¿Quién dice la verdad sobre el frustrado Wilder vs Joshua? -Cansada que no ocurra el acuerdo esperado por millones de amantes del boxeo en el mundo, la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), literalmente le colocó una pistola en la sien al inglés Anthony Joshua, monarca pesado de ese organismo, al darle un plazo de 24 horas para que firmara un contrato obligatorio con el ruso Alexander Povetkin, so pena de perder el título si evade el compromiso.

La decisión de la AMB deja en un limbo al ansiado pleito entre “AJ” Joshua (21-0-0, 20 KOs) y el estadounidense Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder (40-0-0, 39 KOs), dueño de la faja del Consejo Mundial (CMB), después de largos meses de negociaciones, que incluyó una interminable guerra de acusaciones, ofensas, propuestas y contrapropuestas de ambos lados, sin que el público conozca en realidad cuál de las partes dice la verdad.

“Parece que el equipo de Wilder no ha devuelto el contrato para la pelea y, por lo tanto, estamos solicitando una fecha para el pleito entre Joshua y Povetkin con efecto inmediato”, dijo la AMB en un comunicado que lleva la rúbrica del presidente Gilberto Mendoza. “La AMB ha permitido más de un mes de extensión a las negociaciones con Povetkin y también conversaciones en curso con Deontay Wilder”.

En principio, la AMB otorgó a los promotores de ambos púgiles un plazo que debía expirar el 5 de mayo. Ante la solicitud de los dos campamentos, el organismo extendió la fecha par de veces, con el propósito que llegaran a un acuerdo. Pero el tiempo ha seguido su inexorable curso sin que aparezca la concreción bipartita.

Bandera blanca, en señal de rendición, mostró el promotor Eddie Hearn, de la compañía Matchroom Boxing, al conocer el últimatum de la AMB, porque, según sus palabras, Joshua desea mantener la corona de ese organismo, junto a las de la Organización Mundial (OMB) -que arrebató en marzo al neozelandés Anthony Parker- y la de la Federación Internacional (FIB), en su poder desde 2016. También en múltiples entrevistas Joshua, de 28 años, ha señalado que su objetivo es tener los cuatro cinturones más prestigiosos (AMB, OMB, CMB y FIB), para convertirse en el primero que los tenga en su poder, desde que lo hizo el estadounidense Lennox Lewis en 2000.

Al comentar sobre la compleja situación, Hearn explicó a Sky Sports, que Deontay Wilder y su equipo estaban dilatando la firma del contrato en forma irresponsable, por lo que la AMB se cansó de esperar, aunque dijo que Joshua está frustrado porque sigue interesado en vencer al norteño y demostrar que es el mejor súper completo del mundo.

“Hace casi nueve días que enviamos el contrato y ni siquiera estábamos esperando un contrato firmado”, afirmó Hearn. “Solo queríamos los comentarios por parte de ellos. No podíamos hacer mucho más de lo que hicimos. Anthony desea la pelea con Wilder porque también siente que es lo que los fanáticos añoran. Pero tenemos que seguir con nuestro negocio. Si Povetkin está listo para firmar, es el siguiente. Igualmente mantendremos las negociaciones con Wilder y firmaremos el contrato en cualquier momento”.

Horas antes del comunicado de la AMB, el promotor Shelly Finkel, manager de Wilder, aseguró que estaban listos para cerrar las negociaciones con Hearn, aunque habían hecho “un par de cambios menores”, que no precisó, y esperaban fueran aceptados por el grupo de Joshua. Aunque no se han revelado cuáles fueron los “cambios menores”, fuentes cercanas a Finkel aseguran que están relacionados con la repartición de las ganancias, que en la propuesta de Hearn beneficia ampliamente a Joshua.

Tras darse a conocer la declaración de la AMB y la tácita aceptación de Hearn de que Joshua enfrentará a Povetkin, el estadounidense Wilder lanzó rayas y centellas en las redes sociales.

“Sabía que olías a cobarde Anthony Joshua, pero nunca pensé que el olor fuera tan fuerte, cobarde”, escribió Wilder en Twitter. “Tuviste al mundo esperando tres meses sólo jugando para este momento. No eres un campeón de verdad. Eres sólo un cobarde de mente débil que está agarrando un pedazo de metal”.

Ahora con siete victorias sucesivas, el ex monarca mundial Povetkin (34-1-0, 24 KOs) se convirtió en retador obligatorio al imponerse unánime al rumano Christian Hammer, el 15 de diciembre pasado, en Ekaterimburgo, Rusia. Tres meses más tarde, el ruso anestesió en la quinta ronda al inglés David Price, en el Principality Stadium, de Gales, donde disputaron los cinturones Intercontinental de la AMB e Internacional de la OMB.

Povetkin obtuvo la corona vacante mundial de la AMB, al doblegar unánime al uzbeko radicado en Alemania Ruslan “El Tyson Blanco” Chagaev, el 27 de agosto de 2011, en Erfurt, Alemania. Pero en la quinta defensa del cetro, Povetkin cayó unánime ante el retirado ucraniano Wladimir Klitschko, el 5 de octubre de 2013, en el estadio Olímpico de Moscú, capital de Rusia.

También en Canal de Boxeo: AMB ordena negociar Joshua-Povetkin