!!!Confirmado!!!: Canelo y Golovkin pelearán en septiembre -Tras enorme tensión y cuando ya habían desaparecido todas las esperanzas, se concretó el pacto que pondrá por segunda ocasión sobre el ring al mexicano Saúl “Canelo” Alvarez y el kazajo y campeón mundial mediano Gennadi “Triple G” Golovkin, el 15 de septiembre, en la T-Mobile Arena, la instalación que también los acogió como protagonistas en septiembre del pasado año.

En un principio, Oscar de La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy, señaló que había expirado el plazo contractual que le otorgaron a los representantes de Golovkin, sin que se hubiera llegado a acuerdo alguno, lo que significaba el fin de las negociaciones.

“No hay pelea, no hay pelea”, afirmó De La Hoya a ESPN. Y a continuación precisó que la situación era realmente compleja, porque el único que claramente no deseaba el combate era el propio Golovkin.

Un pequeño resquicio, un granito de optimismo ofreció Tom Loeffler, quien guía la carrera de Golovkin, titular mediano del Consejo Mundial (CMB) y de la Asociación Mundial (AMB) y recién despojado de la corona de la Federación Internacional (FIB). “No sé si tengamos más tiempo, esa es la cuestión. No hubo acuerdo cuando se cumplió el plazo, pero no está muerta (la pelea). Estamos esperando algunas firmas de unas cosas”.

La oferta de los ingresos que recibiría el monarca “GGG” era el principal punto de discrepancia: al principio fue de 60-40, que el grupo europeo tildó de “injusto e inaceptable”, pues consideraban que debía repartirse las ganancias a partes iguales. Después hubo nuevas pujas en el renglón monetario, una de ellas la contraoferta del grupo europeo de 55/45, hasta que Golden Boy Promotions hizo pública su última propuesta: 57,5 por ciento para el azteca y 42,5 para Golovkin.

No se ofrecieron detalles del pacto, ni cuál de los grupos cedió. Lo que realmente causó alegría es que “tenemos un acuerdo y estamos felices de informar que sí tendremos pelea el 15 de septiembre”, escribió De La Hoya en un twitter, dos horas después de expresar la cancelación del combate, que entonces afirmó era definitiva.

Confirmado el duelo, Eric Gómez, presidente de la empresa Golden Boy, no quiso hablar de la distribución de las ganancias, al considerar que lo verdaderamente relevante es que los dos astros cruzarán guantes en el noveno mes del año. Gómez señaló que uno y otro lado había cedido en sus demandas para satisfacción de los fanáticos que quieren ver frente a frente a Canelo y Golovkin en un segundo desafío, toda vez que el primero concluyó sin vencedor ni vencido.

Pero no nos llamemos a engaño. No fue por el simple objetivo de “satisfacer a los fanáticos” que los máximos actores dejaron de tensar la cuerda. Ellos son conscientes de que si el pleito no se efectuaba entre estos colosos, los ingresos caerían en forma abismal para cada lado si confrontaban a otros rivales. Es una verdad irrebatible que Canelo y Golovkin se necesitan financieramente.

En el pleito anterior, que finalizó en empate, el 16 de septiembre, de 2017, el mexicano se embolsó alrededor de $ 25 millones, 20 por bolsa fija y otros $ 5 por televisión y publicidad, mientras Golovkin rondó los $ 15 millones (12 y 3, respectivamente).

Igualmente, el enfrentamiento logró una cifra superior a los $ 27 millones por concepto de taquilla en la T-Mobile Arena, el tercer acumulado más alto de la historia en boletería, detrás de los $ 72 millones del Mayweather-Pacquiao, en 2015 ylos $ 55 millones y fracción del Mayweather-McGregor, en 2017.

Canelo, Golovkin, De La Hoya y Loeffler reflexionaron, tuvieron en cuenta las pérdidas de echar por un barranco el acuerdo y tomaron posiciones más flexibles, cuando las negociaciones estaban en el limbo, plagadas de incertidumbre, con un futuro oscuro.

Y si en la reyerta previa se alcanzaron esos excelentes números económicos, la ausencia de un triunfador en la versión previa, la suspensión de Canelo por seis meses al dar positivo a clembuterol, todo el teje y maneje de estos meses, así como el gigantesco respaldo mediático y en las redes sociales, permiten presagiar ingresos notablemente superiores para todos los protagonistas. Son enormes el interés y las expectativas que respaldan esta confrontación.

Con todos esos ingredientes será, sin dudas, la pelea del año. En lo deportivo, lo mediático … y en las ganancias. El negocio tenía que funcionar. Así de sencillo. Y que no traten de convencer con sentimentalismos. Los fanáticos son el móvil, no el objetivo.

!!!Confirmado!!!: Canelo y Golovkin pelearán en septiembre