mayweather vs pacquiao11192012Mucho se ha hablado, se habla y se hablará sobre una pelea entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el filipino Manny Pacquiao. Nunca ocurrió, el 2012 dirá adiós sin que se produzca el esperado acontecimiento, y en el 2013… ni hablar: todo parece indicar que tampoco sucederá el duelo que millones de hinchas piden a gritos.

Resulta más que justificado el interés por verlos frente a frente. ¨Money¨ Mayweather y el ¨Pacman¨ de Filipinas son considerados los dos mejores boxeadores profesionales, libra por libra, y también demostraron ser un par de imanes para el dinero.

No por casualidad figuran en la parte alta del Top Ten de los deportistas con más lucrativos ingresos, según la revista Forbes, una suerte de libro sagrado de los millonarios del mundo.

Mayweather (43-0-0, 26 KO´s) es considerado el deportista mejor pagado del globo terráqueo, con ganancias netas que Forbes sitúa en los 213 millones de dólares a lo largo de su carrera profesional, en tanto que Pacquiao (54-4-2, 38 KO´s) acumuló un 50 por ciento menos que el estadounidense.

El invicto Mayweather ostenta el honor de cinco titulos del mundo en otras tantas divisiones de peso, mientras que Pacquiao tiene el mérito de ser el primer pugilista del planeta campeón en ocho categorías, lo que le hizo acreedor del reconocimiento como Boxeador de la Década del 2000 por la Asociación de Escritores de Boxeo de América (BWAA, siglas en inglés).

Como salta a la vista, los ingredientes para una mega-pelea en todos los sentidos (tanto en el orden meramente competitivo como en el financiero) están presentes en este par de pugilistas… pero, y siempre surge un pero, los representantes de ambas partes no se ponen de acuerdo para concertar el enfrentamiento y, tal como se perfilan las circunstancias, tampoco sucederá en el año 2013.

Una clave en toda esta madeja de intrigas y contradicciones que parecen sacadas de un guión de telenovela podemos encontrarla en los grupos promotores de uno y otro boxeadores.

Vivimos tiempos en los cuales las empresas promotoras nunca arriesgan a sus mejores talentos entre sí. Es como si guardaran una carta, que sólo utilizan cuando ya no les interesa ¨quemar¨ a su protegido.

Y eso sucede cuando los pugilistas van en pleno declive, sobre todo por razones de edad. Entonces lo que importa al promotor es sacar el mejor provecho al historial del representado en un duelo que se anuncia como épico, antes de que el árbol caiga definitivamente y se convierta en pura leña seca. Nada más parecido sucede en este caso de Mayweather y Pacquiao.

Mayweather se representa a sí mismo, a través de la promotora Mayweather Promotions, en tanto que Pacquiao forma parte de la nómina de Top Ranks, encabezada por el viejo zorro Bob Arum, devenido un zar de las finanzas en el deporte profesional.

El ¨Money¨, con 35 años a cuesta, todavía tiene otras metas inmediatas que le reportarían significativas bolsas sin arriesgar el todo por el todo ante el filipino, que está a punto de cumplir 34 (en diciembre de 2012) y cuyos representantes observan el panorama con similar perspectiva, antes de incinerar de un golpe todo su carisma entre las 12 cuerdas enfrentando al estadounidense.

Mayweather quiere aceptar el reto del mexicano Saúl ¨El Canelo¨ Álvarez, y todo parece indicar que la pelea se concertaría en el 2013, y otro objetivo del norteamericano parece ser el argentino Sergio ¨Maravilla¨ Martínez. Son dos focos de atención que bastarían para llenar el calendario (y claro está, las arcas personales) de Floyd en el 2013.

Pacquiao termina el 2012 enfrentando por cuarta vez al mexicano Juan Manuel Márquez, y para 2013 tiene una importante cuenta pendiente con el estadounidense Timothy Bradley, quien obtuvo un impopular fallo frente al Pacman en el presente año. También de menciona como posible rival a Brandon Ríos.

Y después, volver a consolidar su prestigio minado por la inmerecida derrota, ganar mucho dinero sin arriesgar demasiado… y ni pensarlo, ¨fajarse¨ de inmediato con Mayweather.

No obstante, en sus reiteradas declaraciones a los medios, tanto Mayweather como Pacquiao se anuncian como ¨campeones no asustados¨ y listos para verse las caras, para dejar satisfecho el clamor de millones de hinchas en todo el mundo.

Es sólo parte del espectáculo. Simples declaraciones. Tal vez, es incluso el sentir de los boxeadores. Pero nunca el interés de sus maquinarias patrocinadoras.

Por todo eso, al menos en 2013, ni soñar con una pelea entre Floyd ¨Money¨ Mayweather Jr. y Manny Pacquiao. Si algún día se concreta esa pelea, será más tarde. Más allá de los 12 meses del decimotercer año de la vigésimo primera centuria del acontecer humano.

Comenta sobre este articulo