Valdez a reafirmarse y Marriaga por la sorpresa en California -Bogotá.- El colombiano Miguel “El Escorpión” Marriaga y su equipo de trabajo ya están en suelo estadounidense para el duelo de este sábado ante el mexicano Óscar Valdez por la corona de peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (WBO) en poder del azteca.

En declaraciones a la prensa, el púgil sudamericano dejó claras sus intenciones: “Buscando historia como todos los boxeadores que tienen ilusiones, yo tengo una y es ser campeón del mundo, esperemos que todas las cosas se nos den para ser campeones del mundo, pensamos en grande y por eso pensamos como campeón”.

Oscar Valdez “es un boxeador experimentado, aguerrido, yo creo que va a ganar quien haga mejor las cosas, estoy preparado para ganar, hemos hecho un buen trabajo para salir vencedor en esta pelea”, apuntó a pocos días de la reyerta en el StubHub de Carson, California.

Por eso ha hecho una preparación completa en todos los sentidos, “para cualquier ritmo de pelea vamos a estar preparado yo vengo de estar mes y medio aquí en México, una parte donde uno se prepara muy bien por los sparrings, por la altura, por todo, tenemos todo a nuestro favor y creo que nos va a ayudar en la pelea”.

El Presidente de Top Rank, Bob Arum, es uno de los más optimistas al asegurar que la pelea entre Óscar Valdez y Miguel Marriaga por el título pluma de la OMB “puede ser la pelea del año”.

“Marriaga es uno de los más fuertes y uno de los que más pegada tiene en el peso, por eso tiene 21 nocauts. Créanme, va a ser una de las peleas más grandes del año”, comentó.

Será la segunda prueba mundialista de Miguel Marriaga, quien perdió contra el jamaiquino Nicholas Walters en 2015 luchando por el cetro Súper Mundial de la AMB, la que ha significado la única derrota del crédito nacional contra 25 victorias de su carrera profesional.

Por su parte, el mexicano Valdez hará la segunda exposición de su correa que ganó en julio pasado ante el argentino Matías Adrián Rueda.

“No tengo día libre, hay que trabajar duro para ser campeón del mundo. Mi sueño no es ser campeón mundial, sino ser un campeón grande como Julio César Chávez, Erik Morales o Juan Manuel Márquez, que cuando mencionen a los boxeadores grandes de México esté en la lista. Es un camino muy largo porque igualar lo que ellos hicieron en el boxeo va a ser difícil, porque son unas leyendas y han tenido unas guerras, pero no es imposible. Ese es mi sueño y ojalá algún día pueda lograrlo”.

Si Marriaga pega fuerte, Valdez no se queda atrás con 19 de sus 21 victorias firmadas por la vía del cloroformo. Duelo entre pegadores ¿Quién es su favorito?

Valdez a reafirmarse y Marriaga por la sorpresa en California