Expertos del Diario del Lunes – Edición del 27 de Noviembre –En esta sección semanal de Zona de Boxeo le echamos una mirada crítica a las peleas y eventos del pugilismo de la semana que termina, y las conjugamos con preguntas y opiniones de lectores (junto a las de selectos invitados) para crear un análisis final de otra semana de boxeo mundial. Sígannos todos los lunes en #EDLenZDB y en @Zonadeboxeo en todas nuestras plataformas, y envíen sus comentarios y consultas a diegomorillabox@hotmail.com

Area 51: Ingrese a su propio riesgo

Floyd Mayweather es conocido por haberse retirado y des-retirado con una constancia francamente cansadora. Ha dado tantas falsas alarmas que sus comentarios sobre un posible regreso al boxeo generalmente pasan desapercibidos o ya dejan de reportarse, por la simple razón de que la palabra “regreso” ya ha perdido todo significado para él. Pero luego de recoger el cheque más grande de la historia por un acto no letal ni ilegal de agresión humana (esa es la única manera que podemos usar para describir esa farsa) ante el debutante Conor McGregor en agosto, Mayweather seguramente siente que necesita un verdadero desafío para reivindicarse y finalmente retirarse con una pelea que dé testimonio de su enorme coraje y arrojo en un choque a pura sangre, sudor y lágrimas para alzarse con lo que sería su 51ra victoria profesional.

Estamos bromeando, obviamente. Si regresa, Mayweather buscará nuevamente el mango más bajo de todo el árbol, probablemente en forma de revancha ante el sobradamente incapaz pero enormemente redituable McGregor, un rival de ensueño si es que alguna vez lo tuvo, un perfecto Washington General para complementar su exasperante rutina de Harlem Globetrotter venido a menos. ¿La pelea ya es oficial? No. ¿Está entrenando seriamente? Más o menos, porque siempre está en forma y ahora está presentándose en varios lugares para promover su cadena de gimnasios Mayweather Boxing + Fitness. ¿Acaso Showtime lo ha confirmado? No. ¿Acaso Showtime lo ha desmentido? No. ¿Debería esto importarnos? Solamente si estamos decididos a pagar $100 por un show que seguramente será una copia burda del primero, incluyendo los horrendos disfraces, los concursos de gritos plagados de insultos raciales, y las nuevas adiciones de McGregor al repertorio del boxeo tales como el ya clásico “pescozón de conejo” o el “monta-que-te-monta” en seco y por detrás. ¡Seguiremos informando! – Diego M. Morillac

Lewkowicz desata a sus lobos en Argentina

Este pasado lunes 27 de noviembre, se llevó a cabo una conferencia de prensa en Buenos Aires para dar comienzo a la carrera profesional de Alberto Melián, dos veces representante olímpico para Argentina y actualmente entrenando para hacer su debut profesional ante Diego Santillan, un peleador con 25 apariciones como profesional, en un pleito a ocho asaltos, lo cual constituye una propuesta inusual y de alto riesgo para un debutante.

Pero Melián no es exactamente un amateur absoluto probando recién ahora las aguas del profesionalismo. Como miembro de los Condors, la franquicia argentina de cinco participantes en la semiprofesional Serie Mundial de Boxeo (WSB), y como veterano de la fallida APB (un intento de AIBA por crear una competencia profesional propia), Melián ha acumulado más de 100 peleas en diferentes formatos, desde las peleas usuales de tres asaltos a las de cinco rounds de la APB, y todas ante oponentes de primer nivel internacional. Durante esos años, en una carrera larga en la que ha derrotado y superado a pasados y futuros medallistas y campeones, Melián aparentemente acumuló el coraje y la audacia necesarias para hacer un debut tan peligroso. Y su promotor Sampson Lewkowicz aceptó esa premisa no solamente como un modo de complacer a Melián, quien ha dicho que quiere pelear por un título mundial lo antes posible, sino también avanzando sobre el principio general que ha guiado su carrera en el boxeo.

