“Abuela” Tori Nelson se juega el futuro ante Christina Hammer -A escasos dos meses de cumplir 42 años, el 26 de agosto, y con una vida cargada de sacrificios y limitaciones, la estadounidense Tori Nelson parece abocada a efectuar los últimos compases en la exigente disciplina del boxeo.

Nacida en South Hill, Virginia, Nelson (17-1-3, 2 KOs) tendrá un exigente reto ante la invicta kazaja-alemana Christina Hammer (22-0-0, 10 KOs), monarca de la división mediana del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB), el 22 de junio, en el Masonic Temple, de Detroit, Michigan, donde también chocarán la estadounidense Claressa “T-Rex” Shields (5-0-0, 2 KOs) y la costarricense Hanna “La Amazona” Gabriels (18-1-1, 11 KOs), estas dos en busca de la corona vacante de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional (FIB), igualmente en las 160 libras.

Madre de dos hijos adultos (22 y 19 años), Nelson todavía se ve obligada a combinar las exigencias del gimnasio con un empleo de camarera en un comedor, lo que le permite asumir los gastos, porque son exiguos los ingresos provenientes de sus coronas mundiales.
Debutante en el boxeo a los 29 años, después de practicar varias disciplinas deportivas, Nelson logró el mayor triunfo de su carrera, el 29 de julio de 2011, cuando se impuso por fallo dividido a la estadounidense Lorissa “Lori” Rivas, en el Complejo de Deporte, de Puerto España, Trinidad-Tobago, donde estaba en disputa la faja vacante del Consejo Mundial (CMB), en las 160 libras.

Dos años más tarde sumó el cetro, también vacante, de la Asociación Internacional (AIB), por fallo unánime ante la polaca asentada en Estados Unidos Aleksandra Mgdziak Lópes, el 13 de septiembre de 2013, en el Centro de Eventos Twin River, de Lincoln, en el estado de Rhode Island.

“Nací con dotes innatas para el deporte”, afirmó Nelson después de aquella victoria. “Competí en la escuela en atletismo, baloncesto y sóftbol, y creo que esa preparación en la juventud es la que ha contribuido a mis éxitos en el boxeo”.

El único fracaso de Hunter se propinó Shields, el pasado 12 de enero, cuando intentaba arrebatar a su coterránea las fajas del CMB y de la FIB en la categoría súpermediana (168 libras). En aquella ocasión como ahora en ésta versus Hammer, el fantasma de la edad pesa sobre Hunter, que si es presa de los puños de la kazaja-alemana, quizás tendría que colgar los guantes definitivamente.

“Tori Nelson es una mujer mayor. Me recuerda un poco a mi abuela”, dijo Shields quien era 19 años menor que su rival, horas antes del enfrentamiento en enero. “Le permitiré llegar al séptimo asalto para ser respetuosa”.

A partir de entonces, el mote de “abuela” quedó asociado con Nelson, una veterana que transpira optimismo días antes de cruzar guantes con Hammer, también mucho más joven (27 años), con envidiables cualidades boxísticas y larga data en la cima de las 160 libras.

“La gente continúa preguntándome si me preocupa la diferencia de edad”, expresó “Sho-Nugg” Nelson. “Pero la edad también aporta sabiduría y experiencia. Esos factores ahora son parte de mi trayectoria en este deporte”.

Pero Nelson tendrá que vencer a una rival de mucho talento y que ha defendido con éxito en 11 ocasiones desde 2010, la faja de la Organización Mundial (OMB) y en dos oportunidades la correspondiente al Consejo Mundial (CMB), ambas en la división mediana.

Reconocida por la Federación Mundial (WBF, en inglés) como la Mejor Boxeadora del Año, en 2011 y 2013, galardón concedido igualmente este último año por la Organización Mundial (OMB) , Hammer es la única boxeadora de Europa que ha recibido el Anillo de Diamante de la OMB.

“He entrenado muy fuerte y lo dí todo en el gimnasio”, señaló Hammer, quien ante Nelson hará su primera presentación en Estados Unidos. “Y les garantizo que seré mucho más explosiva e impresionante que lo que fue Shields contra ella (Nelson). Mostraré mi poder y habilidades y el público podrá observar quien es la campeona mediana del mundo. Mi actuación hablará por sí sola”.

En su más reciente ascenso al cuadrilátero, Hammer anestesió en el cuarto asalto a la ghanesa Gifty Amanua Ankrak, el 4 de noviembre pasado, en Munich. Había conquistado en octubre de 2010, el cetro de la OMB ante la ya retirada estadounidense Teresa Perozzi, que tuvo dos pleitos ante Nelson, ambos finalizados en empate.

"Abuela" Tori Nelson se juega el futuro ante Christina Hammer