Morales ingresa al Salón de la Fama junto a Vitali Klitschko y Winky Wright -Cuando el mexicano Erik Morales asestó los primeros golpes en el boxeo rentado, entonces un imberbe de solo 17 años, ni en sus sueños de adolescente avizoró que su convicción en los cuadriláteros y perenne alma de guerrero, lo catapultaría hacia el templo de los inmortales.
Hoy, 5 de diciembre de 2017, como dividendo de su trayectoria que se resume en cuatro títulos mundiales, “El Terrible” Morales ha sido elegido al Salón de la Fama del Boxeo Internacional, junto a otros dos gladiadores también avalados por su extraordinaria trayectoria: Vitali Klitschko y Ronald “Winky” Wright.

En las categorías de Observadores y No Participantes fueron elegidos para ingresar al Salón de la Fama los periodistas Jim Gray y Steve Albert, y el promotor alemán Klaus-Peter Kohl.


La elección de los candidatos recae en un grupo integrado por los miembros de la Asociación de Escritores de Boxeo de Estados Unidos y un panel internacional de historiadores de la disciplina, pertenecientes a Japón, Inglaterra, Canadá, Australia, Alemania, México y Puerto Rico. La ceremonia oficial de inducción se efectuará la tarde del 10 de junio, de 2018, en Canastota, Nueva York, recinto que guarda en forma minuciosa una parte trascendental de la historia ecuménica del llamado Arte de Fistiana.

Morales, de 41 años, expresó que nunca se propuso obtener un reconocimiento de tal magnitud, porque “mi primer sueño fue convertirme en campeón del mundo y luego de ser campeón piensas en ser de los mejores e incluirte entre los mejor pagados, pero no en una gloria del boxeo”.
Pero el astro de Tijuana, Baja California, a fuerza de coraje y resultados poco a poco fue respaldando su legado hasta convertirse en el primer mexicano de la historia con cuatro títulos en categorías diferentes: súpergallo (122 libras), del Consejo Mundial (CMB) y la Organización Mundial (OMB), pluma (126) del CMB y la Federación Internacional (FIB), súperpluma (130) y súperligero (140) ambas del CMB.

Ahora Morales une su legado al de otras 14 leyendas del boxeo azteca, entre las que figuran Julio César Chávez, Salvador Sánchez, Ricardo López, Lupe Pintor, Carlos Zárate y Marco Antonio Barrera, este último uno de sus más enconados adversarios, pues disputaron una trilogía de enfrentamientos, con triunfo para El Terrible en el año 2000, en la división gallo, y después par de reveses en 2002 (126 libras, pluma) y en 2004 (130, súperpluma).
También Morales (52-9-0, 36 KOs) efectuó tres épicas batallas ante el filipino Manny “PacMan” Pacquiao (otro que inscribirá su nombre en el Salón de la Fama cuando hayan transcurridos los 5 años exigidos tras el retiro). A Pacquiao lo doblegó en la primera confrontación en 2005 (fue el primer mexicano en vencer al asiático) y sufrió derrotas par de veces en 2006, ambas por la vía del cloroformo.

Ya en 2012, mermada sus cualidades físicas, el ídolo de Tijuana, Baja California, sucumbió en ambas porfías frente al estadounidense descendiente de puertorriqueños Danny “Swift” García, la segunda en cuatro asaltos, el 20 de marzo de ese año, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, que le indicó inexorablemente el camino de colgar los guantes sin mayor dilación.
Como prueba de su talento y resultados, Morales figura en el puesto 49 de los “50 Mejores Boxeadores de la Historia”, publicada por ESPN y en el lugar 18 entre los “Mejores Libra por Libra”, de los últimos 25 años.

PEQUEÑOS APUNTES
Erik Morales nació el 1 de septiembre de 1976, en la ciudad de Tijuana, Baja California y bajo la tutela de su padre José Morales, quién también fue boxeador, comenzó en la disciplina a la edad de 5 años. Antes de debutar como profesional logró un impresionante récord amateur de 114 peleas, con 108 victorias y 6 derrotas.

Morales debutó como profesional a la edad de 16 años derrotando por nocaut a José Orejel en dos asaltos. Ya en 1995 consiguió su primer título, al noquear en el sexto asalto a Enrique Júpiter, en el Campeonato Nacional, categoría súpergallo (122 libras).

Durante su carrera, derrotó a 15 distintos monarcas mundiales, incluidos Barrera y Pacquiao. El ranking de los mejores boxeadores libra por libra, publicado por la revista The Ring, lo ubicó en el 9no puesto (2000), 10mo (2001), 7mo (2002), 8vo (2003 y 2004) y 6to. en 2005.

Conquistó la primera corona mundial a los 21 años. Se deesempeñó en 5 divisiones de peso, desde súpergallo (122) hasta súperligero (140).

Junto a Barrera protagonizó “La Pelea del Año” en 2000 y 2004, pero en especial la primera es considerada por analistas como uno de los mejores 10 combates en la historia del boxeo.

Para varios expertos, Morales se ubica entre los máximos exponentes en la rica historia del boxeo mexicano. De acuerdo con especialistas, su carrera y nivel pugilístico son comparables al de otras relevantes figuras como Rubén Olivares, Carlos Zárate, Salvador Sánchez, Julio César Chávez y Ricardo López, entre otros.

Es preciso resaltar que en su innegable talento, destacaron el poder en los puños, reflejos, guardia bien estructurada, movimientos de cintura, elegante técnica y a la par, o por encima de ellas, valor a toda prueba.

Aunque demostró grandes cualidades técnicas, Morales peleó siempre como un boxeador agresivo, que daba todo de sí y rechazaba imponerse sólo a través de las boletas de los jueces.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.