archisosa piknero152013El 9 de marzo en Guadalajara, Jalisco, promociones Zanfer presentará un combate que tal vez hace tres años habría acaparado los titulares, uno en el que los ex campeones mundiales Edgar “Iron Man” Sosa y Ulises “El Archi” Solís se disputarán la corona plata mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Sosa y Solís siguen siendo competitivos y podrían coronarse campeones mundiales sin generar sorpresas. Pero su nivel más óptimo, ese que los llevó a ser reconocidos como los peleadores más sólidos de las divisiones chicas del boxeo, ese ya no regresará.

A veces así sucede en el boxeo. Peleas que no ocurrieron en su tiempo nos ponen a pensar sobre un resultado diferente… ¿Qué habría pasado de haberse celebrado en el momento indicado?

El 31 de septiembre de 2010 en el Palenque de la Feria de Tepic, Nayarit, el mochitense Jorge “Travieso” Arce noqueó en un round al capitalino Martín “Gallito” Castillo, tras propinarle tremendo gancho al hígado que lo dejó de rodillas en la lona.

Tres años atrás esa pelea habría sido totalmente distinta. Y lo curioso es que en varios momentos de sus carreras sonó mucho y por diferentes circunstancias no se celebró.

Creo que el “Gallito” Castillo aún era campeón mundial súper mosca cuando ya se hablaba de un enfrentamiento contra Arce, uno de pronósticos reservados en el que dos de los pesos chicos más calientes del boxeo colisionarían.

Con el tiempo Jorge Arce sería expuesto por Cristian “El Diamante” Mijares y Martín Castillo cedería su corona en Japón ante Nobuo Nashiro.

En 2007 el CMB llegó a tenerlos como clasificados uno y dos del mundo y ordenó una pelea eliminatoria entre ambos. Pero la necesidad que sentía el “Travieso” de vengar su derrota contra Mijares lo llevaría a esquivar una vez más a Castillo y a eliminarse en polémico combate con el tailandés Devid Lookmahanak.

En 2010 la reyerta finalmente llegó, pero en un momento en el que Arce tenía un último empuje en su carrera, luego de que en 2009 parecía estar prácticamente liquidado y el Castillo estaba cerca del retiro.

Sosa y Solís fueron campeones contemporáneos y reinaron simultáneamente por dos años en la categoría de peso minimosca. Y de la misma forma que el Arce vs. Castillo, cuando ambos se encuentren plantados en el ring, el público será invadido por la nostalgia, pero la realidad es que solo veremos un enfrentamiento entre dos nombres, uno que no se acercará a lo que pudo ser.

Comenta sobre este articulo