dinamitacaneljr pikfevrier242013El boxeo mexicano necesita con urgencia de héroes. Les queda 'Dinamita' (Juan Manuel Márquez), pero se acaba. Y es que los años no perdonan. Ya se extinguió el 'Terrible' (Erik Morales), cuyo apodo ni siquiera intimida. Y de 'Travieso' (Jorge Arce) solo el verbo, porque sobre el ring es dócil e insípido.

Saúl 'Canelo' Álvarez (41-0-1, 30 KOs) y Julio César Chávez Jr. (46-1-1, 32 KOs) parecen ser los jóvenes elegidos para continuar el legado. Pero sus trayectorias no convencen, al menos hasta el momento, y en correspondencia unos creen que son dignos continuadores…en cambio, otros no.

A este reducido grupo se ha incorporado Abner Mares (25-0-1, 13 KOs), nacido en Guadalajara hace 27 años y que ha tenido un crecimiento vertiginoso en el deporte de las 12 cuerdas.

Contrario a sus acompañantes en el Top 3 mexicano, Mares ha forjado una reputación sobre el cuadrilátero, a fuerza de golpes, y no amparado en campañas de marketing, apellidos ilustres o adversarios de dudosa calidad.

Puede decirse que no le han regalado nada. Deslumbró desde su etapa como boxeador amateur. En las filas del deporte aficionado ganó 112 combates y apenas cayó en ocho. Fue campeón mundial cadete (sub 17) y medallista de plata en certamen del orbe junior (2004).

Además obtuvo el título gallo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de El Salvador (2002), superando en la final al boricua Juan Manuel López; concluyó segundo en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo (2003), perdió en la gran final ante el cubano Guillermo Rigondeaux, y participó en los Juegos Olímpicos de Atenas, Grecia (2004).

Debutó como profesional el 6 de enero de 2005 ante el boricua Luis Malave (8-6-1, 6 KOs), a quien venció por la vía del sueño en la segunda ronda. A partir de ahí llegaron 24 victorias más, pasando por encima de buenos peleadores como Yhonny Pérez, Vic Darchiyan, Joseph Agbeko (en dos oportunidades), Eric Morel y Anselmo 'Chemito' Moreno.

Ha sido campeón en las 118 libras (peso gallo) y las 122 (supergallo). Recientemente decidió emigrar a la categoría pluma (126 libras) en busca de combates más atractivos, pues su interés de unificar coronas con el filipino Nonito Donaire (31-1-0, 20 KOs) -monarca de la Organización Mundial de Boxeo- se vio truncado en los despachos.

Aunque se especula que el vencedor del combate entre Nonito Donaire y Guillermo Rigondeaux (11-0-0, 8 KOs), pactado para el 13 de abril, podría contender contra él. Sería una pelea en extremo interesante y que dejaría esclarecido por completo quién es el mejor peleador de las 122 libras.

Más allá de los rumores, Abner ha reconocido que su objetivo inmediato es ser campeón mundial en tres divisiones diferentes y quizás, aunque no lo reconozca públicamente, convertirse en el héroe que tanto necesita la afición azteca. Talento tiene para lograrlo y ya cuenta con el respaldo de promotores y la prensa. La mesa está servida, depende de él.

Comenta sobre este articulo