Boxeo cubano de luto por la muerte del pegador Ángel Espinosa -Miami.- El boxeo cubano está de luto, en su pelea por la vida cayó este miércoles Ángel Espinosa Capó, uno de los púgiles más temidos y considerado en su momento el número uno libra por libra del mundo entre los aficionados. Su deceso, según lo reporta el colega Jorge Ebro, se produjo en esta ciudad debido a causas aún por determinar.

Su cuerpo fue encontrado sobre las 3 de la tarde del miércoles en el gimnasio de Miami Garden donde solía impartir sus conocimientos. Vale la pena consignar que Espinosa -de 50 años de edad- padecía de una fuerte migraña, de presión alta y de un grado de ceguera que requería operación, además de un fuerte cuadro de asma, al punto de que al encontrarlo muerto, una máscara de aerosol le cubría el rostro.

Si recuerda la época dorada del boxeo aficionado cubano, el nombre de Espinosa sin duda le es familiar. Fue seis veces campeón de Cuba en tres divisiones -71, 75 y 81 kilos, campeón Mundial en Reno 1986, ganó la Copa del Mundo Belgrado 1987 y el Match Mundial de Retadores de 1988, y jamás perdió en los cuatro topes bilaterales Cuba–Estados Unidos en los que participó.

En Reno se hizo amigo del legendario Ray Sugar Leonard, quien iba a verlo entrenar todos los días y se maravillaba de su físico, según el reporte de “El Nuevo Herald”.

Nacido en Holguin el 2 de octubre de 1966, venció en tres oportunidades al alemán Henry Maske, posteriormente un rey profesional y era claro favorito para ganar medallas doradas en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 y Seúl 1988, pero la posición política de la isla a favor del llamado campo socialista primero y Corea del Norte después, troncharon el impacto internacional de toda una generación de deportistas.

Espinosa se estableció en Miami en el 2010 e intentaba ocupar un espacio como entrenador. Contaba con una demoledora pegada con las dos manos y su partida hace que resurja la duda de qué habría sucedido con su carrera de haber intentado el salto al boxeo profesional.

Boxeo cubano de luto por la muerte del pegador Ángel Espinosa