse a Sebastian Zbik, los dos aspirantes al cetro vacante que dejó el sudamericano.

Después de innumerables presiones, el CMB prácticamente se vio obligado a aceptar el pleito entre “El Junior” Chávez y Sergio Martínez, que se disputó el 15 de septiembre de 2012, en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas y donde “Maravilla” reconquistó la faja por fallo unánime, aunque fue a la lona en el duodécimo asalto.

Martínez en su siguiente pleito, doblegó por votación absoluta de los jueces al británico Martin Murray, en Buenos Aires, Argentina, el 27 de abril de 2013, cuando el argentino hizo la primera exposición del título que había obtenido ante el Hijo de la Leyenda del boxeo mexicano.

REVESES

Además de Cotto, que lo doblegó en la segunda defensa del CMB, solo otros dos púgiles pudieron salir con el brazo en alto ante Martínez. El primero que superó al sudamericano fue el mexicano Antonio “El Tornado de Tijuana” Margarito, quien lo anestesió en el 19 de febrero de 2000, en el hotel y casino Mandalay Bay, de Las Vegas.

Nueve años después y tras una racha de 30 pleitos sin conocer el fracaso, “Maravilla” Martínez cedió por fallo mayoritario ante Paul Williams, el 5 de diciembre, en Atlantic City, Nueva Jersey.