juanma-lopez

En la vida no se pueden dejar pasar las grandes oportunidades. Porque muchas veces no se repiten. Y es lo que piensan hacer el mexicano Francisco Vargas y el doble ex campeón mundial puertorriqueño Juan Manuel López el sábado 14 de julio en Las Vegas, donde serán parte de la cartelera que encabezan el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el cubano Erislandy “El Sueño Americano” Lara.

Aunque la trayectoria de Vargas y López se ha desenvuelto en forma diferente, los dos poseen idéntico objetivo: ganar en una velada que verán millones de personas en el pago-por-evento para aspirar en breve a la corona mundial en la división superpluma.

Invicto en 20 combates, con 19 victorias, 13 por nocaut, y un empate, “Bandido” Vargas, de 29 años, estima que llegó el momento de conseguir un resultado importante para conseguir un combate mundialista en un plazo breve.

“Sí, huelo el campeonato y sé que si le gano a Juanma López pronto tendré esa oportunidad titular”, dijo Vargas a ESPNDeportes. “Estoy seguro que nos podremos sumar a la lista de ex olímpicos mexicanos que después fueron campeones del mundo”.

Vargas participó en los Juegos Olímpicos de Beijing-2008, pero fue eliminado en la segunda pelea por el rumano Georgian Popescu, quien se impuso por puntos 14-4 en la división ligera (60 kilos).

“Sabemos que Juanma pega fuerte, lo cual no me preocupa, pues me estoy preparando muy fuerte con énfasis en la defensa”, añadió el púgil azteca. “Estamos haciendo un gran trabajo para hacer una buena pelea”.

Vargas ganó cuatro peleas en 2013 y otra por unanimidad a 10 asaltos ante Abner Cotto el pasado 8 de marzo, que le reportó el título Intercontinental de la Organización Mundial (OMB) y el de la Federación de Boxeo de Norteamérica (NABF, siglas en inglés), ambos en las 130 libras.

Ex monarca supergallo y pluma de la OMB, “Juanma” López (34-3-0, 31 KOs) viene de un sólido triunfo por nocaut en el segundo asalto frente al mexicano ex campeón del orbe Daniel Ponce de León, el 15 de marzo, en Bayamón, Puerto Rico.

Fue una importante victoria para López, que además del título vacante Internacional, le proporcionó ubicarse en el cuarto lugar de la clasificación de la OMB entre los superplumas.

“Estoy trabajando fuerte, porque estoy decidido a volver al sitial en donde me encontraba”, afirmó el boricua, de 31 años. “Siempre he dicho que a los 34 quiero estar fuera del boxeo, así que me quedan tres”.

Señaló que durante mucho tiempo “me molestaba correr y lo hacía sin ánimos. Pero ahora es diferente. Tengo gran motivación y trabajo con muchas ganas”.

López, quien fue campeón supergallo y pluma, sufrió dos reveses frente al mexicano Orlando “Siri” Salido cuando estaba en la cima de su carrera y era considerado entre los mejores púgiles libra por libra del mundo.

Después sufrió el tercer revés de su carrera ante Miguel Angel “Mikey” García, también por nocaut en el cuarto asalto, el 15 de junio del pasado año, en Dallas, Texas.

“Tengo algunas metas y estoy haciendo cosas nuevas”, enfatizó López. “Estoy con más ánimo y desde mi última pelea no paré de trabajar. Voy a buscar esa victoria (frente a Vargas) a toda costa”.

López espera aprovechar su mayor experiencia para conquistar la victoria. Pero ante sí tendrá a un Vargas, que sabe la trascendencia del enfrentamiento para recibir la ansiada oportunidad mundialista.

Dos fuertes pegadores, con ambiciones similares. A mi juicio, el puertorriqueño saldrá con el brazo en alto por cualquier vía, aunque no puede descuidarse del poder de los puños del azteca, porque un tropiezo sería el casi inevitable fin de su carrera.

Comenta sobre este articulo