Expertos del Diario del Lunes – 19 marzo – Reflexiones sobre otra semana de boxeo -Expertos del Diario del Lunes. En esta sección semanal de Zona de Boxeo le echamos una mirada crítica a las peleas y eventos de la semana que termina y las conjugamos con opiniones de lectores (junto a la de selectos invitados) para crear un análisis final de otra semana de boxeo mundial. Sigannos todos los lunes en #EDLenZDB, @Zonadeboxeo y en todas nuestras plataformas.

Bob Arum derrotó a Don King
Del rostro del abogado Bob Arum brotó una sonrisa burlona, cuando el árbitro neoyorquino Ricky González levantó el brazo del méxico-estadounidense José Ramírez, vencedor unánime del también norteño Amir “El Maestro Joven” Iman, el sábado 17 de marzo, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York. “El Lobo” Arum tuvo una motivación especial para disfrutar del triunfo de Ramírez, uno de los púgiles bajo el establo promocional de Top Rank, la empresa que dirige desde hace varias décadas: haber derrotado al no menos legendario promotor Don King, que representaba a Iman.

El enfrentamiento entre los dos veteranos, ambos ahora con 86 años y enemigos acérrimos, se remonta a 1975, cuando chocaron por tercera ocasión Muhammed Alí y Joe Frazier, en la inolvidable pelea conocida como “Thrilla in Manila”, en el que Alí se impuso por nocaut técnico tras 14 sangrientos asaltos y bajo una temperatura de 40 grados.

Con el transcurrir de los años, Arum y King incrementaron el pulseo por sus carteleras y ya en los últimos tiempos, “El King” casi salió de escena, mientras Arum ha incrementado su poderío y prestigio con púgiles como el filipino Manny “PacMan” Pacquiao, el ucraniano Vasyl “Hi-Tech” Lomachenko y el estadounidense Terence “El Cazador” Crawford, entre otros muchos. Desde hacía siete años Arum y King, dos miembros del Salón de la Fama del Boxeo Internacional, no se exponían directamente. Eso ocurrió en el duelo entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Coto y el nicaragüense Ricardo “El Matador” Mayorga, que ganó el boricua por nocaut técnico en el duodécimo asalto, el 12 marzo de 2011, en Las Vegas, donde el vencedor se alzó con la faja de súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB), en las 154 libras.

Expertos del Diario del Lunes - 19 marzo - Reflexiones sobre otra semana de boxeo

“Estoy muy feliz de trabajar de nuevo con Arum”, dijo King, horas antes del combate entre Ramírez e Iman, un sorprendente pero ligero signo de que ya no se odian tanto como en épocas lejanas. “Estoy listo para derrotar a su boxeador y estoy listo para vencerlo a él también”.

Pero Ramírez, sin ser mejor que Iman en el aspecto técnico, entregó cuerpo y alma para llevarse la victoria, que tenía como incentivo adicional la faja vacante del Consejo Mundial (CMB) en las 140 libras. El propio King lo reconoció al finalizar el pleito: “Ramírez fue implacable y no le dio a Iman la posibilidad de respirar durante los 12 asaltos. Y tampoco Iman lanzó suficientes golpes”. El triunfo para Ramírez, y en consecuencia, también para Arum. JJAlvarez

“El Diamante” Verdejo decepcionó a propios y extraños
Con el fracaso del puertorriqueño Félix Verdejo por nocaut en el décimo asalto ante el mexicano Antonio “Cañitas” Lozada se desvanecen sus sueños personales y los de muchos amantes del boxeo en la Isla del Encanto, optimistas de que “El Diamante” sería el reemplazante lógico de Miguel “Junito” Cotto, futuro integrante del Salón de la Fama del Boxeo Internacional. Gracias a sus cualidades técnicas y poder en los puños, Verdejo despuntó como una figura de proyección mundial. Pero el boxeo es mucho más que talento. Es, entre muchos factores, disciplina, voluntad y consagración absolutas para llegar a la cúspide. Verdejo despuntó con ese halo de los grandes. Asistió a Londres-2012 y tras dos victorias, cayó ante el ucraniano Vasyl Lomachenko, en el tercer pleito de los 60 kilos. Nada desmerecedor, pues el europeo conquistó la medalla de dorada, su segunda consecutiva en lides olímpicas. Y aunque Verdejo es todavía un joven de solo 24 años, algunos acontecimientos en su vida lo han llevado a este doloroso revés. En el pasado reciente, personas allegadas al deporte de los puños en Puerto Rico han señalado falta de entrega y seriedad de Verdejo en el entrenamiento. También se hizo presente el azar, pues sufrió un lamentable accidente de motocicleta en 2016, cuando era el aspirante obligatorio al título de la Organización Mundial (OMB) en la división ligera.

