Entrenador de Sergey Kovalev pronostica nocaut a Andre Ward -Enemistad, antipatía, frases altisonantes por parte de ambos púgiles y sus entrenadores, además de un resultado controversial en el primer enfrentamiento, permiten avizorar una revancha cargada de emociones entre el estadounidense Andre Ward, campeón defensor, y el retador ruso Sergey Kovalev, el 17 de junio, en el hotel y casino Mandalay Bay, de Las Vegas.

El pasado noviembre, en la T-Mobile Arena, también en la Ciudad del Pecado, “El Hijo de Dios” Ward (31-0-0, 15 KOs) recibió fallo unánime ante “El Triturador” Kovalev ( 30-1-1, 28 KOs), entonces dueño de los títulos semipesados, correspondientes a la Asociación Mundial (AMB), la Organización Mundial (OMB) y la Federación Internacional (FIB).

Aunque Kovalev le propinó una caída a Ward en el segundo episodio y en lo adelante la reyerta estuvo muy cerrada con ventajas alternas, los tres jueces se inclinaron por el norteño con idénticas votaciones de 114-113, resultado que muchos han criticado al considerarlo injusto.

Desde los dos campamentos se han lanzado frases hirientes y no han sido ajenos los preparadores John David Jackson (Kovalev) y Virgil Hunter (Ward), defensores a ultranza del triunfo de sus respectivos pupilos.

Jackson ha repetido hasta el cansancio que ha observado el video del pleito en repetidas ocasiones y no tiene una explicación al fallo de los jueces Burt Clements y Glen Trowbridge, ambos del estado de Nevada, y John McKaie, de Nueva York, porque en su opinión Kovalev fue superior.

“Anoté cada asalto y al final Sergey ganó 9 y Ward 3 y en el peor de los casos sería 8 a 4, pero de todas formas ganamos la pelea”, dijo Jackson en una conferencia telefónica. “Sergey dominó la primera mitad y en la segunda parte no hubo acciones de Ward que justificaran la decisión a su favor. Estoy convencido que Sergey ganó”.

De acuerdo con la compañía CompuBox, que en forma extraoficial lleva las estadísticas de los combates, Kovalev pegó 126 golpes de 474, diez más que Ward (116 de 337), mientras en los impactos de poder también Kovalev tuvo mejores resultados (78 de 232) y Ward (61 de 169). La ventaja del norteño fue en los jabs (55 de 168), al tiempo que el europeo tuvo una cifra inferior (48 de 242).

Jackson tampoco ha ocultado su malestar por la reiteración de Ward y Hunter, en el sentido que el estadounidense redujo la velocidad de Kovalev al golpearlo consistentemente en el cuerpo a partir del sexto episodio, a lo que añadieron que el ruso es incapaz de mantenerse combatiendo con eficiencia en la zona interior.

Doble ex monarca mundial súper welter de la Organización Mundial (OMB) en 1988 y más tarde mediano de la Asociación Mundial (AMB), en 1993, Jackson, ahora con 54 años, refutó las declaraciones de su colega.

“Ward no es un buen boxeador en la corta distancia y ya le dije a Sergey que lo golpee tan fuerte como pueda si Ward decide pelear en el área interior”, enfatizó Jackson. “Veremos si Ward resiste el castigo y la pegada de Sergey, porque cuando alguien golpea tan fuerte el cuerpo, es imposible quedarse allí mucho tiempo. Si se arriesga a intercambiar, no tengo dudas que acabará en la lona”.

Antes de la reyerta, Kovalev, de 34 años, exhibía 16 nocauts, un triunfo por decisión (ante Bernard Hopkins) y un empate en sus últimos 18 combates, el previo con triunfo unánime ante el malawí radicado en Johanesburgo Isaac Chilemba, al que derribó en el tercer minuto de la séptima fracción, pero no logró rematarlo.

Ward, de 33, venía de un éxito unánime ante el colombiano Alexander Brand, el 6 de agosto del pasado año, en la Oracle Arena, de Oakland, California, donde disputaron la faja vacante Internacional de la OMB.

Entrenador de Sergey Kovalev pronostica nocaut a Andre Ward