“Chocolatito” González posee las armas para vencer a Sor Rungvisai -Nunca olvidará el nicaragüense Román González –tampoco los amantes del boxeo- los nombres de los estadounidenses Julie Lederman, Glen Feldman y Waleska Roldán, quienes emitieron un fallo injusto hacia el púgil centroamericano hace seis meses, que al mismo tiempo manchó para siempre el trabajo como juez de cada uno de ellos.

Lederman y Feldman votaron 114-112 por el retador Srisaket Sor Rungvisai, en tanto Roldán dio empate a 113, la noche del 18 de marzo pasado, en el histórico Madison Square Garden de Nueva York, donde el beneficiado por la terna, recibió muchos más golpes y solo aventajó al llamado “Chocolatito” en los cabezazos, aunque justo es decir que le propinó una caída al derrotado en los albores del combate.

La alucinante decisión provocó, además, que González (46-1-0, 38 KOs) perdiera su condición de invicto y junto a ello que no se mantuviera como el mejor libra por libra del mundo, reconocimiento que le otorgaban los principales expertos y varios de los más prestigiosos medios especializados en este deporte.

Para muestra un botón. De acuerdo con la compañía CompuBox (que recopila las estadísticas de las peleas), Román conectó 441 golpes por 284 de Wangek. En cuanto a los impactos de poder, el nica aterrizó 372 y el tailandés 277, casi ¡un centenar menos!

Todo eso es agua pasada. Porque González ahora debe enfocarse en sus habilidades y recursos técnicos para conquistar la victoria en la revancha ante Rungvisai, también conocido por Wisaksil Wangek, el 9 de septiembre, en el StubHub Center, de Carson, California.

González, quien cumplió 30 años el 17 de junio, posee las armas para recuperar el cinturón de las 115 libras, pero en modo alguno puede confiarse o no seguir al pie de la letra el plan táctico y la estrategia del pleito, porque el asiático es un zurdo de estilo difícil y enrevesado, que ataca constantemente con la cabeza por delante, lo que provocó en el ex monarca varias heridas y abundante sangre en el rostro, en el duelo anterior.

Para el venidero enfrentamiento, González entrenó en forma minuciosa y con absoluta entrega en Japón e igualmente se puso bajo las órdenes del nipón Sendai Tanaka, sustituto de Wilmer Hernández, responsable de la preparación en Nicaragua durante la primera parte del entrenamiento.

La maniobra, quizás un poco tardía, es resultado de la falta de orientación adecuada por parte de Hernández en el primer pleito ante Rungvisai, quien no cesó de arremeter con la testa por delante, lo que propició hasta seis heridas en el rostro del nicaragüense.

“Me estoy preparando para lograr un nocaut”, dijo González a punto de volar desde la tierra del Sol Naciente hacia California. “Ese es mi deseo y tengo todas las cualidades para hacerlo con la ayuda de Dios”.

Sin dudas, González, que ha sido el único nicaragüense con títulos mundiales en cuatro divisiones (105, 108, 112 y 115), dispone de un arsenal de recursos que si los explota deben reportarle el triunfo ante Rungvisai, igualmente con un exquisito campo de entrenamiento y convencido que retendrá la faja del Consejo Mundial (CMB).

Para ello, González debe utilizar su rapidez de manos y en los desplazamientos, además de concentrarse sel ataque en las combinaciones al cuerpo de su adversario, evitando exponerse todo el tiempo en la corta distancia, donde Rungvisai puede tener mejores resultados.

“Le prometo al pueblo de Nicaragua que vamos a traer ese título”, dijo “Chocolatito” con total convicción. “Quiero traer de nuevo la corona y ganar ampliamente. Haré todo lo posible porque sea por nocaut”.

También con 30 años y una racha previa de 14 nocauts consecutivos, Rungvisai (43-4-1, 39 KOs) aseguró que “le demostraré al mundo que no necesito la ayuda de los jueces para llevarme la victoria”, tácito reconocimiento al respaldo recibido de los implacables verdugos Lederman, Feldman y Roldán.

Vea también: Canelo, Golovkin, “Chocolatito” y Linares en un septiembre explosivo para el boxeo

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.