Jovencita Claressa Shields a prueba de fuego ante Nikki Adler -En el mundillo amateur, la estadounidense Claressa Shields fue una estrella de máximo fulgor, que ascendió par de veces consecutivas a la cima de los Juegos Olímpicos, en Londres-2012 y Rio de Janeiro-2016, y cuando emigró al pugilismo rentado su récord reflejaba la impresionante marca de 77 triunfos con un solitario revés.

Durante su efímero recorrido por el boxeo de paga, que comenzó en noviembre pasado, Shields, de 22 años, ha conquistado tres triunfos, uno por la vía del cloroformo y los otros dos con ventajas indiscutibles sobre sus adversarias.

Poseedora de grandes habilidades, Shields enfrentará el próximo viernes 4 de agosto su primera gran prueba de fuego, al cruzar guantes con la invicta y experimentada alemana Nikki Adler (16-0-0, 9 KOs), quien someterá por tercera ocasión la faja súper mediana del Consejo Mundial (CMB), en el MGM Grand, de Detroit, Michigan.

“Es un sueño hecho realidad para mí estar luchando por un título mundial en mi cuarta pelea profesional”, dijo Shields. “Agradezco a la campeona Nikki Adler  y a su equipo por aceptar el reto y, además, por venir a los Estados Unidos. Esta pelea no es sólo un hito para mí, sino que es también la pelea más importante del año en el boxeo femenino”.

Hace menos de dos meses, Shields derrotó en ocho asaltos a la zurda y también norteamericana Sydney “La Ninja” LeBlanc, en el Masonic Temple, de Detroit, Michigan, donde se adueñó del cetro vacante Plata del Consejo Mundial (CMB), en las 168 libras.

LeBlanc, de 33 años, sustituyó a la dominicana Mery Rancier, en principio rival de Shields, pero la caribeña tuvo dificultades para obtener la visa y cedió su puesto a pocos días de efectuarse la velada el 16 de junio.

Coincidentemente, Rancier, de 32 años, fue la más reciente víctima de la alemana Adler, el 11 de marzo pasado, en pleito que favoreció unánime a la monarca en territorio germano.

Shields intentó chocar con la kasaja-alemana Christina Hammer (21-0-0, 9 KOs), doble monarca del Consejo Mundial (CMB) y la Organización Mundial (OMB), en la división mediana, pero el campamento de la titular demoró en responder afirmativamente y los representantes de la estadounidense buscaron otro camino que la pueda convertir en monarca del orbe.

“Pasamos de 160 a 168 porque Hammer tardó en ofrecerme la oportunidad de luchar por el cinturón mundial”, añadió Shields. “Quiero luchar por un título y agradezco a Adler por aceptar el reto. Siento que tengo todo lo necesario para vencerla”.

Al referirse a su oponente, Shields señaló que ha visto sus peleas y que está convencida Adler “no puede vencerme. Puedo usar mi jab en los primeros dos o tres asaltos, pero si eso no funciona, puedo darle una paliza”.

Aunque será la primera ocasión en que combate a 10 rounds, Shields aseguró que ante LeBlanc llegó completamente fresca al límite de los ocho asaltos programados. “Estoy en la mejor forma de mi vida y puedo asegurar que ella (Adler) nunca ha peleado contra una boxeadora tan buena, tan rápida o tan fuerte como yo. Sobre el ring podrá darse cuenta que nunca ha visto algo igual”.

Adler, de 30 años, conquistó la faja vacante del Consejo Mundial (CMB), al vencer unánime en pelea revancha a la letona Zane Brige, el 30 de noviembre de 2013, en Grozny, Rusia. Previamente había doblegado en otras dos ocasiones a Brige, en febrero de 2011 y en mayo de 2013.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Jovencita Claressa Shields a prueba de fuego ante Nikki Adler

Lea también: Takashi Miura también le dice adiós al boxeo