Mairis Briedis venció Mike Perez y va contra Oleksandr Usyk -Con poco brillo, en un pleito de constantes agarres, cabezazos y la obligada participación del árbitro, el letón Mairis Briedis venció unánime al cubano Mike Pérez, el sábado 30 de septiembre, en la Arena Riga, de Letonia, donde disputaron uno de los combates de cuartos de final de la Super Serie Mundial (WBSS).

Apoyado por un delirante público, Briedis (23-0-0, 18 KOs) logró sacar ventaja en la segunda fracción del combate, mientras el cubano Pérez (22-3-1, 14 KOs) acució cansancio y falta de precisión en sus impactos en los últimos asaltos, reflejo de casi dos años de inactividad y la pérdida de más de 40 libras en su descenso de los pesados a la división crucero.

“El Rebelde” Pérez comenzó agresivo el enfrentamiento, mientras Briedis se movía hacia atrás y los laterales, para evitar los impactos del caribeño, radicado desde 2008, en Cork, Irlanda del Norte, donde ha hecho su carrera en el pugilismo de paga.

Ya en el tercer episodio, sobre el ojo izquierdo de Briedis apareció una herida, consecuencia de un choque accidental de cabezas. De inmediato y como establecen los reglamentos de la WBSS, el árbitro Massimo Barrovecchio descontó un punto al isleño.

Además, del buen trabajo que hicieron en la esquina para retener el sangrado en la herida del letón Briedis, monarca olímpico en Londres-2012, también hay que resaltar como fue ajustando el plan táctico ante el zurdo cubano, que fue de más a menos, lo que le costó el revés, en el cual los jueces ofrecieron boletas de 116-110, 114-112 y 115-111.

“No fue fácil pero lo logramos”, dijo Briedis, quien fue penalizado con un punto por agarrar en el décimo capítulo, pero retuvo la faja crucero del Consejo Mundial (CMB), tras conquistarla igualmente por fallo unánime ante el germano Marco “El Capitán” Huck, el 1 de abril pasado, en Dortmund, Alemania, donde Barrovecchio fungió también como tercer hombre dentro del encordado.

Oriundo de la centro-oriental provincia de Ciego de Avila, Pérez, de 31 años, criticó la labor del italiano Barrovecchio, al considerar que estuvo parcializado a favor del peleador anfitrión.

“Solo pedía una pelea justa, pero el árbitro estuvo lejos de ser justo”, dijo Pérez todavía sobre el cuadrilátero. “El (Barrovecchio) no hizo su trabajo y eso es lo que siento. Creo que esta fue mi última oportunidad, he pasado por mucho (en el deporte). Creo que esto es todo”, señaló con palabras que suenan a despedida del ring.

Tras 25 meses sin combatir, en su debut en la categoría con límite de 200 libras, Pérez había anestesiado en el primer asalto al eslovaco Viktor Biscak, el 10 de junio último, en la Odissey Arena, de Belfast, Irlanda del Norte.

Briedis, de 32 años, rivalizará ante el zurdo ucraniano Oleksandr Usyk, vencedor por nocaut en el decimo asalto del alemán Huck, el 9 de septiembre, en Berlín, Alemania, en otro de los compromisos de cuartos de final de la Super Serie Mundial (WBSS), que otorga $ 50 millones en premios y el trofeo Muhammed Alí a los dos ganadores (también a que triunfe en la división súpermediana).

Vea también: Manny Pacquiao y Bob Arum no se ponen de acuerdo

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.