JuanCarlosBurgos pic22012014 b5972Quizás el título de este trabajo pueda parecer una subestimación al incansable fajador mexicano Juan Carlos Burgos, quien solo tiene un revés en su carrera profesional, ocurrido hace más de tres años frente al zurdo japonés Hozumi Hasegawa en la ciudad nipona de Nagoya.

Pero “Mini” Burgos (30-1-2, 20 KOs) enfrentará al invicto monarca mundial Miguel Ángel “Mikey” García (33-0-0, 28 KOs), un fuerte pegador, que ha anestesiado a 28 de los 33 rivales que lo enfrentaron sobre el cuadrilátero.

Convertido por obra de sus puños en unos de los mejores púgiles del momento, el estadounidense con raíces mexicanas “Mikey” García ha ganado 20 de sus 22 últimos combates antes del límite desde 2008 a la fecha.

Esa sola referencia bastaría para demostrar que Burgos tendrá enfrente a un miura que dificultará su deseo de arrebatarle la faja superpluma de la Organización Mundial (OMB) y más aún de permitirle que permanezca de pie cuando se cumplan los 12 asaltos programados.

“Estoy seguro que le vamos a dar una pelea muy emocionante a los fanáticos”, expresó García ofreciendo el indispensable respeto por su adversario. “Burgos es un buen boxeador y lo demostró ante Rocky Martínez el pasado mes de enero en Nueva York. Creo que se merece otra oportunidad de ganar el título”.

García expondrá por primera vez el cinturón que arrebató por nocaut en el octavo asalto precisamente al puertorriqueño Martínez, el 9 de noviembre pasado, en Corpus Christi, Texas.

Sorprendido por un gancho de zurda del boricua, García cayó sentado sobre la lona en el segundo asalto. El impacto no causó estragos y en lo adelante, el estadounidense-mexicano dominó todos los asaltos.

Después en el sexto episodio García pegó fuertes combinaciones al rostro y el cuerpo del caribeño. Fue el preludio del fin. En el séptimo los tres minutos se convirtieron en un calvario para un Martínez agotado y sin pólvora en sus puños.

Un gancho al hígado de “Mikey” a los 56 segundos del octavo asalto, dobló las rodillas de “Rocky”, quien después de la cuenta protectora permaneció sin levantarse y el árbitro Laurence Cole decretó el nocaut técnico.

Entrenado por su hermano y ex campeón mundial Robert, y por su padre Eduardo, el benjamín de los García le había arrebatado la corona mundial pluma al mexicano Orlando “Siri” Salido, el 19 de enero en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York.

Para Burgos (30-1-2, 20 KOs) será la tercera oportunidad de luchar por una corona del orbe. Cuatro años atrás fracasó por puntos ante el japonés Hozumi Hasagawa, en pleito por el título pluma del Consejo Mundial (CMB), en Japón.

Burgos después subió a las 130 libras y en enero de 2013 en el segundo intento mundialista empató con “Rocky” Martínez en un polémico resultado que dejó la corona en poder del boricua.

“A Juan le robaron el título con el dudoso empate ante Martínez”, dijo Arthur Pellullo, de Banner Promotions. “Sabemos que Mikey es un tremendo boxeador, pero Juan tiene la habilidad y la experiencia para ganar la pelea y convertirse en campeón mundial superpluma”.

Me muestro escéptico a las declaraciones de Pellullo. Desde mi punto de vista, las habilidades de Burgos resultan insuficientes para neutralizar la pegada y el buen boxeo de García, y, además, finalizar de pie al término del pleito. Un triunfo de “Miniburgos” sería un inesperado resultado que está lejos de la lógica por los antecedentes de ambos contendientes.

Por todo ello, me inclino por la victoria de Mikey García frente a Burgos antes del límite.

Comenta sobre este articulo