Jeff Horn enfrenta a Gary Corcoran a la espera de la revancha contra Pacquiao -Para una buena cantidad de expertos, la defensa voluntaria del título mundial welter, que ofrecerá el australiano Jeff Horn al británico Gary Corcoran, prevista el miércoles 13 de diciembre, en Brisbane, carece de los ingredientes imprescindibles para provocar un gran interés y el desborde del entusiasmo de los seguidores del boxeo. Nada apetitoso en cuanto a talento boxístico.

Y es que “El Avispón” Horn (17-0-1, 11 KOs) conquistó la corona de las 147 libras el pasado julio ante el astro filipino Manny “PacMan”, quien según reportes previos de la prensa filipina, subestimó el duelo y viajó a la Isla continente sin una preparación adecuada, lo que derivó en el fracaso por fallo unánime de los tres oficiales (dos por 115-113 y el otro 117-111).

Considerado un “héroe nacional” tras el triunfo ante Pacquiao, ahora la primera defensa del título de Horn, de 29 años, crea un ambiente de euforia entre los amantes de este deporte en Australia, sin importarles que “El Cultivador del Infierno” Corcoran (17-1-0, 7 KOs) no es un peleador de la élite, como lo demuestra su ubicación (10mo lugar) en el ranking de la Organización Mundial (OMB) en la categoría welter, ni ha cruzado guantes con figuras de reconocido nivel.

Pero hay que justificar el espectáculo -también saber venderlo, por supuesto- y en ese sentido Horn y sus allegados han promocionado la figura de Corcoran, resaltando que tiene buena calidad y consecuencia de sus habilidades posee la faja Intercontinental de la OMB de la división.

“Él (Corcoran) está en forma, es joven y será un león hambriento cuando escale el cuadrilátero”, dijo a una agencia de noticias Glen Rushton, entrenador y manager de Horn, en un desborde injusticado del púgil visitante.

Otro elemento a tener en cuenta es que Corcoran, de 27 años, nunca ha viajado al exterior, pues todos sus pleitos lo ha disputado en territorio británico. En el choque previo, se impuso por decisión dividida al nigeriano, con residencia en Londres, Larry “El Natural” Ekundayo, quien también intentaba apropiarse del cetro vacante Intercontinental de la OMB.

Sin embargo, el grupo cercano a Corcoran afirma que han tomado muy en serio la reyerta, pues junto a la exigente preparación realizada por el peleador inglés, han observado a través de los videos, múltiples detalles de las características de Horn, principalmente del compromiso más reciente frente a Pacquiao, con el propósito de tener la información que permita establecer un plan táctico que neutralice las constantes arremetidas del australiano.

“Es un peleador sucio, de eso no hay dudas”, dijo Frank Greaves, entrenador de Corcoran al referirse a la forma de pelear de Horn. “Entra todo el tiempo con la cabeza y eso es fácil de observar en todos sus pleitos, en especial el de Pacquiao”.

Al comentar sobre el enfrentamiento de Horn con la estrella filipina, Greaves precisó que “Pacquiao es todavía un buen boxeador, pero no el torbellino que noqueó a (Miguel) Cotto ni aquel exterminador que acababa con sus rivales más renombrados. Por eso puedo asegurar que Gary es el peso welter de mayor contundencia que ha enfrentado Horn hasta el presente”.

Y mientras los asesores de Corcoran analizan videos y elaboran estrategias para el venidero compromiso, el campamento de Horn todavía estima factible disputar la revancha con Pacquiao, nuevamente en alguna ciudad australiana.

“Hablé con Danny Leigh -australiano que integra el Comité Ejecutivo de la OMB- y todavía está muy optimista de que Manny Pacquiao vendrá en abril a Australia y peleará contra Horn en la revancha”, expresó Greaves con inocultable alegría.

De cualquier forma, y al margen de los proyectos posteriores, la reyerta Horn-Corcoran tiene un sabor bastante insípido para los expertos, aunque en la sede elogien al boxeador británico y la cartelera tenga como incentivo añadido la discusión del cinturón mundial de las 147 libras.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.