El Mayweather-McGregor eclipsó el Cotto-Kamegai -En un fin de semana pletórico de atractivos combates, el duelo entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el irlandés Conor McGregor, especialista en Artes Marciales Mixtas, eclipsó el que sostuvo el puertorriqueño Miguel Cotto ante el japonés Yoshihiro Kamegai, efectuados ambos el sábado 26 de agosto, en Las Vegas y Carson, respectivamente.

Tal como vaticinaban la mayoría de expertos, “MoneyMan” Mayweather (50-0-0, 26 KOs) derrotó por nocaut técnico en el 10mo asalto a McGregor, monarca del Ultimate Fighting Championship (UFC), pero debutante en lides boxísticas.

El pleito otorga a Mayweather Jr. un jugoso ingreso de $ 100 millones y de $ 75 para el europeo, aunque ambos incrementarán la cifra en forma considerable, proveniente del pago por evento (PPV) y otras ventas afines.

Tampoco causó sorpresa el anuncio de Mayweather que en lo adelante no escalará un cuadrilátero para cruzar guantes ante otro adversario, lo que ya muchos ponen en duda, pues es la tercera ocasión que ofrece declaraciones similares, como hizo después de vencer al filipino Manny Pacquiao y a su coterráneo Andre Berto, a los dos en 2015.

“Este es mi último combate, damas y caballeros. Ténganlo por seguro”, afirmó el igualmente llamado “Pretty Boy” en forma altisonante como quien despide un duelo.

Todavía con 40 años y con suficiente pólvora en su anatomía física para efectuar otra incursión poco riesgosa, Mayweather Jr. seguramente no descartará en el futuro un nuevo reto que incremente su cuantiosa fortuna, aunque es improbable sea otro rival procedente de las Artes Marciales Mixtas.

En la propia velada en la T-Mobile Arena, de la Ciudad del Pecado, el sueco radicado en Estados Unidos Badou “El Destripador” Jack (22-1-2, 13 KOs) arrebató al galés Nathan “Clev” Cleverly (30-4-0, 16 KOs) la faja semipesada (175 libras) de la Asociación Mundial (AMB), que defendía por primera ocasión.

Jack, de 33 años y con residencia en Las Vegas, anestesió en el quinto asalto a Cleverly, de 30, quien al final de la reyerta anunció que se retiraba en forma definitiva del pugilismo, después de 12 años de carrera en las filas rentadas, en las que conquistó par de títulos mundiales.

Por su parte, el zurdo estadounidense Gervonta Davis se ganó la rechifla del público al noquear en el octavo asalto, con un golpe ilegal en la nuca (rabbit punch) al costarricense Francisco Fonseca. Lamentablemente, el árbitro Russell Mora estimó válido el impacto y decretó el triunfo del estadounidense.

Ahijado deportivo de Mayweather Jr., “El Tanque” Davis (19-0-0, 18 KOs) perdió en la pesa el viernes la faja súper pluma (130 libras) de la Federación Internacional (FIB), que había obtenido también por nocaut, en el segundo asalto frente al puertorriqueño José “Sniper” Pedraza, el 14 de enero, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

Casi simultáneamente, en el StubHub Center, de Carson, California, “Junito” Cotto (41-5-0, 33 KOs) brilló ante el nipón “El Maestrito” Kamegai (27-4-2, 24 KOs), en compromiso que puso en juego el cinturón vacante de la Organización Mundial (OMB), en la categoría súperwelter (154 libras).

Peleando casi todo el tiempo de espaldas a las cuerdas, Cotto,de 36 años, estuvo a gran altura, recordando sus mejores momentos en la disciplina, gracias a una exquisita preparación física, que fue necesaria para contrarrestar el permanente ataque de Kamegai, quien pese a perder ofreció un desempeño que gustó al público.

Las arremetidas de Kamegai, más alto y con mayor alcance que el boricua, no lograron su objetivo, debido a que Cotto lo castigó con ganchos de las dos manos, cruzados y rectos de derecha, en un enfrentamiento caracterizado por disputarse casi todo en la corta distancia y en forma limpia por ambos contendientes.

A pesar de sus 36 años y casi dos de inactividad tras su revés ante “Canelo” Alvarez en noviembre de 2015, Cotto tiró golpes sin cesar y se movió con rapidez y elegancia, en una demostración que le aportó la sexta corona mundial.

No obstante, al final del pleito ante el asiático, Cotto ratificó que cuelga los guantes en diciembre para dedicarse por entero a su familia y a otras actividades.

“Cumplo 37 en octubre y he hecho mucho en mi carrera”, dijo Cotto. “Estoy orgulloso de lo que he logrado, pero es hora de dedicarle mi vida a mi familia. Una más en diciembre y eso será todo”.

En otro enfrentamiento de la misma velada, el campeón mundial mexicano Rey Vargas (30-0-0, 22 KOs) se impuso unánime al estadounidense Ronny Ríos (28-2-0, 13 KOs), quien fue de menos a más, pero no pudo impedir que la votación de los tres jueces se inclinara por su rival con boletas de 118-110 (2) y la otra 115-113. El vencedor retuvo por primera ocasión la faja súpergallo del Consejo Mundial (CMB).

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

El Mayweather-McGregor eclipsó el Cotto-Kamegai

Lea también: Hasta pronto al rey Midas Mayweather tras noquear a McGregor