Chocorroncito Buitrago entre la espada y la pared ante Tito Acosta -Sin elementos de peso que justifiquen la decisión, un mar de dudas se ciernen sobre la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al otorgarle al nicaragüense Carlos Buitrago la posibilidad de convertirse en retador del puertorriqueño Angel Acosta, monarca universal de las 108 libras, pleito que se disputará el 16 de junio, en el Coliseo José M. Agrelot, de Hato Rey, en la capital de Puerto Rico.

Décimo en el ranking de la categoría minimosca, “Chocorroncito” González (30-3-0, 17 KOs) recibió la ansiada oportunidad de conquistar el cinturón minimosca en poder de “Tito” Acosta (17-1-0, 17 KOs), tras un fracaso por nocaut en el octavo asalto ante el japonés Hiroto Kyoguchi, el 31 de diciembre pasado, en el Ota-City General Stadium, de Tokio, donde el local expuso la faja de peso Mínimo (105 libras, también conocida por Paja).

Si viene de un revés por la vía del sueño en la división anterior – en la que se ha desempeñado durante casi toda su carrera – y además ocupa un lugar bien distante en la clasificación, resulta incomprensible que Buitrago, de 26 años y oriundo de Managua, la capital de Nicaragua, sea designado por la OMB para enfrentar a Acosta, quien hará la primera defensa de la corona. Todo apunta a que se trata de un logro del manejador Ricardo Rizzo, hombre de muchas relaciones e influencia en el deporte de los puños.

Como es lógico, Buitrago tiene el optimismo por las nubes. Y no es para menos. Frente a Acosta tendrá la quinta oportunidad de conquistar una corona del orbe, después de fallar en cuatro ocasiones anteriores. De hecho, el combate le otorga un récord, ya que ningún otro púgil pinolero ha disputado el campeonato mundial en cinco ocasiones sin salir con el brazo en alto. Esa marca la compartía con el ya retirado Julio “Yambito” Gamboa, quien luchó cuatro veces sin éxito por un título máximo.

“La fortaleza se contrarresta con inteligencia”, dijo Buitrago al reflexionar sobre la innegable potencia en los puños de su rival, ya en territorio de la Isla del Encanto. “Estoy muy feliz de venir a Puerto Rico, donde se han dado muchos renombrados campeones mundiales, pero vine aquí a conseguir mi sueño, también por mi familia y mi país. Estoy en las mejores condiciones de mi carrera y lo voy a demostrar el sábado”.

Pero la situación de Buitrago es harto comprometedora para el venidero duelo. Tanto que podría señalarse que se encuentra entre la espada y la pared. Va hacia la cueva del monarca, con todas las ventajas que implica pelear en casa, y ante un oponente que ha demostrado una pegada demoledora en ambos puños, e igualmente posee buen desenvolvimiento técnico.

Nacido en San Juan, la capital boricua, Acosta se adueñó de la faja vacante de las 108 libras, en la reyerta anterior versus el mexicano Juan “Pinky” Alejo, al que aplicó el cloroformo en el décimo episodio, el 2 de diciembre de 2017, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York.

Su único revés, por fallo unánime, se lo propinó el todavía invicto japonés Kosei Tanaka (11-0-0, 7 KOs), el 20 de mayo del pasado año, cuando el asiático exponía la faja mínimosca de la OMB, en la ciudad japonesa de Nagoya. Después de otra defensa exitosa, Tanaka subió a la categoría mosca (112 libras) y dejó vacante el título, que más tarde logró Acosta ante Alejo.

“La última vez que peleó por el campeonato ni se vio, casi lo noquean en el primer asalto”, dijo Rizzo, al referirse al anterior compromiso de Buitrago, en declaraciones a El Nuevo Diario, de Nicaragua. “Kyoguchi lo golpeó demasiado y si ahora lo veo mal, le sugeriré que se retire”.

Rizzo, a quien en varias ocasiones lo han señalado como el mejor concertador del boxeo por diferentes organismos, ha sido el principal responsable de que Buitrago haya peleado en cinco ocasiones por una corona mundial, tres de ellas finalizadas en reveses y la otra en empate ante el zurdo filipino Merlito “El Tigre” Sabillo, en 2013.

“Si Carlos ejecuta sus combinaciones tiene la oportunidad de tumbar al boricua”, añadió Rizzo, otorgándole algunas posibilidades a su representado. “Pero si a él lo golpean fuerte, como en la última pelea, abogaré porque la frenen”.

Medallista dorado en la división de 48 kilos, en los XXI Juegos Centroamericanos y del Caribe, efectuados en la ciudad puertorriqueña de Mayagüez, en 2010, Acosta afirmó que “Buitrago tendrá que seguir soñando con ser campeón mundial, porque no será contra mí. Le reconozco sus méritos, pero este 16 de junio será mío, no suyo. El título se queda en Puerto Rico”.