El Huracán Narváez enfrenta a Jesús Vargas en trampolín hacia Zolani Tete -Con su impecable desempeño en tierras argentinas a lo largo de 17 años de carrera profesional, el púgil Omar “El Huracán” Narváez ha demostrado quizás como ningún otro boxeador, que se puede ser “profeta en su tierra”, aunque por supuesto es ese largo periplo han resaltado sus habilidades, entrega, amor por la disciplina y mucha firmeza para no flaquear ante las dificultades.

Doble ex monarca mundial mosca y súpermosca, Nárvaez, de 42 años, ha salido airoso en los 43 pleitos disputados en su país natal, y los dos únicos reveses ocurrieron ante el filipino Nonito “Flash” Donaire, en Nueva York (2011) y frente al japonés Naoya Inoue, en Tokio (2014).

Narváez (47-2-2, 25 KOs) vuelve a la palestra en pelea revancha ante el venezolano Jesús “Gazú” Vargas (16-11-1, 12 KOs), el 3 de febrero, en el Nuevo Estadio Aurinegro de Puerto Madryn, correspondiente a la provincia de Chubut, donde parte como amplio favorito para el duelo pactado a 10 asaltos en la categoría gallo (118 libras).

Para el astro zurdo, nacido en Trelew, será un trampolín inmediato que le permita enfrentar al surafricano, radicado en Gran Bretaña, Zolani “El Último Nacido” Tete (26-3-0, 21 KOs), monarca gallo de la Organización Mundial (OMB), quien inicios de este año sufrió una lesión en la pantorrilla y tuvo que posponer el pleito obligatorio ante el sudamericano, señalado el 10 de febrero, en la Copper Box Arena, de Londres, Inglaterra.

“Estoy muy decepcionado de tener que dilatar mi pelear contra Omar Narváez, dijo Tete en ese momento al comunicar el trauma. “Desafortunadamente, sufrí esa lesión que ha obstaculizado mi entrenamiento y la única opción fue posponer la pelea. Entrené muy duro, pero siempre estamos expuestos a sufrir lesiones”.

También de mano siniestra como Narváez, Tete viene de establecer el nocaut más rápido de la historia en la disputa de un título mundial, al conseguirlo frente a su compatriota Siboniso Gonya, el 18 de noviembre pasado, en la SSE Arena, de Belfast. Cinco segundos después de sonar el gong de apertura, Tete pegó un gancho de derecha que envió a Gonya a la lona completamente anestesiado. De inmediato el árbitro británico Phil Edwards dio por terminada las acciones cuando el reloj marcaba !11 segundos!

El récord anterior lo poseía el ya retirado puertorriqueño Daniel “La Cobra” Jiménez, quien aplicó el cloroformo al austriaco Harald “El Extraterrestre” Geier, a los 17 segundos, el 3 de septiembre de 1994, en Austria, en pleito por la corona súpergallo del Consejo Mundial (CMB).

Narváez posee una racha de cuatro triunfos consecutivos, el más reciente por abandono (kot-7) versus el ruso Nikolai Potapov, el 14 de octubre pasado, en Buenos Aires, capital de Argentina. El último fracaso de Narváez se lo infligió el japonés Naoya Inoue por nocaut en el segundo round, el 30 de diciembre, de 2014, en el Gimnasio Metropolitano de Tokio, la capital nipona, donde el sudamericano exponía por octava ocasión el cetro de la Organización Mundial (OMB), en las 115 libras.

En el anterior compromiso frente a Vargas, Narváez se impuso inobjetablemente en siete asaltos el 19 de febrero de 2016, cuando la esquina del venezolano decidió detener la golpiza que podía poner en peligro la salud y el futuro de su discípulo.

Si no ocurre un golpe fortuito o Narváez se presenta en malas condiciones físicas, el triunfo debe sonreirle a ex campeón mundial antes del límite. El récord de uno y otro, la experiencia y calidad resultarán determinantes para que por segunda ocasión “El Huracán” deje en el camino a Vargas y vaya directo hacia Tete en este 2018.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.