Capturado por Top Rank después del certamen cuatrienal en la capital británica, Verdejo tuvo un buen inicio en los rentados. Ese mismo año de 2012 ganó abrumadoramente en su primera pelea de paga y después logró cinco triunfos consecutivos por la vía del sueño. Su décimosexta victoria tuvo el añadido del título latino de las 135 libras, que ha defendido seis veces y no estuvo en juego ante Lozada Jr. “Después de los Juegos Olímpicos firmamos a Verdejo a Oscar Valdéz y a José Ramírez, tres jóvenes muy prometedores”, dijo Arum tras el fracaso de Verdejo el pasado sábado 17 de marzo en “El Teatro” del Madison Square Garden. “Y estoy muy decepcionado, porque se trata de falta de disciplina, ya que todos en Top Rank consideramos que era el mayor talento entre aquellos tres que incluimos en la empresa. Hasta el propio Lomachenko aseguró que Verdejo aventabaja a los otros dos (Valdéz y Ramírez) en cualidades, pues enfrentó a cada uno de ellos”. Quizás no es demasiado tarde para Verdejo si reconoce los errores y cambia radicalmente su mentalidad, pues el boxeo exige sacrificio permanente para alcanzar la cúspide. JJAlvarez

Carlos Cañizalez ahora en la mira de Ryoichi Taguchi
Sin lanzar campanas al vuelo, pero con enorme convicción, el venezolano Carlos “CCC” Cañizales viajó hasta Kobe, la ciudad más poblada de la prefectura de Hyogo, en el sur de la isla de Honshu, donde intentaría adueñarse de la corona vacante minimosca de la Asociación Mundial (AMB) frente al favorito púgil local Reiya Konishi, debutante en las 108 libras, pero poseedor del cetro de Japón en la categoría de peso Mínimo (Paja). En la llamada “Puerta de los dioses o los espíritus”, Cañizales logró enmudecer en el tercer asalto a los exacerbados fanáticos, cuando descargó una fuerte derecha y Konishi cayó a la lona. Parecía que el desenlace estaba cerca, mientras el árbitro tailandés Pinit Prayadsab hacía la cuenta protectora, en el ring instalado en el hotel Portopia. Pero Konishi se levantó completamente recuperado y la pelea cambió de tono en los siguientes episodios, ora por la ansiedad de Cañizales de acabar la refriega, ora por el desgaste y la pérdida de velocidad. Lo cierto es que el nipón incrementó su ritmo y Cañizales mermó a partir del cuarto asalto, aunque también tuvo momentos de mayor golpeo, que al final los tres jueces premiaron con boletas de 116-111, 115-112 y 114-113, pero que el público reprobó con un largo abucheo.

“Fue un error mío tratar de noquear a Konishi”, afirmó Cañizales. “Perdí la concentración y tuve un desgaste excesivo, aunque creo que gané por amplio margen, pues pude recuperarme y marcar mucho más que él”.

Ahora con el título “regular” de la AMB, Cañizales expresó que “me gusta mucho la ciudad de Kobe y quiero volver a Japón para pelear en la revancha contra Reiya Konishi o ante Ryoichi Taguchi”, el súpercampéon de la misma organización en las 108 libras. Por su parte, Taguchi respondió de inmediato que acepta el reto del sudamericano para definir quién es el mejor de los dos, aunque se encuentra en negociaciones de cara a un combate ante el sudafricano Hekkie “El Verdugo” Budler, previsto a mediados de año. De acuerdo con Taguchi, quien ha defendido en siete ocasiones la faja, espera salir vencedor ante Budler y cruzar guantes con Cañizales en el siguiente compromiso, a finales de 2018. JJAlvarez

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.