¿Pelearán Anthony Joshua y Deontay Wilder este año? -Desbancado el ucraniano Wladimir Klitschko de la cima de la división pesada a inicios del pasado año, su victimario, el inglés Anthony Joshua, aseguró que era el nuevo rey de la categoría, aunque desde el otro lado del Atlántico, el estadounidense Deontay Wilder, también monarca mundial, rechazó las palabras del británico, precisando que ese reconocimiento le pertenecía.
Desde entonces -incluso antes-, “AJ” Joshua (21-0-0, 20 KOs) y “El Bombardero de Bronce” Wilder (40-0-0, 39 KOs) sostienen un pulseo mediático, en el que no faltan los insultos y las descalificaciones, así como el reto recíproco a definir sobre el cuadrilátero quién es el mejor en la división de los mastodontes.

La disputa verbal tomó forma monetaria en días recientes cuando Eddie Hearn, de Matchroom Boxing y representante de Joshua, envió una propuesta de $ 12,5 millones a Wilder para que se enfrente al británico en el Reino Unido, aunque especificando que tenía sólo 48 horas para firmar el contrato, carente de fecha y sede, con la precisión de “toma o déjalo”, de acuerdo con un reconocido periodista de boxeo de Estados Unidos.

De inmediato, Shelley Finkel, co-gerente del gigante boxeador norteño, respondió que “vamos a enviar una contra oferta. Si Joshua quiere el combate, entonces tomaremos el combate, pues Wilder no desea otra pelea que la de Joshua”.

En las últimas horas, se materializó la propuesta del grupo estadounidense, que vio la luz pública con el sugerente título de “una maravillosa movida de relaciones públicas” y precisando la atractiva cifra de $ 50 millones garantizados para Joshua, en un duelo de unificación de los tres títulos del inglés (Organización Mundial, Federación Internacional y Asociación Mundial), junto al del Consejo Mundial, en poder de Wilder.

“Hice una oferta de $ 50 millones que es más del doble de la ofrecida por ellos”, expresó Finkel. “Si él (Joshua) quiere la pelea, ya tiene algo difícil de rechazar. No hay nada más que hablar y firmar el contrato. Estamos listos”.

Al comentar sobre el tema, Hearn señaló que tiene previsto viajar a Nueva York para conocer más detalles con el grupo que representa a Wilder, porque están interesados en los números ofrecidos, pero todavía no tienen el contrato en su poder, por lo que existen muchas interrogantes que deben despejar.

Joshua, de 28 años, ganó el título mundial de la Federación Internacional (FIB), al noquear en el segundo asalto al zurdo estadounidense Charles “El Príncipe” Martin, el 9 de abril de 2016 y un año después añadió los correspondientes a la Asociación Mundial (AMB) y menos reconocido de la Organización Internacional (OIB), también al aplicar el cloroformo en el undécimo episodio al ucraniano Wladimir Klitschko, ante decenas de miles de espectadores en el Wembley Stadium, de Londres.

El pasado 31 de marzo, Joshua se impuso por fallo unánime al local Joseph Parker, en el Principality Stadium, de Cardiff, Gales, donde otra extraordinaria concurrencia vio como el visitante arrebataba a su ídolo la faja de la Organización Mundial (OMB).

Wilder conquistó el cetro del Consejo Mundial (CMB), tras doblegar por unanimidad al haitiano-canadiense Bermane “B-WARE” Stiverne, el 17 de enero de 2015, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas. Y el pasado noviembre, Wilder fue más convincente aún en la revancha, propinando nocaut en el mismo primer asalto al caribeño, quien sufrió tres aparatosas caídas en el asalto de apertura.

Más reciente, “El Bombardero de Bronce” Wilder fulminó en el décimo round al entonces invicto zurdo cubano Luis “King Kong” Ortíz (28-1-0, 24 KOs), en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el nacido en Tuscalosa, Alabama, hizo la séptima defensa de la corona del CMB.

Y al igual que Joshua evidenció frente a Parker, también Wilder mostró grandes lagunas en su desenvolvimiento versus Ortíz, aunque al campeón lo salvó del fracaso una inconcebible apatía del caribeño tras tomar el control del pleito en el sexto episodio, junto a la innegable asimilación y potencia de los puños del norteño.

Ni Joshua ni Wilder son los excepcionales boxeadores que intentan vender sus representantes y seguidores. Pero en el mundo de los pesos completos existen más carencias que talentos. Y ambos marchan sin la sombra del fracaso. De ahí el enorme interés por verlos cruzar guantes en un cuadrilátero, aunque con el riesgo de observar más pantomimas y espectáculo que boxeo.

¿Pelearán Joshua y Wilder este año? Difícil asegurarlo, pero al menos tienen entretenida a la afición con sus mensajes recíprocos y ofertas y contraofertas.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.