¿Chocarán Adrien Broner y Mikey García? -La noticia que confirma el duelo entre los estadounidenses Adrien Broner y Mikey García cayó como atractivo canto de sirena en los oídos de los amantes del boxeo, que a diario son estafados literalmente con las ventas del llamado pago por evento (PPV), en combates bien promocionados, pero carentes de justificación en el plano deportivo.

Para muestra un botón: hace pocos días Saúl “Canelo” Alvarez derrotó fácilmente al también mexicano Julio César “El Junior” Chávez Jr., pelea que se convirtió en fiasco y atraco a los bolsillos de los fanáticos por la falta de agresividad del perdedor.

En contraposición, la reyerta entre “El Problema” Broner (33-2-0, 24 KOs) y el imbatido Mikey García (36-0-0, 30 KOs), prevista el 29 de julio en escenario por definir, promete grandes emociones, pues se trata de dos púgiles que han sido monarcas en varias divisiones y poseen facultades que permiten vaticinar un pleito de altísimo nivel cualitativo.

Broner, de 27 años y oriundo de Cincinnati, Ohio –cumplirá 28 un día después de la pelea- ha ostentado coronas en 130, 135, 140 y 147 libras, en tanto García, de 29 y nacido en Ventura, California, ha reinado en 126, 130 y 135 libras.

Resuelto el acuerdo contractual, surge una interrogante: el peso. Porque Broner se impuso por fallo dividido en diez asaltos al también norteño Adrián “El Tigre” Granados, compitiendo ambos en 147 libras (welter), mientras García anestesió en el tercero al montenegrino Dejan “Dinamita” Zlaticanin, en un compromiso que el estadounidense arrebató al europeo la faja ligera (135) del Consejo Mundial (CMB).

Con el pasar de las horas y tras la euforia inicial, el propio Mikey García ha reiterado que no está dispuesto a ceder a Broner ni una onza por encima de las 140 libras (súper ligero), un aparente reto para su controversial oponente,

Los hechos confirman que Broner tendrá que realizar un esfuerzo supremo para cumplir el límite de la categoría. En su defensa del título de las 140 libras, en abril del pasado año frente al inglés Ashley “El Tesoro” Theophane, Broner perdió la faja en la báscula el día previo, aunque sobre el cuadrilátero puso a dormir al británico en el noveno asalto, en el DC Armory, de Washington, capital de Estados Unidos.

Más reciente, Adrián Granados reveló que unas jornadas antes de rivalizar con Broner, éste le ofreció una cantidad no revelada de dinero para variar los términos del contrato que establecían un “catchweight” de 142 libras y extenderlo hasta 147.

“Hay algo de preocupación y por eso he dejado claro que no iría por encima de los 140”, aseguró García. “El estuvo de acuerdo, su equipo estuvo de acuerdo y parece que está seguro puede hacer 140. La última vez que no lo hizo, tal vez no lo estaba tomando en serio. Tal vez él tenía problemas personales. No lo sé”.

García señaló que quizás Broner ahora está más enfocado y entrenando mejor para recuperar el control de su carrera, lo que sin dudas permitirá que se cumpla el contrato y se dispute el enfrentamiento, para alegría y satisfacción de los seguidores de este deporte.

Al referirse a un posible incumplimiento de Broner en el peso, García no quiso expresar si continuaría con la pelea o rompería el trato.

“Bueno, tendríamos que considerar opciones y otros factores, para ver si todavía existe algo que me beneficie”, afirmó. “En este momento, acordamos en 140, pero si más tarde, antes de la pelea surge algo, entonces tomaré una decisión en ese momento”.

Rechazó comentar sobre la penalidad monetaria que deberá encarar Broner si hay un incumplimiento en el pesaje, ya que “no están definidos todos los detalles” del contrato, aunque aseguró que “la pelea está en marcha y ambos estuvimos de acuerdo en que sea en 140 libras”.