Yuriorkis Gamboa obligado a aprovechar el último tramo de su carrera -Con el Dios Cronos pisándole los talones, el cubano Yuriorkis Gamboa, ahora con 35 años, está obligado a aprovechar el tramo final de su carrera, después de una larga lista de incidentes personales y escabrosas disputas con promotores y directivos dentro del mundo del boxeo, que echaron por tierra lo que pudo ser una deslumbrante trayectoria en el Arte de Fistiana.

Conocido como “El Ciclón de Guantánamo” (26-1-0, 17 KOs) en los corrillos del deporte de los puños, Gamboa enfrentará al mexicano Robinson Castellano (23-12-0, 13 KOs), el viernes 5 de mayo, en el hotel y casino Cosmopolitan, de Las Vegas, donde chocarán a 10 asaltos en la división ligera.

Será la segunda pelea de Gamboa bajo la tutela de Golden Boy Promotions, que le extendió contrato este mismo año y ahora le ofrece rápida oportunidad, tras derrotar unánime al nicaragüense René Alvarado, el 11 de marzo, en el Turning Stone de Verona, Nueva York.

Ese pleito deshizo el óxido de Gamboa, quien no tenía acción competitiva desde que se impuso 15 meses antes, también por vía judicial, al estadounidense Hylon Williams, en la misma instalación que sirvió de sede al compromiso frente a Alvarado.

Aunque en su última pelea Gamboa mostró neta superioridad versus el nicaragüense, sufrió una caída en el décimo asalto, lo que no impidió que los tres jueces le otorgaran la victoria, dos con boletas de 97-92 y el otro por 97-93.

La fuerte pegada del nacido en la oriental provincia de Guantánamo lo convirtió en un niño mimado de la televisión y los promotores desde su debut en las filas rentadas en 2007, tras abandonar junto a Yan Barthelemy y Odlanier Solís, el plantel nacional, durante una estancia en Venezuela a fines del año anterior.

“Mi objetivo es ganar otro título del mundo y sé que Golden Boy Promotions es el lugar ideal para ir por esa meta”, dijo Gamboa al referirse a su próxima pelea y al vínculo con la compañía perteneciente al mexicano-estadounidense Oscar De La Hoya.

Monarca olímpico en Atenas-2004, en 51 kilogramos, Gamboa conquistó el cinturón pluma de la Asociación Mundial (AMB), al noquear en el cuarto asalto a Whyber García, el 10 de octubre de 2009, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York.

Once meses después, añadió el título vacante de la Federación Internacional (FIB), mediante triunfo unánime ante el mexicano Orlando “Siri” Salido, en violento pleito en el el Palms Casino y Resort, de Las Vegas. El azteca derribó al cubano en el octavo, pero éste le devolvió la dosis par de veces en el asalto de despedida (12).

El único fracaso profesional de Gamboa se lo infligió el estadounidense Terence “El Cazador” Crawford, quien lo anestesió en solo cinco asaltos, el 28 de junio de 2014, en el Century Link Center, de Omaha, Nebraska, donde también el caribeño besó la lona en el 5to, 8vo y par de veces en el noveno. La victoria, le permitió a “Bud” Crawford retener la faja de las 135 libras, correspondiente a la Organización Mundial (OMB).

“Robin Hood” Castellanos, de 34 años, posee fortaleza en sus puños, pero su gran debilidad es la asimilación, lo que pone en tela de juicio que resista los embates del meteoro isleño, de terrífica potencia como reconocieron Salido e incluso Crawford, quienes confesaron que Gamboa es el púgil que más fuerte les ha pegado.

“Cuando se encuentra en su mejor forma, hay muy pocos mejores que Gamboa en 126, 130 ó 135 libras”, resaltó De La Hoya en un comunicado. “Vamos a colocarlo contra rivales de calidad lo antes posible, y luego trabajaremos con él para comenzar la búsqueda de un campeonato mundial”.