Austin Trout asegura que Jarrett Hurd tiene brechas defensivas -Seis años después de debutar en las filas rentadas, en 2011, el zurdo estadounidense Austin Trout conquistó la corona mundial en la división superwelter, como prueba de que había llegado un extraordinario púgil al firmamento del boxeo.

En su pleito número 22 en el profesionalismo -incluidos los ocho primeros por nocaut-, “No Dudas” Trout (30-3-0, 17 KOs) se alzó con la faja vacante de la Asociación Mundial (AMB), al imponerse por fallo unánime al mexicano Rigoberto “El Español” Alvarez, el 5 de febrero de 2011, en la Arena Coliseo, de Guadalajara.

Cuatro víctimas añadió Trout en las defensas del título: David López, Frank LoPorto, Delvin Rodríguez y el legendario puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, lo que sirvió de reafirmación a los que insistían en su talento

Pero el meteoro que escaló la cima con vertiginosa rapidez, fue víctima de los puños del mexicano Saúl “Canelo” Alvarez, quien lo venció unánime el 20 de abril de 2013, cuando ambos unificaban los cinturones del Consejo Mundial (CMB) en manos del azteca y el de la AMB, de Trout.

Lejos de redimirse, en el siguiente compromiso Trout sufrió otro descalabro ante el también zurdo cubano Erislandy “El Sueño Americano” Lara y para colmo de males el norteño besó la lona en el undécimo capítulo, en la disputa de la faja interina de la AMB.

A continuación, Trout acumuló cuatro victorias sucesivas hasta que el gemelo Jermall Charlo le asestó el tercer fracaso de su carrera, el 21 de mayo del pasado año, en el hotel y casino Cosmopolitan, de Las Vegas.

Desde entonces, Trout no escala el cuadrilátero oficialmente. Y lo hará el próximo sábado 14 de octubre ante el imbatido estadounidense Jarrett “Swift” Hurd (20-0-0, 14 KOs), dueño del cetro de la Federación Internacional (FIB).

“Hemos podido comprobar que Hurd posee importantes brechas defensivas”, dijo Trout, de 32 años, al referirse a su adversario y minimizando el largo período de inactividad, un enemigo adicional a los boxeadores. “Entrenamos muy duro y ahora me toca golpear en esos puntos débiles de su guardia”.

Oriundo del estado de Maryland, Hurd, de 27 años, acumula seis nocauts consecutivos, el más reciente ante su compatriota Tony Harrison, el 25 de febrero pasado, en la Legacy Arena, de Birmingham, Alabama, donde se apropió del cetro ecuménico, que estaba vacante.

A pesar del extenso trayecto acumulado por Trout y que es un gladiador de guardia zurda, siempre difícil para cualquier adversario, su oponente lo aventaja en estatura, alcance de brazos e inferior edad, junto a mayor actividad competitiva.

Trout considera que saldrá victorioso gracias a su mayor experiencia, unido a las supuestas carencias defensivas de Hurd. El sábado sabremos si tiene razón o son puras especulaciones previas al enfrentamiento.

Lea también: Chávez Jr. regresa en diciembre de la mano de Beristáin

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.