Chocolatito GonzalezSiempre creí que Román “Chocolatito” González era el favorito para ganarle al mexicano Juan Francisco “El Gallo” Estrada y por muchas razones una de ellas por el estilo agresivo de Estrada, apropiado para que Román ganara. “Chocolatito” ganó y de manera clara.

Estuvimos de frente a una pelea candidata a mejor del año por varias razones:

Excepto el primer round, en todos los asaltos hubo intercambios de metrallas espectaculares

Se presentaron variantes en las estrategias de ambos peleadores conforme iba transcurriendo la riña

Del sexto asalto en adelante Estrada metió el acelerador y ganó rounds en mi tarjeta en medio de las potentes descargas de González. La segunda mitad de la pelea fue de antología.

Ese octavo round hizo que me levantara de mi silla admirado por la brutal exhibición de golpes tanto de González como de Estrada

¿Por qué ganó González en mi tarjeta?

La mayoría de rounds que ganó “Chocolatito” fueron arrinconando a Estrada contra las Cuerdas, conectando más golpes, disparando con ambas manos y muchas veces, siguiendo a Estrada que se movió bien sobre el cuadrilátero en la mayoría de los asaltos, aún cuando el nicaragüense le había sacado la suficiente sangre de las fosas nasales.

El octavo asalto fue para mi el mejor round de la reyerta, por cierto lo marqué a favor del retador mexicano, quien disparó sin piedad sometió y le conectó los mejores golpes de la pelea a “Chocolatito”.

Vi ganar a Román 115-113, cierto con poco margen, pero es que la segunda mitad de la pelea, “El Gallo” me complicó el trabajo después de marcar varios rounds en su contra, se enderezó y al ganar el octavo round mi tarjeta estaba 78-74. Inolvidable el round 12 mismo que lo anoté a favor del sonorense, mostrando que tenía suficiente oxigeno para luchar.

Estábamos viendo la pelea más difícil de Román, encima de los complicados enfrentamientos ante Katsunari Takayama y Manuel “El Chango” Vargas.

Muy complicado el combate para el nicaragüense porque “El Gallo” tiro golpes en toda la pelea y resistió en aquellos momentos al borde del precipicio.

González llevó contra las cuerdas en más de cinco oportunidades a Estrada, disparó, conectó bien sus combinaciones y sobre todo su mano izquierda, por momentos el azteca se quedaba sin respuesta hasta el punto que podía ser noqueado.

Estrada nunca puso en malas condiciones al pinolero, aún en el octavo round donde el aspirante lo gana de manera clara, Román no dejó de tirar golpes respondiendo a la embestida.

Román había perseguido al “Gallo” y ganó la primera mitad de la pelea, el de Hermosillo mostró una excelente condición física y gran fortaleza bajando hasta las 108 libras. Estrada incluso había peleado en peso Gallo.

Ganó González más claro de lo que canta un “Gallo”, mérito a Estrada, pero una vez más se impuso el mejor peleador de los pesos pequeños, uno de los mejores 25 del mundo.

Comenta sobre este articulo