Torrentes de dineros en el Mayweather-McGregor -Causan escalofríos las cifras que marcará el combate entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el irlandés Conor McGregor, especialista en Artes Marciales Mixtas, en el denominado megacombate previsto el 26 de agosto, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Un verdadero maremoto informativo ha precedido el duelo entre dos figuras que aparte de maestría en sus respectivas disciplinas, saben bien cómo vender un espectáculo y atrapar al mundo deportivo con una facilidad pasmosa, al margen de qué no es posible aquilatar lo que realmente ocurrirá en el encordado cuando ambos crucen guantes en esa memorable noche.

Nadie –literalmente nadie- ha escapado al espectáculo-circo-fraude que tendrá lugar dentro de pocas horas y que arriesgados analistas vaticinan dejará ingresos cercanos a los ¡$ 1000 millones! y récord en varias categorías, superiores, incluso, a las alcanzadas en la mal llamada “Pelea del Silgo” entre el propio Mayweather Jr. y el filipino Manny Pacquiao, que causó frustración mundial en mayo de 2015, pero igualmente estableció cifras exorbitantes desde el punto de vista económico (aseguran que los ingresos rondaron los $ 623 millones).

Invicto en 49 combates, “Money” Mayweather, de 40 años, tiene asegurado por contrato $ 100 millones, en tanto “El Notorio” McGregor, de 29, recibirá $ 75, más una amplia gama de incentivos para cada uno, provenientes de la venta de entradas y los artículos promocionales relacionados con el combate.

Aunque todavía quedan muchos asientos sin venderse en la instalación, algunas fuentes cercanas a los organizadores aseguran que a través de la reventa por Internet están a disposición entradas a un precio de $ 40 mil.

Además, se prevé que más de 4,5 millones de hogares adquieran la señal televisiva en el denominado PPV, con precios de $ 90 para la imagen estándar, y $ 100 para la alta definición. El porcentaje de ganancias por este concepto será de 60-40 favorable a Mayweather Jr.

ALGUNAS CIFRAS

Las expectativas son gigantescas y algunos ingresos se proyectan de la siguiente manera:

-$ 90 millones por la venta de boletos ($ 72,2 el Mayweather-Pacquiao).

-$500 millones procedentes del PPV (si sobrepasan los cinco millones de hogares).

También los peleadores compartirán ganancias de patrocinio, consumo de comidas y bebidas, junto a otros rubros, de los que todavía no existen cifras exactas y que se conocerán en días posteriores.

Obviamente, habrá que descontar los costos del evento: gastos de transportación, hoteles y comidas, así como la producción del evento en la sede, la Comisión de Nevada y también un largo etcétera de los organizadores y demás involucrados.

Una simpática frase de Mayweather Jr. puede resumir el amplio espectro de los ingresos: “Soy un cajero automático”. Sin dudas, el astro de Grand Rapids, Michigan, mueve los hilos del dinero a su antojo. Y lo peor: nos arrastra a todos, aunque lo haga ante un debutante en el boxeo.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Lea también: McGregor rebosa de confianza a las puertas de un ridículo millonario