Noche de emociones en homenaje de UperBox a los clásicos del boxeo argentino -BUENOS AIRES, Argentina.- Hace ya varios años que la fiesta anual de la UperBox (Unión de Periodistas de Boxeo de Argentina), con su correspondiente entrega de los premios “Firpo”, dejó de ser una fiesta cualquiera para transformarse en espacio de homenaje a las viejas glorias, de estímulo a las que están subiendo, y de emociones para todos los habitantes de este rincón sudamericano del universo pugilístico.

Y esta ocasión fue quizás la más emotiva de todas. En un evento realizado en el salón Diquint en Villa Devoto, la fiesta tuvo un “lema” que aglutinó a todas las generaciones del boxeo nacional: “Gloria y drama del boxeo argentino”, en consonancia con el significado especial de la fecha de la fiesta (22 de mayo) que quedó grabada en la historia del boxeo mundial.
Nos referimos a ese mismo día del año 1976, en el cual falleciera asesinado el gran Oscar “Ringo” Bonavena en Reno, Nevada, mientras su amigo Víctor Galindez defendía heroicamente su título semipesado ante Richie Kates en Johanesburgo, Sudáfrica, en un combate en el que se bañó de sangre y de gloria.
En honor a esa gesta, se homenajeó también a los protagonistas de los grandes duelos clásicos del pugilismo argentino, la mayoría de los cuales transcurrieron entre las paredes del mítico Luna Park. Gatica-Prada, Bonavena-Peralta, Lausse-Selpa, Saldaño-Yanni, Coggi-Hernández y tantas otras rivalidades fueron desfilando en remembranzas tanto en video como en vibrantes relatos de protagonistas y testigos por igual.

El momento más especial de la noche, sin duda, fue el momento en el que el veterano cronista Ernesto Cherquis Bialo convocó al doctor Roberto Palladino, médico de Galíndez en Sudáfrica, a Darío Galíndez y a Natalio Bonavena (hijos de los campeones) para un relato de una jornada de agonía y éxtasis como solamente ellos podían evocarla desde sus recuerdos personales.

La eterna Marcela Acuña arrasó con los Firpo
En lo referente a la premiación en sí, la noche le perteneció una vez más a la eterna Marcela “La Tigresa” Acuña, portadora de la licencia No. 001 del boxeo femenino argentino y figura señera del pugilismo local, quien se adjudicó el Firpo de Oro a la mejor boxeadora, hombre o mujer, de 2016, además de alzarse con otros dos premios luego de haber anotado un espectacular nocaut ante Yesica Marcos para adjudicarse el título súper gallo de la FIB y así ser la primer pugilista (hombre o mujer) en tener los cuatro cinturones de los principales organismos mundialistas en su haber.

Marcela Acuña junto a Diego Morilla


La lista completa de ganadores es la siguiente:

Mejor púgil – Campo mundial: Marcela Acuña
Mejor púgil – Campo internacional (títulos regionales, peleas internacionales y eliminatorias): Miguel Barrionuevo
Mejor púgil – Campo nacional: Fabián Maidana
Mejor boxeadora femenina: Marcela Acuña
Revelación: Neri Romero
Mejor boxeador amateur-AIBA: Fernando Martínez
Mejor nocaut: Adrián Verón (a Alejandro Ramírez)
Mejor pelea: Héctor Sarmiento vs. Silvio Arano
Hidalguía deportiva: Martín Coggi.

Video del evento por TyC Sports