amir khan pikNo hay pelea fácil, pero ésta que se avecina el sábado 10 entre el monarca mundial de los súper ligeros, el británico Amir Khan (28-1,18 nocauts) y el retador estadounidense Lamont Petersen (29-1-1, 15 nocauts), no parece que va a llegar a la medianoche. La presteza, rapidez y mayor pegada del representante del viejo mundo son algunas de las condiciones que hacen vaticinar un KO antes del límite, en combate que se realizará en Washington DC y que será transmitido por HBO.

Los dos boxeadores gustan del intercambio, son de los que van a buscar el “fuego” donde más duelen los golpes, en esa distancia que los puños llegan con fuerza demoledora y el inglés, que ya es bien conocido en tierra americana, gusta aprovechar ese tipo de boxeo para sacar a relucir todo su poderoso arsenal. El va a salir a ganar en los mismos primeros asaltos, tratando de llevar a su rival a las cuerdas para allí liquidar las acciones con combinaciones.

Por esta misma fecha el año pasado, el también medallista de plata olímpico de Atenas 2004, sostuvo la que fue considerada la Mejor Pelea del Año con el argentino Marcos Maidana, a quien le ganó por decisión de los jueces. Ojalá ésta con Lamont “Havoc” Petersen, resulte un peleón como aquel de diciembre en Las Vegas, para beneficio de los fanáticos y el mismo boxeo, pero no creo que se dé tan feliz coincidencia.

Los dos últimos triunfos de Amir Khan fueron sobre el hasta entonces invicto Paul McCloskey, y Zab Judab. Al primero lo derrotó por decisión técnica y al otro lo silenció por fuera de combate en el quinto round, en una pelea que no gustó porque la concluyó con un golpe a los planos bajos que estuvo quizá muy cerca de ser considerado ilegal. No obstante los asaltos previos los ganó categóricamente sin dificultades, y todo apuntaba a que iba a ganar por la vía rápida, como definitivamente fue.

Claro que Lamont Petersen quiere demostrar su elevada capacidad alcanzada en los últimos años, pero con inteligencia, para dar un salto más en su propósito de conquistar las fajas de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en disputa, y de ese modo escalar a lo más alto en busca de una pelea con uno de los más grandes en la división. Ya se sabe que no será fácil la encomienda, sobre todo por la calidad de su rival, quien también viene decidido a demostrar que él es el mejor libra por libra no sólo de Inglaterra, pues ya está pidiendo sostener un combate con Floyd Mayweather.

En su última presentación Lamont Petersen se impuso por nocaut a Víctor Manuel Cayo en el duodécimo episodio, con lo cual conquistó el derecho a discutir la corona de la división en manos del visitante.

De lo que si no puede quedar ninguna duda es de que Amir Khan va a tener casi a todo el público en su contra, porque precisamente en Washington nació y se crió Petersen, quien por cierto fue abandonado siendo un niño junto con su hermano, y después tuvo una vida llena de dificultades al tener que vivir en autos callejeros y hasta robar comida para sobrevivir. Durante ese tiempo, un gimnasio de boxeo les sirvió de refugio y allí comenzó su nueva vida.

Desde el año 2004 se convirtió en profesional, pero antes fue campeón del torneo Guantes de Oro y también monarca nacional amateur, donde demostró el enorme talento que posee para este deporte. Sus primeros 27 combates los ganó de manera impresionante..

La única derrota fue por decisión ante Timothy Bradley y en diciembre del pasado año entabló con el exmonarca mundial welter, Víctor Ortiz en diez episodios. Así que este es el hombre que cruzará guantes con Amir Khan, quien está decidido a seguir demostrando que le sobra talento para enfrentar a los mejores y ganar. Ya veremos si todo acaba temprano, o si definitivamente Petersen se crece y da un peleón de altura.

Comenta sobre este articulo