Mayweather se contradice: “La balanza se inclina por McGregor” -Mientras las horas avanzan indetenibles, los actores principales del espectáculo-fraude, el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el irlandés Conor McGregor, utilizan toda su capacidad histriónica y verborrea mediática para atraer fanáticos que paguen por ver la bufonada circense el 26 de agosto, tanto en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, como a través de costosa señal televisiva.

Imbatido en 49 combates profesionales,“Money” Mayweather aceptó chocar contra el irlandés Conor McGregor, especialista de las Artes Marciales Mixtas (MMA), en la modalidad de Ultimate Fighting Championship (UFC), en un enfrentamiento de boxeo, que promete romper todos los récords de ingresos en la historia del pugilismo.

Desde que se oficializó el pleito, incluso mucho antes, “Pretty Boy” Mayweather Jr. y “El Notorio” McGregor se han enfrascado en una guerra verbal de dimes y diretes, cuyo principal objetivo es captar a los seguidores de la disciplina a través de lo que ambos saben hacer en forma magistral: la fanfarronería.

Viviendo los placeres de su fortuna desde que venció a Andre Berto, en septiembre de 2015, el astro de Grand Rapids, Michigan, ha hecho declaraciones totalmente contradictorias una y otra vez, aunque quizás se deban al comportamiento de las taquillas, por debajo de lo esperado para romper los récords históricos que el propio Mayweather Jr. estableció en el anterior megafraude ante el filipino Manny Pacquiao, también dos años atrás.

Conocedor de que las apuestas lo respaldan abismalmente, Mayweather Jr. ha intentado con poco éxito elevar el prestigio de su contrincante, quien exhibe varios títulos mundiales en categorías diferentes, pero es un inexperto en boxeo, que se las verá con uno de los más talentosos gladiadores que haya pisado un cuadrilátero.

“La balanza se inclina hacia McGregor”, dijo Mayweather Jr. a ESPN. “¿Es mucho más joven (29 por 40), posee más alcance y estatura y yo he estado un par de años fuera. Si miras todo esto, sobre el papel, es el favorito”.

Con una fingida muestra de humildad nunca vista antes, Mayweather añadió que “no soy el mismo que era hace dos o cinco años”, cuando poseía un promedio de anestesiados del 90 por ciento, el último ante Víctor “Vicio” Ortíz, a quien noqueó en 2011 (aprovechando que su rival no se colocó en guardia después que el árbitro los había separado). “No estoy diciendo que no pueda pelear, sólo que he bajado algunos peldaños y no soy el mismo de antes”.

Difícilmente esa percepción que trata de transmitir, llegue a cambiar la imagen que ha ganado a lo largo de los años, resultado de su exquisita técnica, rapidez, reflejos, guardia precisa y golpes depurados.

Y ese talento que va de la mano con su gigantesco orgullo, hace que Mayweather Jr. tenga palabras contradictorias al evaluar el resultado de su pleito frente McGregor: “Dios solamente hizo algo perfecto (para los seres humanos): mi record”.

Como ha expresado en otras ocasiones, Mayweather Jr. reconoció el malestar general de la reyerta versus “PacMan” Pacquiao, que resultó otra farsa promovida como la “Pelea del Siglo” y por su monotonía y carencia de combatividad, dejó insatisfechos a tirios y troyanos.

“Se lo debo a los fans”, expresó Mayweather Jr. “No pude darles emoción ante Pacquiao, pero con McGregor lo vamos a hacer. Quiero dar espectáculo y voy a tratar de llevarlo a la lona. Normalmente soy precavido, me tomo mi tiempo, pero esta vez iré por su cabeza”.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Vea también:  ¿Qué ocultan los guantes de ocho onzas en Mayweather-McGregor?