“A mí me gusta que se enfrenten los lobos contra los lobos”, dijo Lewkowicz durante una conferencia de prensa en el estadio de Argentinos Juniors en el que debutaron Diego Maradona y Juan Roman Riquelme y en el que Melián trota a menudo para absorber la magia de ese legendario campo de sueños durante sus entrenamientos en el gimnasio del club. “Conmigo, los mejores pelean con los mejores, todo el tiempo. Y el que no acepta los desafíos, queda libre. Siempre ha sido así”, dijo el veterano promotor uruguayo, quien luego pasó a ponderar su habilidad para conseguir peleas de título mundial en la menor cantidad de peleas posibles desde que él pasa a controlar a un peleador, mencionando a su ex pupilo Sergio “Maravilla” Martínez (quien se encontraba a su lado ayudándolo a promover el evento) como un ejemplo de ese modo de trabajo.

Pero recientemente, el pasado sábado 25 de noviembre, en una pelea que tuvo lugar en la ciudad uruguaya de Punta del Este, el también ex olímpico argentino y gran prospecto Alberto Palmetta, sufrió una sorpresiva derrota en su séptimo choque profesional bajo la bandera promocional de Lewkowicz, cayendo antes del límite ante un oponente ignoto y desatando así una andanada de críticas por parte de fanáticos y prensa por igual en relación al estilo de Palmetta sobre el ring pero también hacia lo que se percibía como un escalamiento apresurado que llevó a esta derrota que hoy amenaza su carrera.

Cuando se lo consultó sobre su rol en la carrera de Palmetta, Lewkowicz no dejó pasar la oportunidad para reivindicar una vez más su agresivo estilo de armado de combates.

“Palmetta perdió como un hombre y guerrero, y va a tener la oportunidad de vengar su derrota”, dijo Lewkowicz, llegando a aceptar la posibilidad de que una situación similar surja en el debut de Melián el 16 de diciembre. “Lo que le sucedió a Palmetta puede sucederle también a Melián. Pero con la experiencia que tiene yo creo que va a salir victorioso”.

Muy pronto nos enteraremos si la idiosincrasia boxística de Lewkowicz de enfrentar lobos contra lobos pasa la prueba una vez más, y solamente el tiempo podrá decir si Melián vs. Santillán terminó siendo una confrontación de ribetes canibalescos entre pares de la misma especie o si lanzaron a un lobezno a toparse con un macho alfa líder de manadas. Mientras tanto, y a pesar de que mantengo mis reservas, espero secretamente ver cómo la filosofía de Lewkowicz triunfa por sobre la práctica ya establecida de alimentar con corderitos tiernos a lobos hambrientos que luego no logran mantener ese apetito y esa ferocidad en desafíos más grandes.

Porque los choques de lobos contra lobos, en definitiva, son el objetivo, el propósito y la esencia misma del boxeo. – Diego M. Morilla

Troyanovsky triunfa en Russia

La actividad del fin de semana tuvo continuidad el lunes con una cartelera de diez combates en el Luzhniki Arena de Moscú. El evento estelar entre los pesos pesados Amir Mansour y Sergey Kuzmin fue detenido en el tercer asalto cuando ambos peleadores sufrieron cortes como resultado de un choque accidental de cabezas. El pleito quedó como un empate técnico.

Mansour (23-2-2), de 45 años de edad, dominó a su oponente ruso de 30 años de edad durante el breve combate. Mansour, un zurdo que ha pasado una porción importante de su vida en prisión, es un tipo muy duro. A pesar de su edad avanzada, ninguno de los campeones actuales en la división quiere enfrentarlo. Kuzmin quedó expuesto junto a todas sus falencias, pero continúa in victo con marca de 11-0-1.

En el evento de semifondo, el ex campeón mundial de las 140 según la FIB, Eduard Troyanovsky, mejoró a 27-1 (24 KOs) con un nocaut en el primer asalto sobre el paraguayo Carlos Manuel Portillo (21-2).  Este fue el segundo combate de Troyanovsky desde que fuese noqueado por Julius Indongo en un pleito que duró 40 segundos. No pestañeen cuando “Troya” pelee. Sus últimos 18 combates han terminado antes del límite, muchos de ellos en los primeros asaltos. – Arne K. Lang

También en Canal de Boxeo: Resultado fin de semana: Kovalev regresa con renovados bríos

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.