“Superman” Stevenson vs “El Destripador” Jack: duelo para elegir -Cuando se enfrentan dos púgiles que han saboreado las mieles de un título mundial como el haitiano-canadiense Adonis Stevenson y el sueco Badou Jack, hay talento de sobra en uno y otro, por lo que aunque poseen características totalmente diferentes, resulta difícil pronosticar un ganador del combate, programado el 19 de mayo, en el Air Canadá Center, de la ciudad de Toronto, capital de la provincia de Ontario.

Dueño de la faja semipesada del Consejo Mundial (CMB), “Superman” Stevenson (29-1-0, 24 KOs) expondrá ante “El Destripador” Jack (22-1-2, 13 KOs) por novena ocasión la corona, que obtuvo con un impresionante nocaut en el asalto de apertura ante el estadounidense Chad “El Malo” Dawson, el 8 de junio de 2013, en el Bell Centre, de Montreal, Canadá, uno de los escenarios que ha sido testigo de muchos de sus más relevantes triunfos.

La racha actual del caribeño se extiende a 16 victorias, 14 antes del límite, tres de ellas en los últimos combates. Su más reciente víctima fue el polaco, asentado en Chicago, Andrzej Fonfara, anestesiado en el segundo episodio, también en el Bell Centre, donde disputaron la revancha del pleito efectuado en mayo de 2014, que igualmente ganó Stevenson, en la misma instalación.

El único fracaso de Stevenson se lo encajó por la vía más dolorosa en el segundo round, de un encuentro pactado a ocho, el estadounidense Darnell Boone, el 16 de abril de 2010, en Salisbury, Maryland.

Pero, tres años después, Stevenson logró el desquite en la revancha, respaldado por ese impresionante poder de su mano izquierda. Boone cayó por la cuenta definitiva casi a punto de expirar el sexto asalto, cuando el árbitro Michael Griffin decretó el fin de las acciones sin hacer conteo, al verlo en deplorables condiciones.

“Badou Jack es un excelente adversario”, afirmó Stevenson en una rueda de prensa en Montreal. “Es un buen campeón que no vino a Canadá a perder. No lo voy a subestimar, porque ha demostrado que es uno de los mejores del mundo, pero yo soy el mejor de la división y lo voy a demostrar el 19 de mayo ante mi público, al que no defraudaré”.

No obstante, sobre el veterano zurdo, de 40 años -cumple 41 en septiembre-, caen críticas, algunas asociadas con su edad o con los 11 meses que no tiene acción frente a algún oponente, y otras relacionadas con los pocos enfrentamientos en los últimos años, seis desde 2013 y un par de ellos a partir de octubre de 2015. Esos aspectos sirven de sostén a los que se consideran que “El Destripador” Jack, seis años más joven, será el hombre que salga con el brazo en alto, a pesar de tener una pegada no tan potente, igualmente respaldado por una estatura superior y mayor rapidez y habilidades.

“He peleado contra cinco campeones del mundo en forma consecutiva”, dijo Jack, quien en su más reciente ascenso al ring noqueó en el quinto al galés Nathan “Clev” Cleverly, el 26 de agosto pasado, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde estuvo en juego el cetro semipesado de la Asociación Mundial (AMB). “He estado en combates más duros, así que creo tengo la ventaja para vencer a Stevenson”. Tras el fracaso, Cleverly anunció que colgaba los guantes definitivamente.

Asentado en la Ciudad del Pecado, Jack suma seis victorias y un empate desde febrero de 2014, cuando el estadounidense Derek “El León Negro” Edwards le aplicó el cloroformo en el mismo primer asalto, en Verona, Nueva York. Coincidentemente, tres años antes Edwards había sido víctima de la fortaleza de los puños de Stevenson, quien lo noqueó en el tercer round, después de derribarlo en par de ocasiones en el segundo.

Sin dudas, Jack debe evitar la demoledora potencia de la mano izquierda de Stevenson, en tanto éste arriesga su futuro frente al alguien que hace la segunda presentación en las 175 libras, pero posee experiencia y ansias de reinar en la categoría.

Para varios expertos, y me incluyo, las posibilidades de triunfo están 50-50. Si Stevenson consigue penetrar en repetidas ocasiones -incluso alguna de contundencia- en la anatomía de Jack, la reyerta podría decidirse antes del límite. Pero si el europeo impone su plan táctico apoyándose en su velocidad, las opciones de ganar estarán de su lado.