JulioCesarChavezJr pikmarzo312013Regresa el Junior al cuadrilátero. Y a pocos le importa. Ya ni siquiera los medios de la nación azteca le dan tanto bombo y platillo a las noticias que involucran a Julio César Chávez Jr. (46-1-1, 32 KOs). Tal parece que se cansaron de inflar un 'globo' que siempre, a la corta o a la larga, se desinfla.

Sus continuas indisciplinas y sus sanciones por consumir sustancias prohibidas hacen dudar hasta al más fiel acólito. Quizás esa sea la razón de que su retorno a los ensogados haya pasado sin penas ni glorias, careciendo de la rimbombancia mediática que siempre ha acompañado al 'Hijo de la Leyenda': Julio César Chávez, que no parece tener el talento para heredar el trono de su padre.

El 22 de junio es la fecha señalada en el calendario. Será su vuelta al ring después de cumplida la sanción de 9 meses que le impuso la Comisión Atlética de Nevada por dar positivo a marihuana, tras el combate -15 de septiembre de 2012- que efectuó y perdió ante el argentino Sergio 'Maravilla' Martínez (50-2-2, 28 KOs), quien le arrebató la faja mediana del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

“Ya tengo más de un mes entrenando. Voy a pelear el 22 de junio. Había estado buscando rivales para pelear como Matthew Macklin (29-4-0, 20 KOs) o Brian Vera (23-6-0, 14 KOs). Se descartó a Macklin porque creo que va a pelear con (Gennady) Golovkin”, comentó a ESPN el pugilista de 27 años.

“Parece que Macklin no quería venir a pelear a México. Yo no sé si le dio miedo, pero no quiso pelear conmigo”, disparó Chávez Jr haciéndose pasar por bravucón, papel no le sienta porque los fieles al Arte de Fistiana sabemos que él rehuyó contender ante Maravilla Martínez durante mucho tiempo. Entonces no peleó por ¿intereses de negocio? o ¿por temor a una golpiza? Vaya usted a saber. Pero de que la duda es razonable…¡es razonable!

Este “inconveniente” con Macklin provocó que sus posibles rivales ahora sean el británico Darren Barker (25-1-0, 16 KOs) o el estadounidense Vera. “Yo estoy listo para pelear con cualquiera”, enfatizó. Y añadió “en estos días se confirmará la sede. Es muy posible que sea en el DF, en la Arena México. De no ser ahí sería en Texas. Pero quiero pelear en el DF”.

Sobre la multa de 900 mil dólares por el positivo a marihuana explicó que se está trabajando en eso porque es mucho dinero lo que quieren cobrar. Pero subrayó que él está enfocado en su próxima reaparición y esos asuntos de leyes se los deja a su equipo de abogados.

El sinaloense comentó acerca de la revancha versus Maravilla Martínez, el hombre que le quitó el invicto, que es el pleito que más les conviene a ambos tanto en el aspecto económico, como en el personal. “Es lo que quiere ver el público. Martínez ganó bien, pero la gente cree que si hubiera apretado desde el principio el final hubiera sido diferente”.

Es menester recordar que en el encuentro que efectuaron en septiembre pasado el sudamericano le pegó hasta el cansancio a Chávez Jr, pero éste en el último round pudo conectarle par de derechazos que pusieron al borde del nocaut a su oponente.

“Ese año efectué cuatro peleas y estaba cansado. Creo que de estar al cien por ciento puedo noquear a Martínez antes del noveno round. Si lo presiono desde los primeros asaltos. El nunca me lastimó, se veía que él tenía una mejor condición que yo. Peleé a noquearlo y ese fue mi error”, se justificó.

Y remarcó que “cuando sea estoy listo para pelear con él. Todo dependerá que ganemos los dos. Sobre los exámenes olímpicos yo no tengo ningún problema con eso. Así que ya no hay ningún inconveniente para que se haga la pelea”.

Comenta sobre este articulo