marquez pacquiao 3

Aunque todavía no ha sonado el campanazo inicial, puede afirmarse que desde hace un buen rato comenzó el tercer capítulo de la rivalidad boxística Manny Pacquiao-Juan Manuel Márquez, la gran trilogía del deporte de los puños en la década, y un poquitín más, que ya transcurrió del actual siglo XXI.

   No son comunes las trilogías en un deporte tan severo y complicado como el boxeo. Tienen que conjugarse muchos factores, desde la rivalidad (capaz de generar bolsas significativas) hasta el interés de los aficionados y los medios de difusión, con la TV a la cabeza.

  A pesar de escasear, estas batallas de tres partes tienen memorables antecedentes en el siglo pasado, pero ninguno en la actual centuria comparable al que sostendrán el filipino Pacquiao y el mexicano Márquez el próximo 12 de noviembre, en Las Vegas, Nevada, por el título welter de la Organización Mundial de Boxeo (WBO).

  Con un empate, y una cerrada victoria como antecedentes, Pacquiao (53-3-2, 38 KOs) pondrá a prueba su condición de número uno libra por libra ante Márquez (53-5-1, 39 KO’s), en un confrontación iniciada hace ya un buen rato con un ardiente duelo de palabras, y toda suerte de iniciativas desatadas por una y otra partes en aras de alcanzar ventaja psicológica antes del primer golpe.

  Lo cierto es que el interés está a tope. HBO, cadena de televisión estadounidense, ofrece una Reality Show sobre este tercer combate, en el cual se contraponen ambas figuras del ring, así como sus entrenadores, familiares, admiradores y detractores. Otros medios (The Ring, ESPN, CNN, por citar apenas tres) también resaltan el Pacquiao-Márquez III.

  En el caso específico de HBO, tiene previsto iniciar las transmisiones el viernes 11 de noviembre, a las seis de la tarde (hora del Este de los Estados Unidos), con el claro propósito de exaltar al máximo un pleito en el que, de seguro, ambos pugilistas conseguirán un monto significativo, pero en el cual está en juego sobre todo el orgullo personal.

  La muerte a consecuencia de cáncer de hígado del peso completo Joe Frazer revivió casualmente el misticismo de las trilogías en el boxeo profesional.

  Precisamente Frazier protagonizó una memorable pelea con el legendario Mohammed Alí, iniciada el 8 de marzo de 1971 en el Madison Square Garden, con la que fue considerada la Pelea del Siglo.

  Ese día Frazer tiró a la lona por primera vez al hasta entonces virtualmente intocable Alí, y obtuvo una votación favorable que le permitió retener la faja de los superpesados de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA), el Consejo Mundial de Boxeo (WBC) y The Ring.

  Después Alí se impuso par de veces, en el Garden, el 28 de enero de 1974 (por decisión unánime), y en el Coliseo Araneta, de Manila, Filipinas (por abandono en el decimocuarto asalto de una pelea pactada a 15).

  Otra inolvidable trilogía involucró al estadounidense Ray Sugar Leonard y al panameño Roberto “Mano de Piedra” Durán.

  El mítico Leonard perdió la corona welter del Consejo Mundial (WBC) y The Ring, al caer por decisión el 20 de junio de 1980 en el Estadio Olímpico de Montreal, ciudad canadiense en la cual se había proclamado campeón olímpico ligerowelter en 1976.

  Pero después Leonard fue indetenible en las revanchas del 25 de noviembre de 1980 y el 12 de junio de 1989, en el Superdome de Lousiana, New Orleans, y el Mirage Hotel & Casino de Las Vegas, Nevada, respectivamente.

  A las puertas de la que es la trilogía de la actual centuria, las apuestas y un buen número de expertos colocan como favorito a Pacquiao…

  Son sólo vaticinios. Los golpes dirán la última palabra.

Comenta sobre este articulo