LamontMathysse pikmayo112013Son misteriosos, muy misteriosos, a veces, los hilos que mueven el boxeo profesional.

El estadounidense Lamont Peterson (31-1-1, 16 KO´s), prácticamente recién contratado por Golden Boy Promotions, enfrenta el 18 de mayo de 2013 al argentino Lucas Matthysse (33-2-0, 31 KO´s) en una pelea en ¿141 libras? en la que no hay en juego ningún título mundial, y tampoco una bolsa considerable, a juzgar por los estimados previos.

Entonces… ¿por qué se enfrentan dos de los pugilistas mejor clasificados en las divisiones ligero, ligero-welter y welter del pugilismo de paga? A veces este negocio de las trompadas es como la política. Lo que percibe la mayoría es sólo una máscara que esconde el real objetivo, invisible para todos, excepto para el verdadero interesado.

Sean cuáles sean los propósitos del encontronazo previsto el 18 de mayo de 2013 en el Boardwalk Hall de Atlantic City, New Jersey, lo cierto es que va a resultar un duelo interesante.

En mi opinión, Matthysse se lleva la victoria ante un Peterson que en algún momento resultó muy prometedor, que incluso fue favorecido con una victoria inmerecida sobre el británico Amir Khan, pero que está muy lejos de convencer con un boxeo que se me antoja incapacitado para soportar el ataque pesado al que le va a someter un pegador como el rioplatense.

Lucas Matthysse está a los 30 años en el apogeo de su carrera profesional.

Es el campeón mundial interino ligero-welter reconocido por el Consejo Mundial (CMB), y para un montón de expertos, entre los que me incluyo, el argentino está listo para ostentar una hoja de servicios muchos más rica, pero su nacionalidad (y léase, ni es mexicano, ni es afronorteamericano) resulta una limitante que sus representantes no han podido superar.

Peterson es todo lo contrario. No le niego habilidades. Pero de eso a tener un talento nato, va un mundo. Sólo que Lamont es estadounidense de raíces afro, y a decir verdad, ha recibido más de un empujón en su carrera, y a los 29 años es el campeón del mundo de peso ligero-welter avalado por la Federación Internacional (IBF).

Ha logrado mucho más. Si no fuera así, un hombre de negocios con olfato de lobo para las ganancias como el ex campeón del mundo méxico-estadounidense Oscar de la Hoya jamás lo hubiera firmado para Golden Boy Promotions.

El 10 de diciembre de 2011, Lamont Peterson fue favorecido con un fallo dividido frente al británico Amir Khan, que le deparó su actual corona de la IBF y un transitorio reinado de la Asociación Mundial (AMB).

El duelo, que desató polémica, transcurrió en el Convention Center de Washington, capital estadounidense, justo el lugar de nacimiento y residencia de Peterson.

Tras el veredicto, el árbitro afronorteamericano Joseph Cooper fue a parar al ojo del huracán, por su proceder manifiestamente favorable en favor de su compatriota, en detrimento del representante del Reino Unido, Amir Khan.

Con esos antecedentes, el 18 de mayo de 2013 se enfrentan en Atlantic City el argentino Matthysse y el estadounidense Peterson.

¿Será una pelea por el honor? Eso, para definirla de alguna manera, porque en 141 libras no hay ningün fajín en juego…

Pero si servirá para probar…¿qué? Bueno, eso ya lo sabremos más adelante, si en definitiva se mantiene la iniciativa de librar la pelea en esa frontera de peso, que no es territorio reconocido por nadie, de acuerdo con las regularidades vigentes en el boxeo profesional.

Comenta sobre este articulo