Deontay Wilder busca rival frustrado por la incertidumbre -El mastadonte estadounidense Deontay Wilder está furioso. También frustrado por quedar sin rival, lanza toneladas de insultos hacia el cubano Luis Ortíz, después que éste diera positivo a un control de sustancias prohibidas, y se cancelara el combate, señalado el 4 de noviembre, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

Monarca del orbe pesado del Consejo Mundial (CMB), “El Bombardero de Bronce” Wilder (38-0-0, 37 KOs) expondría la faja por sexta ocasión ante “King Kong” Ortíz (27-0-0, 23 KOs), quien también reflejó trazos de nandrolona, en una prueba anterior después de vencer por nocaut en el primer asalto, al nigeriano Lateef “Power” Kayode, el 11 de septiembre de 2014, en Las Vegas, donde disputaron el título interino de la Asociación Mundial (AMB).

Los representantes de Ortíz alegan que el zurdo cubano ingirió medicamentos (hidroclorotiazida y clorotiazide, en unión de lozartán) para controlar la presíon arterial, un argumento que pierde validez al no haberlo comunicado previamente a ninguna autoridad, en primer lugar a la Agencia Voluntaria Antidopaje (VADA), que era la encargada de efectuar los chequeos correspondientes.

Y mientras se define la situación, corresponde ahora “salvar” la velada del 4 de noviembre, en la que aparecen programados otros tres pleitos de calidad, encabezado por el que sostendrán el invicto kazajo Sergey “El Samurai” Lipinets (12-0-0, 10 KOs) y el japonés Akihiro Hondo (29-6-1, 16 KOs), que tendrá como incentivo la faja vacante súperligera de la Federación Internacional (FIB).

Igualmente, el ex monarca del orbe haitiano Bermane “B-Ware” Stiverne (25—2-1, 21 KOs) chocará a 10 asaltos ante el estadounidense Dominic “El Problemático” Breazeale (18-1-0, 16 KOs).

Stiverne fue víctima de Wilder por fallo unánime, el 17 de enero de 2015, en el hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde el norteño arrebató a su rival la faja del Consejo Mundial (CMB). Por su parte, Breazeale exhibe un único fracaso, propiciado por los puños del inglés Anthony Joshua, quien lo anestesió en el séptimo episodio, el 25 de junio del pasado año, en la 02 Arena, de Londres, Inglaterra.

Retador obligatorio de Wilder, Stiverne dio un paso al costado para permitir el ahora frustrado pleito de “El Bombardero de Bronce” Wilder ante Ortíz, aunque fuentes cercanas al acuerdo aseguran que el haitiano recibió $ 4 millones de dólares para ceder su puesto.

En el otro compromiso del cartel, cruzarán guantes el ex campeón mundial welter Shawn “Showtime” Porter (27-2-1, 17 KOs) y el mexicano residente en Estados Unidos Adrián “El Tigre” Granados (18-5-2, 1, 12 KOs).

Lou DiBella, promotor de Wilder, dijo al diario New York Post, que “estamos en contacto con el Consejo Mundial (CMB) y esperando conocer su decisión, pero continuamos adelante el proceso para efectuar los combates del 4 de noviembre.

Añadió DiBella que analizan entre varios candidatos para encontrar el sustituto de Ortíz, sin descartar al propio Stiverne (Wilder dijo semanas atrás que no le interesaba efectuar la revancha contra él), pero ahora la situación es competamente diferente.

Desde su cuenta de Twitter, el jamaiquino radicado en Londres Dillian Whyte lanzó fuertes críticas a Wilder y se ofreció para ser su rival. “El Villano” Whyte (21-1-0, 16 KOs) escribió que ““no existen excusas ahora @Bronzebomber. Yo tomaré el lugar de Ortíz. Déjemos que lo hagan @EddieHearn @premierboxing #Siempre estoy listo”.

Un rato después aparecieron declaraciones de Whyte a SkySports en las que precisaba que desde hacía tiempo intentaba pelear frente a Wilder, a quien llamó “cobarde por querer pelear contra Ortíz, sabiendo que es un viejo y ha estado inactivo por mucho tiempo”.

Whyte explicó que su promotor –Eddie Hearn de la compañía Matchroom- ha tratado de conseguirle rivales de alto nivel, pero todos han rechazado ofertas lucrativas.

Lea también: Luis “King Kong” Ortíz dio positivo y cancelan duelo frente a Wilder

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.