Brian Viloria busca redimirse ante Artem Dalakian -Monarca mundial en cuatro oportunidades, el estadounidense Brian Viloria ha tenido que esperar cinco largos años para estar muy cerca de acariciar una nueva corona, que podría conquistar ante el azerbaiyano Artem Dalakian, el 24 de febrero, en El Forum, de Inglewood, California.

Descendiente de filipinos y nacido en el pequeño poblado de Waipahu, en el estado norteamericano de Hawai -que con orgullo eligió para su apodo-, “El Hawaiano Punch” Viloria (38-5-0, 23 KOs) disputará ante el imbatido Dalakian (15-0-0, 11 KOs) la faja vacante de la división mosca, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB).

La última vez que Viloria saltó al encordado con la etiqueta de campeón fue en la reyerta ante el aguerrido mexicano Juan Francisco “El Gallo” Estrada (36-2-0, 25 KOs), quien el 6 de abril de 2013 le arrebató las fajas de la Organización Mundial (OMB) y de la Asociación Mundial (AMB), en un cerrado duelo, que finalizó por fallo dividido, en las 112 libras.

Peor suerte tuvo Viloria dos años y seis meses después cuando intentó apoderarse de los cinturones mosca del Consejo Mundial (CMB) y el que otorga la prestigiosa revista The Ring, en manos del nicaragüense Román “Chocolatito” González, por esa época con 43 victorias, nueve por la vía del sueño consecutivas, sin la sombra del revés. Nueve asaltos resistió Viloria los puños del centroamericano, pero finalmente no pudo continuar en ese fatídico asalto, cuando el árbitro Benjy Estevez Jr. detuvo la golpiza, el 17 de octubre de 2015, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York.

“Me siento rejuvenecido y como si esta fuera mi primera pelea por un título mundial”, dijo Viloria a las cadenas ABS-CBN. “Tengo mucho que demostrar a la gente que dice ya estoy viejo y duda que poseo lo suficiente para llegar a la cima otra vez. Todas esos cuestionamientos me motivan, porque creo que todavía soy capaz de competir al más alto nivel”.

Tras el fracaso ante “Chocolatito”, más de 17 meses estuvo Viloria fuera de los trajines competitivos del boxeo. Regresó con éxito unánime frente al mexicano Rubén “Huracán” Montoya, el 2 de marzo del pasado año, en Tokio, la capital japonesa. Y nuevamente calzó los guantes en septiembre, cuando puso a dormir en el quinto round, de una pelea pactada a ocho, al estadounidense Miguel “Sin Miedo” Cartagena, en el StubHub Center, de Carson, California.

A sus 37 años, Viloria es consciente que la juventud será la mejor arma de Dalakian, quien es siete años menor y tiene hambre por alcanzar el cetro del orbe. Pero afirma que la experiencia estará de su lado y será determinante en lo que ocurrirá esa noche en Los Angeles.

“Comprendo como él se siente, porque no olvido la primera vez que luché por un título mundial”, añadió el pequeño guerrero. “Esa sensación es muy fuerte, porque los jóvenes quieren demostrar su calidad y dejar su nombre impreso en la historia de este deporte”.

Viloria reconoció que después de 17 años de carrera profesional está en magnífica forma física y no considera que haya perdido sus principales habilidades, pero tampoco es renuente a analizar cuando llegue el momento de concluir su trayectoria en el deporte, si los resultados no son los esperados.

“Desearía hacerlo para siempre (boxear), pero comprendo que se acerca el inevitable fin en el boxeo”, enfatizó. “Sin embargo, todo mi enfoque ahora está en esa corona, que buscaré a sangre y fuego. Después habrá tiempo para cualquier otra decisión”.

Nacido hace 30 años en Bakú, Azerbaiyán, Dalakian suma cuatro victorias consecutivas antes del límite. La más reciente en el sexto episodio ante el mexicano Luis Manuel “El Grillo” Macías, en Kiev, la capital de Ucrania, donde reside y ha efectuado todos sus pleitos profesionales.

También en Canal de Boxeo: Los protagonistas de la función Superfly 2 mostraron sus armas hoy en el Gimnasio Wild West