Barthelemy va contra Relihj pero piensa en título de Julius Indongo -Al cubano Rancés Barthelemy, doble ex monarca mundial, le resulta indiferente que valoren como un error enfocarse en un futuro lejano e incierto, cuando tiene un inmediato compromiso el 20 de mayo ante el belarús Kiryl Relihj, un fuerte pegador que puede echar por tierra sus sueños de convertirse en el primer peleador nacido en el archipiélago caribeño con tres coronas en divisiones diferentes.

El duelo entre “El Chico Explosivo” Barthelemy, segundo de la clasificación, y “Mad Bee” Kiryl Relihj, ubicado en el primer peldaño, es eliminatorio y el ganador se convierte en retador obligatorio del namibio Julius “La Máquina Azul” Indongo, dueño de la faja de la FIB y también la de la Asociación Mundial (AMB), en las 140 libras.

“Estoy muy feliz, porque en mi primera pelea en el peso súperligero ya voy por una eliminatoria”, expresó Barthelemy al diario El Nuevo Herald, vía teléfonica desde Las Vegas, donde ha establecido residencia temporal y se entrena bajo las órdenes de su compatriota Ismael Salas, también responsable de la preparación de Leduán, hermano de Rancés.

Barthelemy explicó que debía hacer grandes sacrificios para cumplir con el peso en las 135 libras y de ahí su decisión de escalar a la categoría inmediata superior, en la que espera sumar su tercer reinado en el pugilismo de paga.

“Rezo todos los días y sueño con ese título, que me va a llenar de mucha alegría”, dijo Barthelemy al diario HOY de Las Vegas, donde entrena y reside. “Esta división (140 libras) me viene como anillo al dedo, pues sufrí mucho para dar los ligero (135), el cuerpo me dio señales de que era hora de dejar esa categoría”.

En junio pasado, “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs) retuvo la faja ligera, al vencer por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Hollywood, Florida, donde ambos disputaron un feroz combate de muchos intercambios y el retador derribó en el segundo asalto al cubano.

“Cuando gané la primera faja no sentí algo trascendental, luego llegó la segunda y me sentí contento, pero dije esto no termina aquí, tengo que seguir por más”, precisó Barthelemy.

Al referirse a la posibilidad de superar al hoy integrante de su equipo de trabajo Joel “Cepillo” Casamayor, quien se adueñó de los títulos mundiales en 130 y 135 libras, Barthelemy reconoció que “tengo una ilusión muy grande, porque ese reconocimiento no sería solo para mí sino para toda Cuba”.

Relihj, que ha realizado buena parte de su carrera profesional en la ciudad inglesa de Manchester, viene de un fracaso ante el británico Ricky “Rickster” Burns, el 7 de octubre del pasado año, en Glasgow, Escocia, donde el local exponía la corona súperligera de la AMB.

Seis meses más tarde, Burns perdió unánime ante el zurdo Indongo (23-0-0, 11 KOs), en pleito de unificacíon, pues el escocés poseía el cetro de la AMB e Indongo los correspondientes a la FIB y el menos reconocido de la Organización Internacional (OIB).

Barthelemy va contra Relihj pero piensa en título de Julius Indongo