Anthony Joshua vs Deontay Wilder, pero … ¿cuándo? -Si el boxeo no fuera una selva espesa de enrevesados movimientos, en los que predominan las ansias de poder y las ambiciones irrefrenables, los fanáticos podrían observar los combates que reclaman, con fulgurantes pareos entre los monarcas de cada división.

Pero los complejos hilos de esta disciplina se mueven en la oscuridad, con elevado predominio de los intereses financieros, desestimando cualquier lógica deportiva, del deseo de los propios púgiles, o del público que paga las entradas a las instalaciones.

En ese insaciable mundo empresarial, los promotores organizan espectáculos circenses vendidos como “Pelea del Siglo”, que lamentablemente arrastran a los medios de prensa y a buena parte de los amantes del deporte de los puños, aunque después exista un consenso generalizado de frustración por el fraude-combate.

De ahí que en todos los corrillos pugilísticos se espere con gran ansiedad el pleito entre las dos principales figuras de la división de los mastodontes, el inglés Anthony Joshua, con triple corona mundialista (súper AMB, FIB y OIB), y el estadounidense Deontay Wilder, dueño de la correspondiente al Consejo Mundial (CMB).

Por lo pronto, “AJ” Joshua (19-0-0, 19 KOS) y “El Bombardero de Bronce” Wilder (38-0-0, 37 KOs) tendrán que esperar al menos hasta el próximo año para dirimir, quien es el mejor peso completo en la actualidad, ya que ambos tienen compromisos inmediatos en el camino.

El nacido en Watford, de padre nigeriano y madre británica, se las verá ante Carlos Takam (35-3-1, 27 KOs), un camerunés radicado en Francia, en el Principality Stadium, de Cardiff, Gales, donde se vendieron las 75 mil entradas de la instalación, aunque el objetivo era ver la reyerta entre Joshua y el búlgaro Kubrat “La Cobra” Pulev, que era el retador obligatorio y sufrió una lesión en el hombro derecho durante una jornada de entrenamiento, lo cual derivó en que se viera obligado a cancelar el enfrentamiento.

“Pienso que (la pelea contra Wilder) es lo que la división necesita”, dijo Joshua a medios británicos a pocas horas del enfrentamiento ante Takam. “Considero que eso es lo que Wilder y yo queremos, lo que la afición pide constantemente y le daremos”.

“Ola”, como también se conoce a Joshua, viene de aniquilar en el undécimo asalto al ucraniano Wladimir Klitschko, el 29 de abril, en el estadio de Wembley, donde unificó su cinturón de la FIB, con los otros dos de Klitschko y que ahora expondrá ante Takam.

Por contrato estaba señalada una revancha entre ambos, pero inesperadamente Klitschko decidió colgar los guantes y dejó el espacio para los otros aspirantes de la división de los mastodontes.

“Este combate (contra Wilder) definitivamente será en 2018”, añadió Joshua. “Es lo que más deseo para el venidero 2018 y haré todo lo posible porque esa pelea se concrete, no me importa dónde, ya sea en Estados Unidos o Gran Bretaña”.

Wilder, de 31 años, chocará contra el haitiano-canadiense Bermane “B-Ware” Stiverne, en pelea revancha programada el 4 de noviembre, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el local expondrá el cinturón del CMB, en la categoría súper pesada (más de 200 libras).

Stiverne (25-2-1, 21 KOs) ocupó el sitio del cubano Luis “King Kong” Ortíz (27-0-0, 23 KOs), quien era el adversario original de Wilder, pero dio positivo a los diuréticos Clorotiazida e Hidroclorotiazida, en una prueba efectuada por la Agencia Voluntaria Antidopaje (VADA, en inglés), el 22 de septiembre, en Miami, donde el zurdo caribeño tiene el cuartel general.

Nacido en Tuscalosa, Alabama, Wilder aceptó la inclusión de Stiverne, a quien arrebató la faja por fallo unánime, el 17 de enero de 2015, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde el ahora radicado caribeño hacía la primera defensa del cetro.

“Quiero demostrar que soy el mejor de la división y por ello deseo enfrentarme a cualquiera, llámese Joshua, Stiverne u Ortíz”, expresó Wilder. “No me interesa tampoco dónde se va a efectuar el combate. Solo me interesa subir al ring y vencer al que esté delante de mí”.

Wilder se impuso por la vía del cloroformo a su compatriota Gerald “El Gallo Negro” Washington, el 25 de febrero pasado, en la Legacy Arena, de Birminghan, donde hizo la quinta defensa del cinturón del CMB.

“Si Stiverne logra derrotarme, me retiro del boxeo, así de simple”, afirmó Wilder en rueda de prensa en Nueva York. “Pero eso no va a ocurrir y entonces iré directo hacia mi principal objetivo: Anthony Joshua”.

También en Canal de Boxeo: Anthony Joshua noquea también en la taquilla

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.