Errol Spence Jr. fue demasiado para Carlos Ocampo -Era la “Crónica de una Muerte Anunciada”. Y sólo dos minutos y 59 segundos necesitó el zurdo estadounidense Errol Spence Jr. para liquidar el sueño mundialista del mexicano Carlos Ocampo, el 16 de junio, en el Ford Center, de Frisco, Texas.

Ante su público, “La Verdad” Spence (24-0-0, 21 KOs) demostró que su inclusión entre los mejores libra por libra del mundo no es pura casualidad, aunque tampoco “Chema” Ocampo (22-1-0, 13 KOs) era un rival de extrema exigencia, toda vez que no había peleado frente a púgiles de primer nivel y encima de ello hacía su primera incursión en territorio estadounidense.

Una potente izquierda al estómago de Ocampo, de 22 años, puso punto final al pleito. Tras recibir el punzante golpe, el azteca cayó de bruces y así se mantuvo mientras el árbitro Laurence Cole hacía la cuenta protectora, llegaba hasta los 10 segundos y decretaba el fuera de combate, sin que el derribado, con visibles muestras de dolor, pudiera ponerse en pie.

Para Spence, de 27 años, fue la undécima victoria consecutiva por la vía del sueño, la anterior en siete episodios, ante su coterráneo Lamont “Havoc” Peterson, el 20 de enero último, quien besó la lona en el quinto y no salió a combatir en el octavo.

Ahora Spence, quien ante Ocampo (tercero del ranking) hizo la segunda defensa del título welter de la Federación Internacional (FIB) deberá enfrentar en combate obligatorio al cubano Yordenis Ugás (22-3-0, 12 KOs), segundo de la clasificación (el primer puesto está vacante).

Ugás, de 31 años, despejó el camino hacia Spence al noquear en cuatro minutos y 16 segundos al dominicano Jonathan Batista (17-10-0, 10 KOs), derrotado en siete de sus últimos nueve compromisos, seis de ellos también antes del límite.

Al margen del inevitable choque contra Ugás, radicado en Miami, Spence, con un indiscutible virtuosismo en esta disciplina, tiene un engorroso trayecto antes de convertirse en el “mejor welter del mundo”, como él ha repetido en varias ocasiones.

“Creo que soy el número uno en la división welter”, afirmó Spence Jr., previo al duelo contra Ocampo. “Y quiero demostrarlo ante los mejores y sobre todo en una pelea de unificación con Thurman. Pero ahora estoy enfocado en la pelea con Ocampo, que es mi objetivo inmediato. Después que lo derrote, entonces daremos los siguientes pasos en la dirección deseada”.

En ese trayecto repleto de espinas, se inscribe por derecho propio como oponente a vencer, el ahora incorporado a las 147 libras, Terence “El Cazador” Crawford (33-3-0, 24 KOs), recién coronado en la Organización Mundial (OMB), con su inobjetable triunfo por nocaut ante el australiano Jeff “El Avispón” Horn (18-1-1, 12 KOs).

Tambien Spence Jr. tendrá que lidiar con el fantasma que representan otras tres renombradas figuras de la categoría: Keith “One Time” Thurman (28-0-0, 22 KOs), dueño del título de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), y los también estadounidenses Danny “Swift” García (derrotado unánime por Thurman en marzo del pasado año) y Shawn “Showtime” Porter.

Precisamente, García y Porter chocarán el 25 de agosto, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde discutirán la faja vacante del Consejo Mundial (CMB), que le retiraron a Thurman por inactividad, tras arrebatársela a García.

Aunque cualquiera de ellos, Crawford, Thurman, García y Porter, podrían dificultar el añorado objetivo de Spence Jr, éste posee las herramientas para convertirse en la máxima figura de la división welter: velocidad de manos y piernas, excelentes habilidades técnicas y pegada. Junto a ello, golpea con precisión con un constante jab de derecha, que combina con sólidos ganchos de zurda.