Expertos del Diario del Lunes – 26 de febrero: Reflexiones sobre otra semana de boxeo -En esta sección semanal de Zona de Boxeo le echamos una mirada crítica a las peleas y eventos del pugilismo para crear un análisis final de otra semana de boxeo mundial. Sígannos todos los lunes en #EDLenZDB , @Zonadeboxeo y en todas nuestras plataformas

En esta sección semanal de Zona de Boxeo le echamos una mirada crítica a las peleas y eventos del pugilismo de la semana que termina, y las conjugamos con preguntas y opiniones de lectores (junto a las de selectos invitados) para crear un análisis final de otra semana de boxeo mundial. Sígannos todos los lunes en #EDLenZDB , @Zonadeboxeo y en todas nuestras plataformas

¿Quién le pone el cascabel a … Wisaksil Wangek?
Después de dos victorias ante el nicaragüense Román “Chocolatito” González y la más reciente frente al batallador mexicano Juan Francisco Estrada, ahora la pregunta es ¿quién posee los atributos para detener en las 115 libras al campeón del Consejo Mundial (CMB), el tailandés Wisaksil Wangek? También conocido por el pseudónimo de “Srisaket Sor Rungvisai”, Wangek mereció la victoria ante el “Gallo” Estrada, gracias a la potencia de sus puños, aunque el derrotado – asegura que los jueces le arrebataron el triunfo – evidenció rapidez de piernas, buena técnica y un coraje a toda prueba.

Pero los impactos de Wangek llevaban dinamita y cada uno de ellos estremecía la anatomía del azteca, indiscutiblemente con inferior contundencia en sus puños. También es preciso resaltar que el tailandés lanzó muchos golpes al aire, en ocasiones en forma desorganizada, consecuencia de los desplazamientos y la movilidad de Estrada. Establecido Wangek por derecho propio entre los mejores de la categoría, un duelo frente al japonés Naoya “El Monstruo” Inoue, invicto en 15 pleitos, con 13 triunfos antes del límite y propietario de la faja súpermosca de la Organización Mundial (OMB), sería un plato ampliamente degustable por los amantes del boxeo. No menos exquisito ver a Wangek disputar su corona ante el filipino Jerwin Ancajas (29-1-1, 20 KOs), dueño del cetro de la Federación Internacional (FIB), en un duelo con seguro final antes de los 12 asaltos. Y ni qué decir si el también tagalo Donnie “La Serpiente” Nietes, campeón de peso mosca de la FIB, decide subir de peso y probar suerte en esta división. Wangek ha afirmado que ofrecerá la revancha a Estrada, pero también “Chocolatito” González aguarda por esa nueva oportunidad, pues en definitiva el tailandés le propinó dos reveses que lanzaron en picada, cuando se encontraba imbatido, con el título de las 115 libras y en la cima de los mejores libra por libra del mundo, de acuerdo el criterio de muchas publicaciones especializadas. – J.J. Álvarez

Nietes se afirma como el “otro asiático” a tener en cuenta
Si alguna conclusión arrojó la cartelera del SuperFly2 es que el tailandés Wisaksil Wangek está aquí para quedarse. Tras algo más de un año después de su irrupción en la escena del boxeo mundial con su primer triunfo ante Román González, el boxeador también conocido como Srisaket Sor Rungvisai capturó la atención del pugilismo mundial y se catapultó en los listados libra por libra como uno de los boxeadores más cotizados en todas las divisiones. Pero no hay duda que con su brillante triunfo sobre el argentino Juan Carlos Reveco, el filipino Donnie Nietes fue quien más terreno avanzó hacia un eventual sitial de atención similar al de su ya casi retirado compatriota Manny Pacquiao.

Nietes castiga a Reveco

Nietes (41-1-4, 23 KOs) ha volado por debajo de los radares de la fanaticada menos informada del boxeo durante mucho tiempo gracias a su reticencia a combatir en los Estados Unidos, pero ha tenido una carrera extraordinaria, con su única mancha siendo una derrota como visitante en Indonesia ante el local Angky Angkotta (quien pesó 6 libras por encima del peso reglamentario, para más dato). Luego de una larga racha ganadora tras ese entendible traspié, su demoledor nocaut ante Reveco debería darle el empuje que su carrera necesita para posicionarse, quizás por encima de otros compatriotas emergentes como Génesis Servania y Jerwin Ancajas, entre los favoritos para heredar la corona del boxeador asiático más exitoso de todos los tiempos. Y si esa corona pudiese resolverse en un eventual combate entre Nietes y Wangek/Rungvisai, mejor todavía. – Diego M. Morilla

Gemelo McWilliams Arroyo como Ave Fénix sorprende a propios y extraños
Pocos le otorgaban chances al gemelo puertorriqueño McWilliams Arroyo de imponerse al incansable fajador mexicano Carlos “El Príncipe” Cuadras, ex campeón mundial de las 115 libras y con una extensa trayectoria en pleitos de primer nivel. Pero Arroyo no solo destrozó las evaluaciones de los expertos, que insistían, además, en su alejamiento temporal del cuadrilátero en casi dos años, sino que hizo de tripas, corazón después de aquel revés unánime ante “Chocolatito” González, entonces el rey indiscutible de las 115 libras, el 4 de abril de 2016. Enérgico, con apreciables ribetes técnicos y una buena defensa, Arroyo salió como una tromba ante el aguerrido Cuadras, quien convirtió en una batalla campal El Forum, de Inglewood, pero no pudo sacar la ventaja que le hubiera reportado el título vacante Plata del CMB.

Arroyo castiga a Cuadras

Los asaltos finales fueron decisivos para que dos jueces otorgaran el voto favorable al caribeño: 98-92 y 97-93, en tanto el otro otorgó empate a 95. Ese triunfo ante Cuadras -salió con el brazo en alto ante el monarca Wangek en 2014- devuelve las esperanzas a Arroyo de conquistar una corona universal. Lo más sorprendente es que Cuadras no tuvo un plan táctico efectivo y resulta más notorio porque debutaba con el avezado mexicano Abel Sánchez. Como un mago que extrae de su chistera objetos inesperados, Arroyo expuso habilidades que no había mostrado antes y en momentos que peligraba su futuro. – J.J. Álvarez

Para Brian Viloria se acerca la inexorable hora del retiro
Cuatro años atrás, el estadounidense Brian “El Hawaiano Punch” Viloria (38-6-0, 23 KOs) brillaba en los encordados, pues tenía habilidad, poder en sus puños, un carisma desbordante, junto a los títulos súper mosca de la Organización Mundial (OMB) y el de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB). Pero el mexicano Juan Francisco “El Gallo” Estrada le bajó los humos -también le arrebató las dos coronas – por fallo dividido en abril de 2013. Se repuso temporalmente con cuatro éxitos, pero en octubre de 2015, los puños del nicaragüense Román “Chocolatito” González le asestaron un espantoso nocaut en nueve asaltos, con una caída extra en el tercero. Y ahora un costoso revés unánime frente al desconocido e invicto azerbaiyano Artem Dalakian (16-0-0, 11 KOs) coloca al oriundo de Waiapahu, ya con 37 años, en la encrucijada de analizar si no llegó el momento de colgar los guantes definitivamente.

Viloria tras pelea con Dalakian

Viloria posee facilidad de palabras, tiene sentido innato de la comunicación y en círculos íntimos ha expresado su interés por dedicarse al análisis televisivo de los combates. Después de su pobre demostración ante Dalakian, no hay dudas que es un buen momento para retomar esa vocación. Seguir en el boxeo sería un error. – J.J. Álvarez

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.