Adonis Stevenson: “Soy el rey de la división semipesada” -Su récord y larga permanencia como monarca de las 175, le otorgan un sólido aval, pero cuesta creer al haitiano-canadiense Adonis Stevenson, campeón del Consejo Mundial (CMB), que es la máxima figura de la categoría.

Ciertamente, “Superman” Stevenson (29-1-0, 24 KOs) ostenta la faja desde junio de 2013, cuando anestesió al también zurdo estadounidense Chad “El Malo” Dawson, en el Bell Centre, de Montreal, y a partir de ahí la ha retenido en otras ocho ocasiones, seis de ellas antes del límite de los 12 asaltos.

También es innegable que su poder de fuego en la llamada mano siniestra le ha permitido hilvanar 16 triunfos en línea, 14 por la vía del cloroformo, y tres en los últimos enfrentamientos, el más reciente en el segundo asalto versus el polaco asentado en Chicago Andrrzej Fonfara, en junio de 2017.

Pero, los amantes del boxeo aseguran que “Superman” Stevenson podría ser vulnerable a la “Kriptonita” que emana de los puños del ruso Sergey “El Triturador” Kovalev ( ), el púgil al que debe imponerse antes de considerado la principal figura de la categoría.

A escasas horas de cruzar guantes con el sueco Badou “El Destripador” Jack (22-1-2, 13 KOs), Stevenson, de 40 años), acepta que su adversario lo aventaja en estatura, pero él está preparado para combatir durante 12 asaltos y si el europeo se lanza con un plan táctico agresivo, terminará sobre la lona.

“Badou Jack ha sido doble campeón mundial y no lo subestimo”, dijo Stevenson a Sky Sports. “Pero yo soy el rey de los semicompletos. Cuando él esté sobre el cuadrilátero se dará cuenta de mi poder y si lo conecto una sola vez, ese será el fin de su aspiración de arrebatarme el cinturón. Voy a hacer mi trabajo y demostrar que la gente habla mucha basura”.

El único fracaso de Stevenson se lo encajó por la vía más dolorosa en el segundo round, de un encuentro pactado a ocho, el estadounidense Darnell Boone, el 16 de abril de 2010, en Salisbury, Maryland.

Pero, tres años después, Stevenson logró el desquite en la revancha, respaldado por ese impresionante poder de su mano izquierda. Boone cayó por la cuenta definitiva casi a punto de expirar el sexto asalto, cuando el árbitro Michael Griffin decretó el fin de las acciones sin hacer conteo, al verlo en deplorables condiciones.

“Badou Jack es un excelente adversario”, afirmó Stevenson en una rueda de prensa en Montreal. “Es un buen campeón que no vino a Canadá a perder. Ha demostrado que es uno de los mejores del mundo, pero no defraudaré a mi público”.

No obstante, sobre el veterano zurdo, de 40 años -cumple 41 en septiembre-, caen críticas, algunas asociadas con su edad o con los 11 meses que no tiene acción frente a algún oponente, otras relacionadas con los pocos enfrentamientos en los últimos años, seis desde 2013 y un par de ellos a partir de octubre de 2015. Encima de todos esos aspectos, aparece el pleito sin concretar ante Kovalev, quien sucumbió en par de ocasiones frente al estadounidense ya retirado Andre “El Hijo de Dios” Ward, en 2016 y 2017.

Con el retiro de Ward, el ruso Kovalev (32-2-1, 28 KOs) reconquistó una de las fajas que había perdido ante el norteño, la correspondiente a la Organización Mundial (OMB), que expondrá por segunda ocasión ante el colombiano radicado en Canadá Eleider “La Tormenta” Alvarez, el 4 de agosto, en el Hard Rock Hotel y Casino, de Atlantic City, Nueva Jersey.

Aunque algunas fuentes señalaron en el pasado que Stevenson evitó enfrentarse a Kovalev, el haitiano, que vive desde los cinco años en Canadá, explicó que hace tres años las negocaciones estuvieron muy cerca de llegar a un contrato, pero el ruso al final no aceptó la oferta que le hicieron.

“Ahora estoy centrado y tengo mis ojos en Badou Jack, pero después de esta pelea veremos si es verdad que Kovalev quiere pelear contra mí”, afirmó Stevenson a Sky Sports. “Y si eso sucede, verán como también noqueo a Kovalev, pero él no quiere pelear conmigo, pues cuando le ofrecimos una buena bolsa en 2015, sencillamente desapareció”.

No obstante, “El Destripador” Jack, seis años más joven, asegura que será el hombre que salga con el brazo en alto, a pesar de tener una pegada no tan potente, igualmente respaldado por una estatura superior y mayor rapidez y habilidades.

“He peleado contra cinco campeones del mundo en forma consecutiva”, dijo Jack, quien en su más reciente ascenso al ring noqueó en el quinto al galés Nathan “Clev” Cleverly, el 26 de agosto pasado, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde estuvo en juego el cetro semipesado de la Asociación Mundial (AMB). “He estado en combates más duros, así que creo tengo la ventaja para vencer a Stevenson”. Tras el fracaso, Cleverly anunció que colgaba los guantes definitivamente.

Asentado en la Ciudad del Pecado, Jack suma seis victorias y un empate desde febrero de 2014, cuando el estadounidense Derek “El León Negro” Edwards le aplicó el cloroformo en el mismo primer asalto, en Verona, Nueva York. Coincidentemente, tres años antes Edwards había sido víctima de la fortaleza de los puños de Stevenson, quien lo noqueó en el tercer round, después de derribarlo en par de ocasiones en el segundo.