Regresa Yuriorkis Gamboa ante jovencito Alexis Reyes -Casi en la misma forma meteórica que llegó a los planos cimeros del pugilismo rentado, así ha sido el descenso del cubano Yuriorkis Gamboa, monarca olímpico en Atenas-2004, y más tarde con el título profesional en 2009, dos años después del debut.

Tras un sorpresivo revés en su más reciente combate, el llamado “Ciclón de Guantánamo” lucha por “sobrevivir” en el cuadrilátero, donde enfrentará al jovencito mexicano Alexis “Baby” Reyes, el 12 de agosto, en la Arena Oasis, de Cancún.

Ya con 35 años, Gamboa (26-2-0, 17 KOs) viene de un inesperado fracaso ante el también azteca Robinson “Robin Hood” Castellanos, el pasado 5 de mayo, en la lujosa sala del MGM Grand, de Las Vegas, donde el caribeño fue a la lona en el 3ro y 4to episodios y más tarde decidió no salir a escena al concluir el séptimo asalto.

Todo estaba planificado por la promotora Golden Boy Promotions, para que Gamboa tuviera un éxito contundente y a continuación cruzara guantes con el ucraniano Vasyl “Hi-Tech” Lomachenko (8-1-0, 5 KOs), monarca súper pluma de la Organización Mundial (OMB).

Pero los planes se fueron abajo y ahora el astro ucraniano, radicado en Oxnard, California, chocará con el colombiano Miguel “El Escorpión” Marriaga, el 5 de agosto, en el Microsoft Theater, de Los Angeles, California, donde estará en disputa y por tercera ocasión el título de las 130 libras.

El pleito ante Reyes (15-2-1, 7 KOs), de solo 22 años, es otro intento del empresario Oscar De La Hoya de devolver a Gamboa a la senda victoriosa y en ese propósito unió esfuerzos con el también promotor Pepe Gómez, de Cancún Boxing, para que el combate se transmita por Televisa Deportes, lo que garantiza que millones de hogares podrán observar las incidencias de lo que acontezca sobre el cuadrilátero de la ciudad turística mexicana.

Casi tres años atrás, en noviembre de 2014, Gamboa igualmente se presentó en Cancún y en esa ocasión anestesió en el sexto episodio al mexicano Joel “Joe” Montes de Oca, en la Plaza de Toros.

Entonces Gamboa venía de un estrepitoso fracaso versus el talentoso Terence Crawford, quien le aplicó el cloroformo en el noveno asalto, después de propinarle caídas en el 5to, 8vo y par de veces en el fatídico round, cuando el árbitro Genaro Rodríguez decidió concluir la masacre, en la que el estadounidense sometía el cetro ligero de la Organización Mundial (OMB).

A partir de doblegar a Montes de Oca, los problemas personales y de representación dilataron la carrera de Gamboa, que tuvo poca actividad hasta más de un año después cuando se impuso unánime al estadounidense Hylon Williams Jr., en Verona, Nueva York.

Otro lapso competitivo tuvo Gamboa, que se detuvo en marzo de este año, cuando venció al nicaragüense René “Gemelo” Alvarado, en Verona, Nueva York, con posterioridad a firmar contrato de representación con Golden Boy Promotions.

Par de meses después llegó el fracaso de Gamboa versus Castellanos, quien con su victoria echó por tierra no solo los planes de De La Hoya, sino que colocó un signo de interrogación en el futuro del nacido en la oriental provincia de Guantánamo y con residencia en Miami.

En su anterior pleito, “Baby” Reyes sufrió el segundo percance profesional ante el bisoño azteca de 19 años, Alejando “El Gato” Zuñiga (13-0-0, 7 KOs), quien recibió fallo dividido en ocho asaltos, el 26 de noviembre, en Torreón, Coauhila de Zaragoza.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Vea también: Por $150 se podrá ver Mayweather-McGregor por circuito cerrado