Rigondeaux y Flores deben negociar revancha y pelear en noviembre -El cubano Guillermo Rigondeaux, campeón mundial súpergallo, y el mexicano Moisés Flores, monarca interino, deben negociar la revancha, cuya fecha límite para verse las caras nuevamente sobre el ring es a mediados de noviembre, de acuerdo con una disposición de la Asociación Mundial (AMB).

La ordenanza del organismo tiene lugar después que la Comisión Atlética de Nevada (NSAC) estimó que “El Chacal” Rigondeaux (16-0-0, 11 KOs) noqueó a”Chuky” Flores (25-0-0, 17 KOs) tras expirar los tres minutos reglamentarios del primer asalto, el 17 de junio, en el hotel y casino Mandalay Bay, de Las Vegas.

El dictamen de la AMB ratifica que “el golpe de nocaut de Rigondeaux aterrizó después del sonido de la campana, por lo que es una violación de las reglas del boxeo”. Y añade una crítica, en forma sutil, al árbitro estadounidense Vic Drakulich, porque “el uso de la repetición instantánea no se hizo de manera convincente con el fin de evitar la controversia al final de este combate”.

Tras el impresionante nocaut de Rigondeaux con un poderoso recto de zurda a la barbilla, se formó el caos en la instalación. Inmediatamente de la recuperación de Flores, quien permaneció de espaldas al tapiz durante varios segundos, Drakulich dio por ganador a Rigondeaux al observar la grabación de lo ocurrido.

Casi de inmediato, el grupo de Flores hizo la reclamación y varios días después la Comisión Atlética de Nevada revertió la victoria y en su lugar estableció que el resultado era de “No contest” (sin decisión) por lo que ambos gladiadores quedaban con sus récords sin alteración.

Pero como el KO recibido por Flores es irreversible (legal o no), la Comisión determinó que por seguridad médica, el azteca no puede escalar el cuadrilátero hasta un mínimo de 60 días (el 17 de agosto) a partir de la fecha del duelo previo.

Para que pueda cumplir la etapa de preparación competitiva, con posterioridad a los dos meses de descanso, la AMB dictaminó que la revancha debe efectuarse en un plazo no mayor de 150 días desde el combate anterior, que se cumplen exactamente el 17 de noviembre.

En principio, los representantes de los dos púgiles disponen de 30 días para negociar la revancha. Si no llegan a un acuerdo, la reyerta irá a una subasta pública, en la que el 75 por ciento de las ganancias irán a la cuenta de Rigondeaux y el otro 25 por ciento a la de Flores.

Lea también: Corrales, Lebedev y Taguchi a defender sus títulos de la AMB en julio