Debora Dionicius: No puedo descuidarme frente a Terumi Nuki -Además de su indiscutible talento, la campeona mundial argentina Debora Dionicius tiene un sexto sentido que siempre la mantiene alerta sobre el peligro que significa minimizar o confiarse de la oponente que enfrentará sobre el cuadrilátero.

Y ese olfato boxístico le ha indicado ahora a “La Gurisa” Dionicius (26-0-0, 6 KOs), que debe llegar en óptimas condiciones para vencer a la japonesa Terumi Nuki, cuando el 17 de febrero exponga por undécima ocasión la faja súper mosca de la Federación Internacional (FIB), que ostenta desde más de cinco años.

Casi de sorpresa le llegó el reto a la nacida hace 29 años en Villaguay, pues se encontraba disfrutando de vacaciones. Ni corta ni perezosa saltó al gimnasio con la misma dedicación que siempre la ha caracterizado y ya afirma que está lista para cruzar guantes con la nipona Nuki (9-2-0, 6 KOs), primera del ranking de la FIB y quien posee dos atributos determinantes en el pugilismo: pegada y un tren de ataque arrollador.

“Se me adelantaron los tiempos, porque después de mi última pelea en noviembre me había tomado vacaciones para descansar un poco el cuerpo”, dijo Dionicius al sitio “unoentrerios.com”. “Pero cuando mi promotor Mario Margossian me confirmó la pelea con la retadora obligatoria, automáticamente me puse a entrenar, así que voy con las mejores expectativas, sabiendo que no puedo descuidarme porque enfrente voy a tener una boxeadora de alto voltaje”.

En su presentación anterior, Dionicius anestesió en el noveno asalto a su coterránea Julieta “La Zorrita” Cardoso, el 3 de noviembre pasado, en el mismo sitio donde cruzará guantes ante Nuki.

El 24 de noviembre, del lejano 2012, Dionicius conquistó frente a su público la corona vacante FIB de las 115 libras, al imponerse unánime a la británica con residencia en Nueva Zelandia, Michelle “Presión” Preston, en el Club Huracán del municipio Villaguay, provincia Entre Ríos, su lugar de nacimiento.

Cuatro años más tarde, la peleadora sudamericana nuevamente volvió a salir con el brazo en alto, e igualmente por idéntico resultado, en la revancha ante Preston, disputada el 3 de diciembre de 2016, en la ciudad de Neuquén, capital de la provincia del mismo nombre.

Al referirse a su rival, “La Gurisa” comentó que a través de Internet ha observado cuáles son las características de Niku: “Es muy pegadora como la mayoría de las japonesas que he visto pelear y no se detiene, va constantemente hacia adelante”.

En ese sentido, explicó que ha estudiado mucho a Niku con el propósito de encontrar sus debilidades y su plan táctico consistirá en “boxearla y caminar” por el cuadrilátero, pues Niku no retrocede nunca, tira muchos golpes y pega fuerte. Añadió que “los golpes bajos le van a entrar muy bien y también las combinaciones arriba”, aunque es consciente que lo difícil es poder cumplir encima del ring con el plan que los técnicos elaboran para sus discípulos.

Nacida en Osaka, la tercera ciudad más grande del archipiélago japonés -detrás de Tokio y Yokohama-, Nuki hará su segunda presentación en América, después del fracaso del pasado mes de julio ante la local Mariana “Barbie” Juárez, quien retuvo la corona gallo (118 libras) del Consejo Mundial (CMB), en Zapopán. México.
Antes de ese revés. Nuki había derrotado antes del límite a tres boxeadoras tailandesas, todas sin renombre ni resultados internacionales, en territorio de Japón.

Debora Dionicius: No puedo descuidarme frente a Terumi Nuki

Nipona Nuki (9-2-0, 6 KOs), primera del ranking de la FIB