Salon de la Fama: El mayor de los Klitschko se asegura un puesto en la historia grande -Con un palmarés impresionante – enorme como sus 2,01 metros de estatura-, el ucraniano Vitaly Klitschko obtuvo hoy el premio a su exitosa trayectoria, al ser elegido para ingresar al Salón de la Fama del Boxeo Internacional, en una ceremonia oficial de inducción prevista el 10 de junio, del año próximo, en Canastota, Nueva York, donde están recopilados nombres, fotografías, historias y documentos trascendentales del pugilismo mundial.
Nacido en Belovodsk, Kirguistán, en la desaparecida Unión Soviética, Klitschko obtuvo 45 victorias, 41 antes del límite, y solo dos reveses, ambos por causa de las lesiones, en una carrera profesional que comenzó en 1996 con nocaut en el segundo asalto ante el estadounidense Tony Bradham y tuvo su despedida, igualmente por la vía del cloroformo, en el cuarto round frente al también norteño Manuel Charr, en la que fue la undécima defensa del cetro pesado del Consejo Mundial (CMB), en el Estadio Olímpico de Moscú.

Quizás lo más llamativo, dentro de la extraordinaria trayectoria del llamado “Dr. Puños de Hierro” Klitschko es que las dos derrotas ocurrieron a consecuencia de lesiones y no por el dominio de sus rivales. El 1 de abril de 2000, el mastodonte Klitschko tuvo que abandonar por una lesión en el hombro ante el norteamericano Chris Byrd, cuando el ucraniano hacía la tercera defensa de la corona pesada de la Organización Mundial (OMB) y entonces sumaba 27 triunfos al hilo.
Evidente prueba de que en la reyerta las cosas marchaban viento en popa para Klitschko, al momento de detener las acciones, dos de las papeletas oficiales reflejaban 88-83 y la otra 89-82, todas en justo respaldo a su desenvolvimiento sobre el cuadrilátero.
Después, el igualmente llamado “Gigante Educado” – pseudónimo que reconocía su doctorado universitario en Ciencias Físicas del deporte – hilvanó otros cinco triunfos, hasta que el 21 de junio de 2003, la desgracia nuevamente se apoderó de su anatomía, al sufrir un corte que obligó al árbitro Lou Moret a dar por concluida las acciones, tras sugerencia del médico de turno, en el Staples Center, de Los Angeles. Nuevamente las boletas se inclinaron hacia la actuación de Klitschko, pues los tres oficiales coincidieron en las puntuaciones: 58-56.

Como dato curioso, Vitali, monarca del Consejo Mundial (CMB), y su hermano Wladimir (de la Organización Mundial (OMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Internacional (OIB), se convirtieron en los únicos campeones mundiales de peso simultáneamente, uno y otro en organizaciones distintas.
Avalados por sus triunfos y dueños de la supremacía absoluta en la categoría de los mastodontes, el público clamó en repetidas ocasiones por verlo enfrentados encima del cuadrilátero. Era una interrogante que los perseguía como si fuera la sombra de ambos.

Al responder la pregunta de si cruzaría guantes con su hermano, Vitali respondió con una frase muy simpática que le dio la vuelta al mundo: “No sé quien ganaría si peleáramos Wladimir y yo, pero si tuviéramos el valor de hacerlo, ninguno de los dos se libraría de una paliza de nuestra madre”.
Desde 2005, Vitali se involucró en la política de su país, combinando peleas y lucha por los derechos civiles. Hoy es el alcalde de Kiev, la capital ucraniana y en diciembre de 2004 le fue otorgado el título más importante de la nación, el de Héroe de Ucrania.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.