“Terremoto” Santa Cruz derrota a Abner Mares y quiere a Gary Russell Jr. -Tal como se esperaba, los mexicanos Leo Santa Cruz y Abner Mares convirtieron en un campo de batalla el cuadrilátero del Staples Center, en Los Angeles, California, donde el 9 de junio el público disfrutó a sus anchas del pleito, que al final los jueces otorgaron unánime y con toda justeza al monarca.

Doce asaltos de permanentes intercambios quedaron reflejados en los más de 2 mil golpes lanzados entre ambos. Obviamente no primó la defensa, pero sí las ansias por llevarse la victoria y en consecuencias satisfacer a los más de 12 mil espectadores que asistieron al emotivo duelo. Santa Cruz lanzó sus puños en 1061 ocasiones y llegó a la anatomía de Mares en 357 para un 34 por ciento. En tanto, el retador disparó 931 y llegó a su rival en 208 veces, para un 22 por ciento.

Era una revancha esperada, que en el anterior compromiso también ganó “Terremoto” Santa Cruz (35-1-1, 19 KOs), más cerrada en aquella ocasión en 2015, al recibir dos votaciones favorables, mientras el otro oficial repartió los puntos a partes iguales. En esta segunda refriega, Mares dio todo de sí por llevarse la victoria e indiscutiblemente tuvo buenos momentos a lo largo de los 12 asaltos. Pero Santa Cruz marcó el ritmo de las acciones durante un buen trecho e incluso marcó mayor cantidad de golpes.

Los jueces estadounidenses Zac Young (117-11) y Steve Weisfeld (116-112) otorgaron votaciones más amplia a favor de Santa Cruz, en tanto el filipino radicado en Estados Unidos Rey Danseco estimó mayor nivelación en lo ocurrido sobre el tapiz, al inclinarse por un 115-113, también por el campeón.

En los dos primeros episodios, Mares tuvo mayor protagonismo, aunque Santa Cruz no fue un convidado de piedra, ni mucho menos. Sin embargo, el triunfador comenzó a ser más efectivo y a golpear repetidamente con el gancho de zurda en los asaltos intermedios, lo que obligó al retador a buscar respiro en la larga distancia.

Un cabezazo accidental en el octavo provocó un corte sobre el ojo izquierdo de Santa Cruz, lo que no impidió que el monarca continuara la frecuencia del jab, ni las combinaciones de ambas manos hacia el cuerpo y el rostro de su oponente.

Sintiendo que se encontraba detrás en la anotación de los jueces, Mares fue en busca de definir por la vía del sueño en el asalto de despedida. Lanzó muchos golpes, no obstante, Santa Cruz aceptó el reto e igualmente hubo metralla salidas de sus puños hasta que sonó la campana final. El público con permanentes gritos respaldó la actuación de uno y otro, aunque la mayoría estaba del lado de Santa Cruz. Y al final, la impresión generalizada era que la balanza se inclinaría hacia el monarca.

“Fue un gran combate”, dijo Santa Cruz, tras conocerse la votación. “Abner es un gran boxeador, dejó su corazón sobre el ring y, sin dudas, hubo una guerra como en la vez anterior. Pero yo hice todo lo que debía para ganar la pelea. Me siento muy feliz por esta victoria”.

En octubre pasado, Santa Cruz había anestesiado en el octavo round al estadounidense Chris “El Sicario” Avalos, en el StubHub Center, de Carson, California, donde el árbitro Thomas Taylor detuvo las acciones, después que habían transcurridos 1:34 minutos de esa fracción.

Sobre sus planes futuros, Santa Cruz fue tajante al responder: “Quiero enfrentar a Gary Russell para unificar los títulos de la división. No le temo a nadie. Estoy listo. Hagamoslo”.

El zurdo estadounidense “Mister” Russell Jr. (28-1-0, 17 KOs) es el actual campéon pluma del Consejo Mundial (CMB). En la tercera defensa del cinturón, el 19 de mayo último, se impuso por unanimidad a su coterráneo y también peleador de guardia siniestra Joseph “Jo Jo” Díaz, en Oxon Hill, Maryland.

"Terremoto" Santa Cruz derrota a Abner Mares y quiere a Gary Russell Jr.