Shimming pikjul27 2 2013Macao.- Quizá es muy prematuro emitir un juicio acerca del tres veces medallista olímpico Zou Shiming, pues solo lleva dos peleas en el terreno profesional. Pero si comparamos lo que ha mostrado en sus dos combates con el desempeño de otros que también fueron exitosos en el boxeo amateur, como Guillermo Rigondeaux y Yuriorkis Gamboa, creo que todos coincidiríamos que el chino es bastante ordinario.

Por más que se le haya invertido en preparación al mexicano Jesús “Jibarito” Ortega y por más esfuerzo que éste haya realizado, no se justifica que Zou Shiming batallara tanto para derrotarle.

Ni siquiera el argumento de que no es lo mismo el boxeo aficionado que el profesional cabe aquí, pues un triple medallista olímpico y tres veces campeón mundial amateur tiene toda una vida calzándose los guantes –tiene 32 años-, mientras que su opositor fue un muchacho de 19 años que apenas construye su reputación en los ensogados.

Se supone que el encargado de llevarle la carrera le consigue rivales con un perfil que se preste para que luzca bien, sin embargo en este combate y en el anterior ha ocurrido todo lo contrario.

Shiming y Ortega se enfrascaron en una guerra como la que suelen protagonizar púgiles novatos que quieren comerse el ring desde el momento en el que escuchan el primer campanazo y que terminan en constantes amarres y tirando sabanazos de forma desorganizada.

Usted puede ir a youtube y analizar minuciosamente los primeros combates de Guillermo Rigondeaux. Si encuentra en su planteamiento de pelea desajustes similares a los de Shiming, puede venir acá y pedir que me retracte de mis afirmaciones.

Pareciera que en su época como aficionado, que fue bastante larga, nada más le enseñaron a marcar golpes a gran velocidad y que Roach solo se enfoca en enseñarle diferentes combinaciones, las cuales lanza de una forma tan mecánica que ni siquiera está pensando en los movimientos del rival.

Le podrán pagar todo el oro del mundo y le podrán poner diez “Jibaritos” Ortega antes de llevarlo al título mundial. Pero cuando lo enfrenten con un campeón de verdad hasta ahí llegó el invicto del chino Zou Shiming.

El boxeo no se merece que pretendan imponer ídolos solo para abrir un mercado con millones de dólares en activos.

En verdad espero que esto no se siga repitiendo con las recientes contrataciones de la empresa Top Rank, ya que están apostando por aspirantes a profesionales que tuvieron una destacada carrera amateur, como Ryota Murata y Vasyl Lomachenko.

Crédito Fotos: Chris Farina, Top Rank

Comenta sobre este articulo